California pide información al Gobierno federal sobre las redadas de ICE

Los legisladores quieren saber más sobre las prioridades de implementación de las órdenes ejecutivas de Trump y los memorandos presentados por John Kelly

Las órdenes ejecutivas del presidente Trump tienen como objetivo a prácticamente cada persona indocumentada en California, reclama Kevin De León.
Las órdenes ejecutivas del presidente Trump tienen como objetivo a prácticamente cada persona indocumentada en California, reclama Kevin De León.
Foto: Cortesía de ICE

Los líderes legislativos de California pidieron este lunes al Gobierno federal información sobre las redadas que el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) llevó a cabo a inicios de mes en el estado y que se saldaron con el arresto de más de 160 personas en el área metropolitana de Los Ángeles.

El presidente pro tempore del Senado, Kevin De León, y el de la Asamblea, Anthony Rendón, solicitaron datos de las políticas migratorias de las autoridades federales que puedan afectar a los ciudadanos de California.

En concreto, pidieron información sobre las prioridades de cumplimiento e implementación de las órdenes ejecutivas en materia migratoria firmadas por el presidente, Donald Trump, el pasado 25 de enero y de los memorandos que desarrollaban estas medidas y que presentó el pasado día 20 el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly.

“A pesar de que se ha dicho que el objetivo serán solamente delincuentes peligrosos, las órdenes ejecutivas del presidente Trump tienen como objetivo a prácticamente cada persona indocumentada en California”, reclamó De León.

El líder del Senado agregó que, “para empeorar las cosas, ICE está violando claramente su política pública de no buscar inmigrantes en iglesias, cortes o escuelas”.

“Mi obligación es proteger a todos los californianos, de los cuales cerca de 10 millones son inmigrantes”, dijo hoy Rendón al explicar la solicitud amparada por la Ley de Libertad de Información (FOIA).

“Necesitamos tener esta información. Ellos, los inmigrantes, y nosotros, la Legislatura, necesitamos conocer a qué nos enfrentamos, de manera que podamos lidiar con ello apropiadamente”, agregó el presidente de la Cámara.

El 94% de los 161 arrestados tenía antecedentes criminales, mientras que a nivel nacional en torno al 75% de los aproximadamente 680 detenidos tenía historial delictivo.
Los legisladores denuncian que ICE ha proporcionado muy poca información sobre su reciente actividad (Foto: Cortesía de ICE)

La solicitud argumenta que en las recientes semanas hubo “un aparente incremento en la actividad de aplicación de ICE en California” y que “a pesar de intentos de obtener información relacionada con las personas impactadas por estas actividades hemos recibido muy poca información del ICE”.

La solicitud incluye información acerca de las políticas operativas de ICE relacionadas con “iglesias, escuelas, hospitales, clínicas, centros comunitarios, cortes y oficinas del gobierno”, donde tradicionalmente no eran detenidos indocumentados para su deportación.

Igualmente solicita las políticas relacionadas con el acceso de los detenidos a “abogados, organizaciones comunitarias, oficiales elegidos y miembros del público”.

También pide información sobre el tratamiento de las personas registradas bajo la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) “si están presentes durante una operación de ICE” dirigida a inmigrantes que no tienen ese beneficio.

Además solicita los registros de todas las acciones de las autoridades de ICE en California entre el 1 y el 20 de febrero, al igual que la implementación de políticas incluyendo las “ciudades santuario”.

“Necesitamos urgentemente esta información para informar a nuestros colegas en la legislatura de California y al público en general”, reclamó la comunicación.

ICE detuvo a 680 personas a lo largo del país en un operativo en el que, según el Gobierno, se centraron en individuos que supusieran “amenazas a la seguridad pública”, aunque activistas denuncian que se detuvo además a inmigrantes sin antecedentes penales.

Se trató de la primera tanda de redadas de la presidencia de Trump, que prometió durante la campaña con realizar deportaciones masivas y levantar un muro en la frontera con México para evitar la inmigración indocumentada.