Promueven museo nacional que cuente “toda la verdad” sobre EEUU

Un museo que contaría “la historia completa” de cómo surgió EEUU, dando voz a todos los grupos étnicos que migraron y se establecieron en este país.
Sigue a La Opinión en Facebook
Promueven museo nacional que cuente “toda la verdad” sobre EEUU
Se busca recordar que Estados Unidos tiene una fuerte historia de inmigrantes
Foto: Archivo / EFE

WASHINGTON.- Más de 200 organizaciones promueven la creación, para 2024, de un “Museo Nacional del Pueblo Americano” que cuente “toda la verdad” sobre el nacimiento de EEUU porque, según sus promotores, los inmigrantes siguen mayormente ausentes de esa historia.

De realizarse, el museo se construiría en la capital estadounidense y contaría “la historia completa” de cómo surgió EEUU, dando voz a todos los grupos étnicos que migraron y se establecieron en este país.

En entrevista telefónica con este diario, el director de la Coalición para el Museo Nacional del Pueblo Americano (NMAP, en inglés), Sam Eskenazi, explicó hoy que el singular museo sería una especie de “documental andante”, que hilvanaría de forma integral las historias de todos los pueblos que crearon este país.

“La historia de la formación del pueblo americano es una de las más increíbles de la Historia humana, gente que vino de todos los rincones del mundo… creo que ahora más que nunca es vital contarla, y contarla bien”, dijo Eskenazi, descendiente de judíos “ladinos” expulsados de España por un decreto de 1492.

“Quiero que el museo dé voz a todos los grupos, y ayude a la reconciliación, y sea también un centro de aprendizaje y celebración de nuestra diversidad”, agregó.

Su queja es que inmigrantes de Europa, Africa, Asia y las Américas crearon la nación que ahora lidera el mundo en numerosas áreas, pero cuya historia no está bien contada.

El museo no sería una simple “bodega” de artefactos sino que su misión sería “contar bien” la historia de los grupos que incorporan el “crisol” del país.

Así, dividido en cuatro capítulos, el museo daría espacio para las tribus indígenas precolombinas hace 20,000 años, pasando por la llegada de los colonos europeos y esclavos africanos, hasta la perenne presencia hispana y los flujos migratorios que ha registrado el país.

 

gruposdemograficos

El museo adoptaría el estilo de los dos museos ya establecidos para contar la narrativa del Holocausto de los judíos, y la esclavitud y lucha de supervivencia de los afroamericanos, que ahora son la segunda minoría más grande del país, detrás de los hispanos.

Si todo sale bien, Eskenazi calcula que el museo, que tendría un costo de al menos $600 millones, abriría sus puertas en la capital estadounidense para 2024.

Un paso a la vez

El primer paso, explicó Eskenazi, sería crear una comisión para estudiar la viabilidad del museo, sus costos, y un cronograma realista para su construcción y apertura.

Posteriormente, el Congreso tendría que aprobar un proyecto de ley que autorice la creación del museo y la recaudación de fondos, que provendrían principalmente de donaciones de individuos y corporaciones privadas, y de gobiernos extranjeros, aunque con un límite.

Eskenazi empezó a cultivar esta idea a finales de la década de 1990, cuando salía de su trabajo como comunicador en el Museo Nacional del Holocausto, y lleva promoviéndola ya en serio hace varios años, tras su jubilación.

Está consciente de que, con el ambiente político actual, en el Congreso hay poco apetito para inversiones culturales y que hay presiones políticas para recortar gastos.

De hecho, la idea para crear el primer Museo Nacional Latino se ha quedado estancada, aunque el Congreso recibió un informe sobre su viabilidad en mayo de 2011.

En cambio, el Museo Nacional sobre la Historia y Cultura Afroamericana abrió sus puertas en septiembre pasado, 100 años después de que sugiera la idea original.

Aunque Eskenazi reconoció que afronta una lucha cuesta arriba para realizar este sueño, le anima que NMAP ya tiene el apoyo de 234 organizaciones nacionales,  incluyendo 24 hispanas, que representan a 70 grupos étnicos y minoritarios en el país.  También ha conseguido el espaldarazo de 135 académicos de múltiples disciplinas.

Por estos días, Eskenazi dedica buena parte de su tiempo a buscar apoyo bipartidista en el Congreso y ampliar la base de grupos y académicos que se sumen a su causa.