Presionan contra el engaño de ICE al hacerse pasar por policías locales

La práctica de identificarse como "policía" para que un inmigrantes abra la puerta no es necesariamente ilegal, pero según activistas, amenaza la seguridad pública al crear desconfianza entre la policía y la comunidad.
Presionan contra el engaño de ICE al hacerse pasar por policías locales
En estas fotos distribuidas oficialmente por el Departamento de Seguridad Nacional de las redadas de principios de febrero, puede verse que los agentes llevan una chaqueta que dice, únicamente "policía" y no "ICE" (Proporcionadas por ICE)

Cuando las autoridades de inmigración hicieron operativos en diversas ciudades del país hace dos semanas, varios agentes llegaron a la puerta de “Marta”, una residente de Los Angeles y se anunciaron como “policía”, diciendo que estaban investigando a su ex marido con quien no vive desde hace más de 20 años.

Ella abrió la puerta, y los agentes de ICE dieron su verdadera identidad, arrestando y llevándose al compañero de la mujer, a quien ahora están deportando.

Los Angeles no es el único sitio donde ha sucedido. ¿Es esto legal?

Al parecer sí lo es: la policía misma ha usado históricamente trampas y ardides para lograr su cometido y aplicar la ley. No es algo nuevo que los agentes de la “migra” se hagan pasar por policías, especialmente en las ciudades como Los Angeles donde desde hace más de 40 años las reglas internas dictan que el Departamento de Policía de Los Angeles (LAPD) no actúa como agente migratorio.

Pero una coalición de líderes de derechos civiles, pro inmigrantes y policiales pidió este jueves al gobierno de Los Angeles, una de las ciudades con más población inmigrante y donde ICE realizó más arrestos este mes, que intervengan y pidan al gobierno federal el cese de este tipo de ardides contra los inmigrantes.

“Debido a estas prácticas, los residentes de Los Angeles no pueden discernir si un oficial que dice “policía” es LAPD o ICE”, reza una carta dirigida al alcalde Eric Garcetti, al concejo de la ciudad y al jefe de policía Charlie Beck.  “Como resultado, los miembros de la comunidad pueden ser más reticentes a reportar crímenes y cooperar con los oficiales de LAPD“.
Las organizaciones de derechos civiles, encabezadas por la ACLU, indicaron haber recogido numerosos testimonios de esta práctica.

En fotografías y videos oficiales enviados a los medios por el propio Departamento de Seguridad Nacional, puede observarse que varios agentes llevan chaquetas genéricas que dicen “POLICE” y otros dicen “ICE Police”.  A veces también usan vehículos sin marca y no camionetas marcadas con el sello oficial de la agencia.

La táctica tampoco es nueva y se ha usado históricamente bajo diversos gobiernos. En el caso de ICE, el uso de engaños y ardides es común, porque los agentes rara vez tienen una orden judicial para allanar una vivienda y arrestar a algún inmigrante que estén buscando. ICE no es una agencia que aplica las leyes penales, sino civiles.

Efecto es dañino a la seguridad pública

Mientras más intensos son los operativos migratorios, mayor será el efecto de estas cuestionables estrategias sobre el trabajo de los departamentos de policía, dijo Ali Noorani, director ejecutivo del National Immigration Forum.

“Estamos oyendo que se aconseja a la gente no abrir la puerta si la policía toca”, dijo Noorani. “Lo que va a pasar aquí es que si un policía va a una vivienda buscando información sobre un delito, o para interrogar a una víctima, un inmigrante no va a abrir la puerta. El trabajo de la policía se hace cada vez más dificil en este contexto“.

Agrega Noorani que en estas circunstancias, la comunidad “asume” que la policía y la “migra” son lo mismo, aunque definitivamente no aplican las mismas leyes ni actúan de la misma manera, especialmente en jurisdicciones como Los Angeles, San Francisco y Nueva York.

Los activistas están poniendo presión sobre los líderes locales para que pidan a ICE que deje de “suplantar la identidad de policías” ya que, dicen, contribuye a reducir la confianza que a muchos departamentos de policía “les ha costado años construir”.

“Estamos viendo a un gobierno que pretende  intensificar operativos de deportación de manera amplia y esta práctica puede ser explotada al máximo”, dijo Michael Kaufman, de la ACLU.

Entretanto, he aquí un video que se realizó hace más de un año, cuando ICE inició redadas contra algunos centroamericanos bajo el gobierno de Obama, en el que el actor Demián Bichir explica cómo proceder cuando un agente de ICE llega a su puerta (o un policía, de igual manera).

Los consejos que el video presenta son igual de relevantes, o más, en el actual contexto del país.