Confesiones de las estrellas en la sala de prensa de los Oscar

Los galardonados en la ceremonia número 89 de la Academia compartieron de cerca sus impresiones y sentimientos

(Izda. a dcha.) Mahershala Ali, Casey Affleck, Emma Stone y Viola Davis, ganadores de las categorías de actuación.
(Izda. a dcha.) Mahershala Ali, Casey Affleck, Emma Stone y Viola Davis, ganadores de las categorías de actuación.
Foto: Cortesía de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas

La Ceremonia de los Oscar es retransmitida en directo y vista por millones de personas por todo el mundo, que pueden seguir al minuto los anuncios de ganadores, las bromas de los presentadores, los números musicales e incluso, en el caso de esta edición número 89, la que será una de las anécdotas más recordadas de la historia de los Premios de la Academia.

Pero es detrás de las cámaras, en la llamada Interview Room o sala de la prensa en el adyacente Loews Hotel, que los galardonados comparten sus impresiones con los medios. Los periodistas siguen la gala a través de una pantalla de la misma manera que cualquier otro espectador, mientras esperan ansiosos a que las mejores estrellas del año de Hollywood lleguen a responder sus preguntas.

Sin embargo, no todos los premiados se dirigen de manera inmediata hacia esta sala – los triunfadores de las principales categorías, tales como Actor o Actriz (tanto secundarios como principales) regresan a sus sitios tras recibir su premio, y no se presenciarán ante la prensa hasta el final de la ceremonia.

Así, el primer premiado de la noche, Mahershala Ali que se llevó la estatuilla a Mejor Actor Secundario por su papel de Juan en Moonlight, sería de hecho el último en colocarse frente al micrófono en la sala de la prensa. Casi una hora después del comienzo de la ceremonia, los triunfantes ganadores de las primeras categorías comenzaron a dejarse caer todavía en un claro estado de estupor por el Loews Hotel.

Los primeros fueron los ganadores de la categoría de Mejor Maquillaje y Peluquería. Por la primera, Alessandro Bertolazzi, Giorgio Gregorini y Christopher Nelson, autores de la caracterización de Suicide Squad, quisieron resaltar la aportación de los inmigrantes a la industria. Bertolazzi, de origen italiano, aprovechó para expresarse en su idioma materno y proclamar un “viva l’Italia!”.

Alessandro Bertolazzi, Giorgio Gregorini y Christopher Nelson (Foto: Cortesía de la Academia de Cine)
(Izda. a dcha.) Giorgio Gregorini, Alessandro Bertolazzi y Christopher Nelson (Foto: Cortesía de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas)

La ganadora por el Mejor Diseño de Vestuario, Colleen Atwood, recogió la que ya es la cuarta estatuilla de su carrera por su trabajo en Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos, que es el primer filme de la franquicia basada en el universo de Harry Potter que recibe un Oscar. La propia Atwood desconocía ese dato y se quedó sorprendida cuando un periodista se lo hizo saber, expresando: “No me había dado cuenta, es chocante. Hay tanto increíble talento artístico en las películas de Harry Potter”.

Colleen Atwood (Foto: Cortesía de la Academia de Cine)
Colleen Atwood (Foto: Cortesía de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas)

Los ganadores a Mejor Documental, Ezra Edelman y Caroline Waterlow por OJ: Made In America, compartieron su impresión sobre por qué la historia del juicio contra el atleta caído en desgracia continúa capturando la atención del público décadas después. “Siempre va a haber una sensación de intriga en torno a la historia”, dijo Edelman. “Tiene raza, fama, clase, género. Es deporte, sexo, asesinato. Creo que por eso es algo que siempre nos va a fascinar”.

(Foto: Cortesía de la Academia de Cine)
Ezra Edelman y Caroline Waterlow (Foto: Cortesía de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas)

El premio en la categoría de Mejor Mezcla de Sonido se lo llevó Kevin O’Connell por su trabajo en Hacksaw Ridge. O’Connell, que había estado nominado ni más ni menos que 20 veces sin lograr hasta ahora llevarse la estatuilla, irradiaba felicidad. “Tengo que deciros que es la mejor experiencia de toda mi vida. No esperaba que ocurriera pero siento que estoy eternamente agradecido porque pasara, especialmente por el proyecto que es”, afirmó. También resaltó la contribución de los compañeros que compartieron el honor con él, Robert Mackenzie, Andy Wright y Peter Grace.

