Es necesario reelegir a Mónica García a la Junta Educativa de LAUSD

Es necesario reelegir a Mónica García a la Junta Educativa de LAUSD
La presidenta de la junta escolar del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), Mónica García.
Foto: Archivo

Las elecciones que se celebrarán el martes, 7 de marzo de 2017, son críticas para los votantes que tienen un gran interés en el rendimiento académico de estudiantes latinos y otros estudiantes de color matriculados en el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD). Por demasiado tiempo, las escuelas que se encuentran en comunidades en las que viven minorías de bajos ingresos no han preparado adecuadamente a todos sus estudiantes para que tengan un futuro prometedor. Millares de jóvenes no han podido realizar su pleno potencial por la desigualdad de oportunidades. El resultado ha sido un índice de graduación e ingreso a la universidad entre jóvenes de color tan bajo que acaba siendo alarmante.

Mónica García ha formado parte de la Junta Escolar desde 2006 y ha defendido el concepto de que las escuelas deben ser centros de oportunidad y no de fracaso. Ella se ha unido a las reivindicaciones de la comunidad por la justicia educativa y a favor de expectativas más rigurosas para todos los estudiantes, especialmente niños y jóvenes que asisten a las escuelas en zonas con mayores necesidades.

Su compromiso con la equidad y acceso es incuestionable. Debido a su liderazgo, latinos y otros estudiantes de color han tenido avances académicos importantes en todo el distrito. La zona del Este de Los Ángeles se ha beneficiado enormemente de sus esfuerzos. En 2005, el índice total de graduación en las escuelas secundarias del Este era de aproximadamente 44%. En 2016, alcanzó un histórico 80%. Este cambio se debe en gran parte a que la Sra. García ha insistido implacablemente en que el distrito tenga mayores esperanzas para todos los estudiantes, sin importar el código postal en el viven. Ella ha demostrado ser una fuerte promotora del acceso a la universidad, asegurando el exitoso cumplimiento del programa  A-G for All. Los estudiantes deben aprobar los cursos pre universitarios de A a G con una calificación de “C” o mayor para tener derecho de asistir a la Universidad Estatal de California. En LAUSD, los estudiantes deben también cumplir los requisitos para graduarse de la secundaria. La Sra. García ha defendido esta norma contra aquellas fuerzas que no están dispuestas a invertir en el futuro de nuestros niños. Bajo su dirección, se han creado oportunidades para muchos más estudiantes de comunidades de bajos ingresos que las que existían antes.

Durante décadas, las comunidades de color han exigido más y mejor acceso a una educación de calidad que prepara a los estudiantes para la universidad y más allá. En la Sra. García encontraron una aliada y defensora. Ella ha estado en la vanguardia de cada lucha para el avance de la justicia educativa.

Entre otros logros importantes, ella defendió en 2013 a los estudiantes más necesitados del distrito con la adopción de la Carta de Derechos del Ambiente Escolar, que elimina los castigos de carácter punitivocon los que históricamente se discrimina a los estudiantes de color. En 2014, junto con la Alianza por la Equidad, logró la adopción de la resolución llamada La Equidad es la Justicia, asignando fondos mediante la Fórmula de Financiamiento con Control Local (LCFF) a las escuelas más necesitadas; también en 2014 logró la adopción de la resolución de ¡Centros de Bienestar Ahora! con la que se asignaron $50 millones para la construcción de nuevos centros de salud en las escuelas con mayor necesidad; en 2015, haciendo alianza con la coalición CLASS (Comunidades para el Éxito de Estudiantes de Los Ángeles), logró la resolución Equidad en A a G, dedicando fondos a intervenciones académicas específicas con el fin de que los graduados estuvieran listos para la universidad. Poco después de las elecciones de noviembre de 2016, la Sra. García respondió a las manifestaciones estudiantiles, promoviendo una resolución declarando que LAUSD es una zona de seguridad para inmigrantes indocumentados.

Todos estos logros han beneficiado enormemente a los estudiantes latinos que son la mayoría en el Distrito 2 de la Junta Escolar, el cual debe reelegir a la Sra. García. Necesitamos que la Sra. García siga hablando por nosotros y nuestros niños en la Junta Escolar, especialmente en estos tiempos difíciles. Hay mucho más que se tiene que hacer para asegurar que todos los niños estén preparados para tener éxito en la escuela y en la vida. Mónica García ha demostrado que va a oponer resistencia y luchar por la justicia en la educación y más allá.