Inicia juicio federal por muerte de latino a manos del LAPD

La familia de Omar Abrego demandó por muerte sin justificación y exceso de fuerza
Inicia juicio federal por muerte de latino a manos del LAPD
10/05/16/ LOS ANGELES/Lilia Abrego Figueroa, mother of deceased Omar Abrego, speaks to La Opinion from her South Los Angeles home. Omar Abrego, a 37-year-old father of three, was driving home on Aug. 2 when he was pulled over by officers and died after a violent altercation with LAPD officers. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Casi tres años después de que Omar Abrego muriera durante una confrontación con dos agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), este martes comenzó su juicio federal en Los Ángeles. Su familia espera que se le haga justicia a este hispano, padre de tres hijos menores.

“Estoy bien nerviosa, no me van a regresar a mi hijo pero tengo fe en la justicia de los hombres y en la de Dios”, dijo Lilia Abrego Figueroa, su madre.

El 2 de agosto de 2014, Abrego, de 37 años, manejaba una camioneta van color blanca cuando fue detenido por dos policías, justo frente a su casa por la cuadra 6900 al sur de la Calle Main en el sur de la ciudad.

10/05/16/ LOS ANGELES/Lilia Abrego Figueroa, mother of deceased Omar Abrego, speaks to La Opinion from her South Los Angeles home. Omar Abrego, a 37-year-old father of three, was driving home on Aug. 2 when he was pulled over by officers and died after a violent altercation with LAPD officers. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)
Lilia Abrego Figueroa asegura que su hijo Omar Abrego no era pandillero sino un padre de familia que trabajaba como repartidor de paquetería. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Según la versión de los agentes, ellos estaban estacionados sobre la Calle Broadway pero recibieron una alerta de que un individuo conducía de manera errática y casi golpeaba a un peatón. Cuando le ordenaron a Abrego detener la marcha, éste se siguió de largo.

Una vez que detuvo su vehículo en las Calles 69 y Main, le pidieron que se tirara al piso, pero Abrego corrió. Cuando los policías lo pescaron, comenzaron los puñetazos. Abrego al parecer se resistió, golpeó en el pecho a un policía, y uno de los agentes respondió con más golpes hasta que lo sometieron y esposaron. Debido a que Abrego salió herido, los agentes llamaron una ambulancia.

10/05/16/ LOS ANGELES/Family photographs of Omar Abrego with his children. Omar Abrego, a 37-year-old father of three, was driving home on Aug. 2 when he was pulled over by officers and died after a violent altercation with LAPD officers. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)
Omar Abrego con dos de sus hijos. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

¿Se les pasó la mano?

De acuerdo a testigos, los policías se excedieron golpeando brutalmente a Abrego hasta con un bastón. El latino murió 12 horas después del incidente en un hospital de Inglewood.

La confrontación se dio una semana después de que Ezell Ford, un afroamericano que sufría una enfermedad mental fue muerto en un tiroteo en el sur de Los Ángeles a manos de agentes del LAPD. El altercado entre Abrego y la policía ocurrió a cuatro cuadras de donde Ford recibió los disparos que le causaron la muerte.

Los dos sargentos Jeff Mares y Robert Calderon involucrados en el fallecimiento de Abrego pertenecen a la unidad contra pandillas de la División Newton y tienen más de 20 años de experiencia.

10/05/16/ LOS ANGELES/Lilia Abrego Figueroa, mother of deceased Omar Abrego, speaks to her attorney Shanta Driver (R) at her South Los Angeles home. Omar Abrego, a 37-year-old father of three, was driving home on Aug. 2 when he was pulled over by officers and died after a violent altercation with LAPD officers. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)
Lilia Abrego habla con su abogada Shanta Driver sen su casa en el sur de Los Ángeles. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Actuaron dentro de las normas

En julio de 2015, la Comisión de Policía de Los Ángeles concluyó que los dos sargentos actuaron dentro de las normas del LAPD durante el violento arresto de Abrego. Recomendaron que los agentes fueran librados de toda responsabilidad.