06_sound_mixing_0310_v1_mt
(Izda. a dcha.) Kevin O’Connell, Andy Wright, Robert Mackenzie y Peter Grace (Foto: Cortesía de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas)

Asghar Farhadi hizo historia siendo el primer director iraní en ganar dos premios Oscar, después de hacerse con su segunda estatuilla en la categoría de Mejor Película Extranjera por The Salesman. Farhadi, sin embargo, no acudió a recoger el premio como protesta hacia el veto migratorio que el presidente Trump intentó imponer hace apenas semanas y en solidaridad a quienes se vieron afectados.

En su lugar mandó a dos reconocidos científicos iranís, la astronauta Anousheh Ansari y el exdirector de exploración solar de la NASA Firouz Naderi. Sobre por qué les escogió, Naderi dijo que “ella es una astronauta, yo trabajo para la NASA. Creo que el motivo es que si te alejas de la Tierra y la miras, no ves ningún frontera“.

En la categoría de Mejor Película de Animación se erigió como ganadora Zootopia, de Disney. Byron Howard, Rich Moore y Clark Spencer decidieron contar una historia sobre prejuicios y discriminación a través de animales antropomórficos. “Muchas de las lecciones que he aprendido en la vida provienen de historias, y se siente bien como un adulto ser capaz de aportar eso de vuelta”, compartió Moore.

(Izda. a dcha.) Rich Moore, Byron Howard y Clark Spencer (Foto: Cortesía de la Academia)
(Izda. a dcha.) Rich Moore, Byron Howard y Clark Spencer (Foto: Cortesía de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas)

El Oscar a los Mejores Efectos Especiales fue para el equipo de El Libro de la Selva, Robert Legato, Adam Valdez, Andrew R. Jones y Dan Lemmon, responsables de crear por ordenador casi el 100% de la película.

(Izda. a dcha.) Robert Legato, Adam Valdez, Andrew R. Jones and Dan (Foto: Cortesía de la Academia de Cine)
(Izda. a dcha.) Robert Legato, Adam Valdez, Andrew R. Jones y Dan Lemmon (Foto: Cortesía de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas)

El primer Oscar de los seis que se llevaría La La Land, nominada en 14 categorías, fue para David Wasco y Sandy Reynolds-Wasco por el Mejor Diseño de Producción. El matrimonio explicó cómo su trabajo había ayudado a crear la imagen idealizada y nostálgica de Los Ángeles que aparece en la película. “Hay tal magia en Los Ángeles, tal magia cuando la gente joven llega aquí por primera vez”, expresó Reynolds-Wasco.

Sandy Reynolds-Wasco y David Wasco (Foto: Cortesía de la Academia de Cine)
Sandy Reynolds-Wasco y David Wasco (Foto: Cortesía de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas)

En la categoría de Mejor Banda Sonora Original el premiado fue Justin Hurwitz por La La Land, que después además compartiría un segundo Oscar con los letristas Benj Pasek y Justin Paul por la Mejor Canción Original, City of Stars.

(Izda. a dcha.) Justin Paul, Justin Hurwitz y Benj Pasek (Foto: Cortesía de la Academia de Cine)
(Izda. a dcha.) Justin Paul, Justin Hurwitz y Benj Pasek (Foto: Cortesía de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas)

La Mejor Cinematografía también fue para la ciudad de las estrellas, con un emocionado Linus Sandgren expresándose así: “Me siento extremadamente honrado, es sencillamente increíble y un alivio”.

Linus Sandgren (Foto:
Linus Sandgren (Foto: Cortesía de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas)

Hacksaw Ridge también se llevó el premio a la Mejor Edición, que recogió John Gilbert. La categoría de Mejor Edición de Sonido sería conquistada por el francés Sylvain Bellemare gracias a su trabajo en Arrival.

Otros ganadores de la noche fueron Orlando von Einsiedel y Joanna Natasegara en la  categoría de Mejor Corto Documental por White HelmetsKristóf Deák y Anna Udvardy por Mejor Cortometraje gracias a Sing, y  Alan Barillaro y Marc Sondheimer se llevaron el Oscar al Mejor Corto de Animación por Piper.

Una vez terminó la ceremonia, los ganadores de las principales categorías que habían regresado a sus asientos tras recibir sus premios empezaron finalmente a desfilar por la sala de la prena. La primera fue la flamante Viola Davis, que había logrado emocionar a todo el mundo con su discurso de aceptación y lo volvió a conseguir frente a los periodistas.

