Este hombre murió y revivió 27 veces luego de jugar 6 partidos de fútbol

Un día como cualquier otro terminó en una odisea para sobrevivir a 27 infartos
Este hombre murió y revivió 27 veces luego de jugar 6 partidos de fútbol

Sabía que estaba forzando mucho su cuerpo al jugar seis partidos seguidos de fútbol, pero a fin de cuentas se trataba sólo de partidos de 10 minutos de la versión menos exigente del deporte rey, el fútbol caminando.

Lo que nunca pensó es que ese repentino dolor que sintió en el pecho iba a desencadenar una serie de infartos que lo mantuvieron durante varias horas entre la vida y la muerte.

Eso fue lo que le ocurrió a Ray Woodhall, el hombre que asegura que murió y revivió 27 veces en un hospital en el centro de Inglaterra.

Woodhall fue internado de emergencia el pasado 17 de diciembre luego de sentir continuas molestias en su pecho tras la jornada deportiva. Al principio pensó que se trataba de un problema de deshidratación, pero los paramédicos le confirmaron que había sufrido un ataque al corazón mientras estaba siendo trasladado al hospital.

Ray Woodhall y el cuerpo médico que le salvo la vida
Ray Woodhall (en el centro en la fila de delante) regresó al hospital para agradecer al equipo médico que le salvó la vida.

El veterano jugador de 54 años contó que una vez en el centro médico fue intervenido quirúrgicamente para colocarle dos estents alrededor de las nueve de la noche. Pero cuando todo estaba aparentemente controlado, y su familia se había regresado a la casa, comenzó una odisea de supervivencia que se extendió por unas seis horas.

Según contó a la BBC, Woodhall sufrió tantos paros cardiacos, 27 en total, que una de las enfermeras se disculpo de haberle tenido bombear el pecho en tantas ocasiones , mientras que otra le dijo que el mayor número de infartos que había visto en un paciente había sido siete.

“El último fue el que más miedo dio”, reconoció Woodhall, describiendo como su esposa, que había regresado al hospital, le estaba tomando la mano cuando “la alarma comenzó a sonar” y vio el equipo médico entrar apurado al cuarto.

Me vio morir delante de ella“, explicó. Personal del hospital Worcestershire Royal, confirmó que tuvo que activar un equipo médico de seis especialistas para tratar un paciente con “múltiples paros cardiacos”.

“Morir fue como quedarse dormido”, comentó tras explicar que se había decidido a contar su experiencia para elogiar y agradecer a las enfermeras que lo atendieron y darle el reconocimiento al hospital que le salvó la vida.

Se estima que tendrán que pasar por lo menos seis meses antes que Woodhall consiga recuperarse completamente.