Agente de la Policía de Whittier muere abatido a tiros; otro está herido

Supuesto pandillero que andaba en carro robado abre fuego contra los agentes
Agente de la Policía de Whittier muere abatido a tiros; otro está herido
Imagen muestra el auto robado en el que estaba el supuesto atacante.
Foto: KTLA

Keith Boyer, con 25 años trabajando para la Policía de Whittier, murió a tiros y otro agente más resultó herido en un ataque perpetrado por un supuesto pandillero que había estado manejando un carro robado, informaron las autoridades.

El sospechoso, un latino de 26 años, había chocado con unos conductores antes del tiroteo, provocando que se descompusiera su auto. Luego le pidió a las personas que iban a bordo del vehículo que impactó que le ayudaran a mover su auto.

 

Keith Boyer. /Suministrada
Keith Boyer. /Suministrada

La Policía fue llamada al lugar del choque, cerca de las Calles Colima y Mar Vista alrededor de las 8:04 a.m. de este lunes.

Testigos informaron a los policías que arribaron al lugar de que el sospechoso estaba al voltear la esquina junto al auto descompuesto. Cuando los agentes se acercaron, el hombre estaba sentado en el vehículo.

Cuando le pidieron que saliera del carro y empezaron a registrarlo en busca de armas, el sospechoso sacó una pistola semiautomática y empezó a dispararles, informaron las autoridades.

Un auto de la Policia de Whittier muestra sus vidrios rotos. /KTLA
Un auto de la Policía de Whittier muestra sus vidrios rotos (Foto: KTLA)

Al menos uno de los policías respondió al fuego e impactó al atacante. Según el Deparatmento del Sheriff, que está ayudando en la investigación del hecho, el sospechoso acababa de salir de prisión hace dos semanas y estaba en libertad condicional.

La Policía recobró en el lugar el arma usada en el ataque.

Los paramédicos se presentaron al lugar cerca de las 8:17 a.m. y transportaron a los dos policías al Centro Médico UCI.

Uno de los agentes falleció en el hospital. Se trata de Keith Boyer, con 25 años trabajando para la Policía de Whittier. El otro, identificado como Patrick Hazel, estaba en condición estable.

El sospechoso estaba en condición estable en un hospital, aunque en la unidad de cuidados intensivos.

El supuesto atacante también es sospechoso en otro asesinato en el Este de Los Ángeles, según el Sheriff.