Expresiva y honesta, Davis tuvo que contener las lágrimas cuando compartió lo que sentía tras llevarse el premio a Mejor Actriz Secundaria por su papel de Rose en Fences. “No puedo creer mi vida. Yo crecí en la pobreza… Crecí en apartamentos declarados inhabitables e infestados de ratas y siempre quise ser alguien. Solo quería ser buena en algo. Así que esto es como un milagro de, Dios, de soñar en grande y tener la esperanza de que resulte y así lo ha hecho“.

Los ganadores del Oscar a Mejor Actor, Casey Affleck, y a Mejor Guion Original, Kenneth Lonergan por la cinta Manchester by the Sea se subieron juntos al escenario para recibir las preguntas de los medios.

Affleck comentó riendo que con la impresión de resultar ganador se le había olvidado por completo mencionar a sus hijos durante su discurso de aceptación, y dijo también que resultó conmovedor recibir el galardón frente a su hermano, Ben Affleck, que estaba visiblemente emocionado.

Después llegó una de las grandes ganadoras de la noche, Emma Stone. Pese a sostener en la mano su Oscar a Mejor Actriz por el personaje de Mia en La La Land, Stone tuvo que enfrentar más preguntas sobre el fiasco en la categoría de Mejor Película que sobre el que es el momento álgido en la carrera de cualquier intérprete, pero supo responderlas con el candor que la caracteriza.

Claro que fue genial escuchar ‘La La Land’. Creo que a todos nos hubiera gustado ganar Mejor Película, pero estamos muy emocionados por Moonlight“, dijo Stone, que recalcó “Dios, me encanta Moonlight“, y dio la enhorabuena al equipo.

Barry Jenkins, que se llevó el Oscar a Mejor Guion Adaptado por Moonlight y finalmente también se hizo con el de Mejor Película, fue igualmente considerado hacia La La Land. “Quiero que escribáis esto, la gente de La La Land fue increíblemente cortés. No puedo imaginarme estar en su lugar y tener que hacer eso“, quiso resaltar ante los periodistas.

Jenkins también describió trabajar en el filme y con el equipo de Moonlight como algo increíble. “Y nunca esperé que tanta gente viera la película, pero yendo incluso un paso más allá, que tanta gente se viera a sí misma en la película“, añadió.

Espero que los narradores aquí reunidos y su orgulloso viaje puedan inspirar a alguien ahí fuera que los esté viendo, [que sepan] que ellos también pueden llegar a estar aquí, y contar sus historias de una manera tan arriesgada, tan íntima como sea posible“, expresó Tarell Alvin McCraney, que comparte con Jenkins el Oscar a Mejor Guion Adaptado y es el autor de la obra de teatro en la que se inspira Moonlight, In Moonlight Black Boys Look Blue.

Como ya habíamos adelantando, el primer premiado fue el último en visitar la sala de la prensa y con él se cerraron las entrevistas, dada la inusual ausencia de otro de los grandes ganadores de la noche, Damien Chazelle, el realizador más joven de la historia en hacerse con el Oscar a Mejor Director por La La Land.

Damien Chazelle (Foto: Cortesía de la Academia de Cine)
Damien Chazelle (Foto: Cortesía de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas)

Mahershala Ali, que fue premiado con el Oscar a Mejor Actor Secundario, también tuvo que responder a preguntas sobre el fallido anuncio de la categoría de Mejor Película. “Cuando Jordan Horowitz [el productor de La La Land] dijo ‘Moonlight, habéis ganado’, me dejó más que un poco descolocado, porque no quería subir allí y quitarle nada a nadie”, dijo gentilmente Ali.

El que es el primer actor musulmán en ganar un Oscar y que también se había convertido en padre hacía apenas unos días describió el oscarizado guion de Moonlight como el mejor que había leído en su carrera.

Respecto a lo que pensaba que le aguardaba el futuro, Ali respondió que “quiero mejorar y trabajar en algo que me haga sentir incómodo, que me asuste porque cada vez que te adentras en lo desconocido, entras en ese espacio de miedo, es cuando te encuentras en un nuevo territorio y tienes la mejor oportunidad de crecer y mejorar como actor, artista, y ser humano“.

Tras sacar unos minutos de su tiempo para responder a la prensa y compartir con el resto del mundo sus sentimientos durante el que fue sin duda uno de los mejores momentos de sus vidas, los galardonados en la edición número 89 de los Premios de la Academia de Cine abandonaron el Loews Hotel para, probablemente, ir a celebrar por todo lo alto sus merecidas victorias.