¿Es apropiado tener una relación amorosa con un compañero de trabajo?

Toma en cuenta las consecuencias antes de tomar ese paso e involucrarte con alguien en tu oficina

La primera y más obvia respuesta sería no. Bien dicen que no es ni bueno, ni mucho menos saludable mezclar tu vida personal con la laboral, sin embargo, también dicen por ahí que “nadie manda en el corazón.”

Creo que con esa última frase sí que es realmente difícil competir, pues pareciera que es muy complicado escoger de que persona nos enamoramos o no. Si el amor fuera cosa de lógica, creo que la mayoría de nosotros estaríamos de acuerdo en decir que no sería apropiado enamorarte de un compañero de trabajo o de alguien con quien compartes día a día en tu oficina.

Si el amor fuera de lógica, quizás la mejor opción sería pensarlo como un imposible, admitir que solo podrían ser amigos y darle vuelta para ver la próxima página.

Sin embargo, como no lo es, por lo menos sería útil tomar en cuenta ciertas cosas y saber cuáles podrían ser las consecuencias antes de tomar ese paso e involucrarte en una relación que podría terminar haciéndote daño.

  1. ¿Qué pasa si tienen una discusión?

En todas las relaciones, por más perfectas que sean, siempre habrá mal entendidos e intercambio de ideas que quizás no ambos estén de acuerdo. Si decides tener una relación con alguien que trabaja contigo, deben hablar de esto antes de que escale. Tus compañeros de trabajo, tus supervisores y mucho menos tu desempeño laboral pueden verse afectados pase lo que pase con tu pareja.

  1. ¿Qué pasa si termina la relación?

Aunque en un principio todo parece ser color de rosa, es siempre importante considerar que una relación puede terminar. ¿Estás dispuesta a tenerte que ver cara a cara con esa persona? ¿Estás dispuesta a tal vez tener que verlo, hablarle e interactuar con tu ex pareja, independientemente de lo que haya pasado entre ustedes? Es un riesgo que debes tomar en cuenta.

  1. Tu jefe debe estar al tanto

Por más incómodo que sea esto, y por más que sea tu vida privada, el trabajo es el trabajo y tu supervisor debe estar al tanto de lo que está pasando en su oficina. Si existe algún conflicto de interés, considero que es mejor hablar con tu jefe y ponerlo sobre aviso que tienes una relación adentro de la oficina, así no tomas por sorpresa a nadie.

Como todo en la vida, antes de tomar un paso, debemos sentarnos y evaluar la situación y preguntarte a ti mismo lo siguiente, ¿vale la pena?

¿Y tú? ¿Te has enamorado de algún compañero (a) de trabajo?

Espero tus comentarios,

Carolina Sarassa

@CarolinaSarassa