La autopsia determinó que Abrego murió a causa de que estaba muy intoxicado con cocaína, pero citó también como factores que contribuyeron a su deceso, la tensión física y emocional que le provocaron los golpes y el jaloneo con la policía.

Abregó dejó  huérfanos a tres menores de 16, 14 y 12 años. Era originario de Guerrero, México y había sido traído por sus padres a los 15 años de edad al área de Los Ángeles.

10/05/16/ LOS ANGELES/Lilia Abrego Figueroa, mother of deceased Omar Abrego, speaks to La Opinion from her South Los Angeles home. Omar Abrego, a 37-year-old father of three, was driving home on Aug. 2 when he was pulled over by officers and died after a violent altercation with LAPD officers. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)
Lilia Abrego tiene cifradas sus esperanzas en que un jurado determine que los dos policías que le causaron la muerte a su hijo Omar Abrego sean hallados culpables. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

El dolor de una madre

“Es como si me hubieran quitado un pedazo de mi corazón. Omar era un hijo muy cariñoso, muy amistoso. Yo trabajo como costurera y cuando llegaba cansada, me daba masajes en la espalda. No pasaba un día que no viniera a verme”, dijo a La Opinión, Lilia Abrego Figueroa acerca de Omar Abrego, el mayor de sus hijos.

La Policía está para cuidarnos, no para matarnos. A diario matan a latinos y afroamericanos. ¿Para qué llamarlos entonces cuando tenemos una emergencia?”, clamó. “Mi hijo no tenía nexos con las pandillas, trabajaba repartiendo paquetes”.

Esta madre confesó que nada le gustaría más que los policías que le causaron la muerte a su hijo fueran encerrados de por vida en prisión. “El hecho de que la Comisión de Policía y la Fiscalía los haya exonerado de toda responsabilidad es cómo darles un premio. Da mucho coraje. Piensan que la placa es una licencia para matar”, expresó la progenitora.

10/05/16/ LOS ANGELES/Lilia Abrego Figueroa, mother of deceased Omar Abrego, speaks to La Opinion from her South Los Angeles home. Omar Abrego, a 37-year-old father of three, was driving home on Aug. 2 when he was pulled over by officers and died after a violent altercation with LAPD officers. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)
Lilia Abrego Figueroa dice que la muerte de su hijo Omar Abrego es como si le hubieran llevado un pedazo de su corazón. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Aún esperan justicia

La demanda es por 25 millones de dólares. Además del LAPD es contra los dos agentes involucrados en el caso, el alcalde Eric Garcetti y el jefe de la Policia, Charlie Beck.

Según la abogada Shanta Driver, quien también es la directora nacional de la Coalición por la Defensa de la Acción Afirmativa, la Equidad y los Derechos de los Inmigrantes (BAMN), durante el juicio federal van a exponer las mentiras del LAPD sobre la muerte de Abrego y saldrá la verdad

“Quedará muy claro que cada parte de la historia del LAPD sobre lo que ocurrió ese día, está lleno de mentiras de principio a fin”, dijo.

Agregó que espera que durante el proceso se revele la brutalidad desmesurada y la indiferencia policial por la vida de Abrego. “Le quedará claro al público que estos dos agentes tienen que ser encarcelados por sus crímenes”, señaló.

10/05/16/ LOS ANGELES/Family photographs of Omar Abrego with his children. Omar Abrego, a 37-year-old father of three, was driving home on Aug. 2 when he was pulled over by officers and died after a violent altercation with LAPD officers. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)
Fotografías familiares muestran a Omar Abrego como un padre amoroso de sus tres hijos. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

De acuerdo a la abogada, los sargentos Calderón y Mares recibieron promociones en el LAPD meses después de la muerte de Abrego.

En febrero del año pasado, la fiscalía del condado de Los Ángeles anunció que no formularía cargos contra los policías involucrados, ya que usaron solo la fuerza necesaria. Fue entonces cuando la familia decidió entablar una demanda civil federal contra el LAPD.

La decisión sobre si los sargentos Mares y Calderón son culpables, está en manos de un jurado.