“No es mi presidente” corean cientos de personas en el centro de Los Ángeles

Varias ciudades a través de la nación, incluyendo Los Ángeles, Chicago y Nueva York, se manifestaron el mismo día para demostrar la inconformidad contra el presidente Trump
“No es mi presidente” corean cientos de personas en el centro de Los Ángeles
Cientos de personas toman las escalinatas de City Hall para demostrar su inconformidad por el presidente.
Foto: Jacqueline García / La Opinión

En una fecha histórica donde se honra el Día del Presidente, cientos de personas llenaron las escalinatas del Ayuntamiento de Los Ángeles el lunes por la mañana para revelarse en contra del actual mandatario, Donald J. Trump, y decirle que “no es mi presidente”.

Ni la lluvia que parecía llegar en cualquier momento detuvo al grupo de aproximadamente 500 personas de todas las edades a participar en su protesta de repudio en contra del republicano.

Vengo en representación de mis padres que son indocumentados y tienen miedo a venir por temor a que se los lleven”, dijo Brian Rodríguez, de 17 años, quien ondeaba una bandera de México entre la multitud. “Esta bandera es en representación de todos los mexicanos que trabajan aquí”, explicó.

Rodríguez dijo que su molestia con Trump es porque él esta amenazando a jóvenes como él a perder a sus padres indocumentados.

Yo [ahora] tuviera que estar preocupándome por la universidad y no por saber si mis padres van a estar cuando llegue a casa”, aseveró, explicando que salió de su casa a las 5:00 de la mañana para poder llegar con un grupo de compañeros desde Inglewood al centro de Los Ángeles en autobús.

Brian Rodríguez ondea su bandera de México en honor a los mexicanos que aportan al país. (Jacqueline García)
Brian Rodríguez ondea su bandera de México en honor a los mexicanos que aportan al país (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Le pedimos a Trump que tenga un corazón porque nosotros los mexicanos no somos como él nos quiere hacer ver. Los inmigrantes venimos a trabajar y los estudiantes como yo queremos hacer este país mejor”, dijo Rodríguez, quien es ciudadano estadounidense.

Su compañero, Jason Aldana, dijo que estaba participando en la protesta porque Trump no esta actuando correctamente y en honor a sus padres él quiso levantar su voz.

Yo siento que es mi responsabilidad decirles a mis padres, quienes [son] inmigrantes, que aquí estoy”, expresó, añadiendo que sus padres huyeron de la guerra de El Salvador para obtener una vida mejor.

Cientos de personas protestaron contra el presidente Trump. (Jacqueline García)
Cientos de personas protestaron contra el presidente Trump (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Como latino gay, Aldana dijo que para él también es importante representar a la comunidad LGBT sin ser criticado. “Hay el estereotipo que el hombre latino solo debe ser macho, pero yo soy un hombre luchando por una causa”, explicó.

Toda la nación unida contra Trump

Varias ciudades a través de la nación, incluyendo Los Ángeles, Chicago y Nueva York, se manifestaron el mismo día para demostrar la inconformidad contra el presidente Trump.

Los protestantes cantaban “¡La gente unida, jamás será vencida!” con docenas de pancartas en manos que demostraban el disgusto con el mandatario.

La famosa frase de “No es mi presidente, no es mi presidente” se escuchó una y otra vez.

Muchas personas llevaron pancartas que decían "No es mi presidente". (Jacqueline García)
Muchas personas llevaron pancartas que decían “No es mi presidente” (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Con su pancarta en mano Federico Rodríguez, de 16 años y estudiante en Inglewood, dijo que protestaba en nombre de sus padres indocumentados. “Tengo miedo de las redadas que dicen que están ocurriendo”, dijo el joven. “Me molesta que el presidente no quiere a las minorías”.

Esta protesta pretende ser una continuidad de una serie de protestas de resistencia en contra de la administración Trump desde que el magnate asumió la presidencia.

Hace unas semanas se llevó a cabo la marcha masiva “Women’s March (protesta de mujeres) que inundó el centro de Los Ángeles y se espera que la próxima sea el 5 de marzo en el ayuntamiento de Los Ángeles.