Una casa religiosa en L.A. se torna santuario para inmigrantes

Esta residencia pretendía hospedar a personas con problemas de adicción; hoy ha encontrado nuevo propósito
Una casa religiosa en L.A. se torna santuario para inmigrantes
La vivienda puede llegar a al menos tres familias. / fotos: Aurelia Ventura
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Hace seis meses una iglesia cristiana al sureste de Los Ángeles realizó la compra de una casa con la idea de realizar obras comunitarias, como hospedar a personas que quisieran alejarse de las drogas y el alcohol.

Sin embargo, tiempo después los pastores de la iglesia se dieron cuenta que la casa tenía un propósito diferente: ser el refugio de familias indocumentadas que pudieran ser perseguidas por agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).

“Esta vivienda al convertirse en propiedad de la iglesia, es respetada por inmigración”, dijo Melvin Valiente, pastor de la iglesia angelina. “ICE respeta los lugares religiosos”, aseveró.

Aunque los agentes federales tienen derecho a entrar a iglesias y sinagogas para llevar a cabo operaciones y hacer cumplir la ley; en 2011, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) instituyó una política que limita el acceso de ICE.

La política ordenó que dicha entidad no pueda entrar a “lugares sensibles” como escuelas y templos religiosos.

Evitar la separación de familias

La casa que ya está en la etapa final de remodelación cuenta con tres recámaras, una oficina y un amplio patio para refugiar a cerca de tres familias mientras éstas encuentran una salida a su problema migratorio.

02/27/17/LOS ANGELES/Church administrator of the First Baptist Church shows a sanctuary home set by the church to host immigrant families in danger of being deported. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
La vivienda en el sureste de Los Ángeles está al final de la etapa de remodelación. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

“Les queremos dar una solución a corto plazo para ofrecerles recursos y si tienen que salir del país para que lo hagan con dignidad”, explicó Ada Valiente, esposa de Melvin y pastora de la iglesia.

“Estamos dando prioridad a familias [con niños] para evitar su separación y si tenemos espacio podemos albergar a personas solas”, añadió.

La creación de esta casa es parte de una red de ayuda llamada Rapid Response Team (Grupo de Respuesta Rápida) para ayudar a inmigrantes en momentos críticos.

Este sistema fue creado por organizaciones, templos religiosos e individuos de la comunidad para tenderle una mano a quienes tienen problemas para permanecer en EEUU debido a su estatus migratorio.

Mientras están hospedados en estos hogares, las familias pueden realizar un plan financiero y en caso de una deportación inminente se les ayuda a llegar con sus familiares en sus países de origen.
También se planificaría una estrategia para el futuro de los menores de edad.

Los pastores Ada y Melvin Valiente predican el evangelio ayudando a la comunidad inmigrante. (Jacqueline García)
Los pastores Ada y Melvin Valiente predican el evangelio ayudando a la comunidad inmigrante. (Foto: Suministrada

Los pastores dijeron que ya han identificado a algunas personas que no tienen récord criminal y su problema es el temor que sus permisos no sean renovados o aquellos que tienen una orden de deportación de hace tiempo atrás.

Represalias legales

Los pastores de origen centroamericano y con más de 30 años en el ministerio dijeron que no temen a represalias por parte de la comunidad o de su iglesia.

El pastor Melvin Valiente dijo que cuando preguntaron a su congregación, de alrededor de 300 miembros, el nuevo propósito de la casa, este fue bien recibido. “Todos aplaudieron y les dio gusto”, aseveró.

“Ellos saben que la iglesia esta a favor del inmigrante. Dentro de la iglesia no hay ninguna persona en contra de lo que estamos haciendo porque esto es para la comunidad”.

En el estado de California se estima que hay alrededor de 130 hogares santuario, dijo el pastor Melvin. “[Esta] casa va a tener un letrero que la identifique como parte de la iglesia”, dijo el pastor.

02/27/17/LOS ANGELES/Church administrator of the First Baptist Church shows a sanctuary home set by the church to host immigrant families in danger of being deported. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
Esta vivienda de Maywood se considera una casa santuario. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

“La acción de identificar a hogares como propiedad de los templos religiosos podría cambiar el rumbo de las ordenes de cateo”, dijo la abogada de inmigración Alma Rosa Nieto.

“Las casas [regulares] sí pueden ser revisadas. Pero en este caso como son parte de la iglesia, este hogar sería una extensión”, dijo la abogada. “Las iglesias tienen lugares fuera de las iglesias para realizar retiros o algún otro evento”.

Nieto dijo que en caso que ICE quisiera realizar una revisión dentro de estos hogares de manera forzada esto podría llevar a una demanda, la cual eventualmente puede ayudar a cambiar las leyes.

Por su parte, los pastores dijeron que ellos como líderes religiosos y miembros de la comunidad están cambiando la estrategia para ayudar a los inmigrantes necesitados.

Ellos dijeron que conocen de primera mano la dificultad del inmigrante. “En algún momento todos estuvimos en una situación similar”, dijo la pastora Ada.

?>