Cuadripléjicos deben desalojar su vivienda de Granada Hills y piden ayuda

Cuadripléjicos deben desalojar su vivienda de Granada Hills y piden ayuda
Juan Elisarras Jr. apenas llegó a vivir a la casa este año. / Foto: Aurelia Ventura
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Juan Elisarras Jr., de 41 años, vive preocupado después de enterarse que él y siete compañeros deben desocupar la casa que ocupan en Granada Hills, en el Valle de San Fernando, en menos de 60 días.

Todos los habitantes de la vivienda sufren de cuadriplejia, una lesión que provoca parálisis de brazos, manos, tronco o piernas debido a un daño en la médula espinal.

La casa que habitan hoy fue alquilada por Freedom to Live, una organización no lucrativa que provee un programa de tres a 18 meses para que todos sus residentes aprendan a ser autosuficientes y tengan una vida digna.

Elisarras Jr., quien quedó cuadripléjico después de recibir un disparo en la espalda en 2011, confiesa que sufrió mucho al intentar recuperar su vida.
El expandillero y originario del valle de Coachella obtuvo, en un principio, ayuda de su madre pero solo por un tiempo.

“Mi madre no me podía cuidar porque era un trabajo masivo tan solo para levantarme y alistarme”, dijo Elisarras Jr. “Además todo el tiempo estaba dentro y fuera del hospital”, cuenta.

Juan Elisarras Jr. recibe ayuda para poder moverse a su silla de ruedas. / fotos: Aurelia ventura

Al dejar los cuidados médicos, fue llevado a una casa de convalecencia y con la ayuda de una trabajadora social se enteró del programa Freedom to Live.

Sin embargo, el último 4 de marzo—el mismo día que él llegó a vivir a la casa—los inquilinos recibieron una carta, donde se les informó que debían irse.
“La explicación es que el dueño se quiere mudar para la casa”, dijo Elisarras Jr.

Sian Welch, directora de Freedom to Live, dijo que ella ha alquilado la vivienda por los pasados cinco años y aunque es difícil aceptar la decisión, ella entiende al dueño.

“Él nos conoce… Pero esta es su casa y yo solo la estaba alquilando por cierto tiempo”, dijo Welch.

Además, aseveró que ellos no están siendo desalojados por ser malos inquilinos.

Los habitantes de la casa de Granada Hills tienen hasta el 4 de mayo para desalojar la propiedad. / Foto: Aurelia Ventura

Los 60 días se cumplen el próximo 4 de mayo y Elisarras Jr. y sus compañeros están devastados.

“Tenemos que salirnos y nosotros queremos continuar en Freedom to Live. Si nos sacan terminaríamos en una casa de convalecencia y no es un lugar bueno para nosotros”, sostuvo.

Después de que Welch alquiló la casa, invirtió más de 40,000 dólares en adaptaciones para los residentes.

“Pusimos piso de madera y la remodelamos para que tuviera arreglos necesarios para los inquilinos. El dueño estuvo de acuerdo en que la remodelaramos”, dijo Welch.

Nathan Leman dijo en entrevista con KTLA que mudarse en un corto periodo de tiempo es muy difícil ya que la mayoría de las casas y apartamentos no están equipados como la casa de Freedom to Live, que por ejemplo cuenta con rampas para el acceso de las sillas de ruedas.

“No podemos simplemente ir a un complejo de apartamentos y alquilar un apartamento, no podemos ir a una casa regular y alquilar una casa, tenemos que hacerle arreglos a esa casa primero para que sea accesible para discapacitados”, dijo Lehmann, quien se lesionó hace cinco años mientras practicaba surf.

La vivienda alquiladafue acondicionada con piso de madera y rampas para el fácil acceso de sus residentes. / Aurelia Ventura

Elisarras Jr. pidió ayuda a la comunidad. “Si nos ayudan a crear una página de Gofund Me para recaudar fondos para ayudarnos a mudar en algún otro lugar de el Valle de San Fernando, lo agradeceríamos”, dijo. “Lo necesitamos, por favor”.

Welch no culpa al dueño de la propiedad y asegura que no hay dos lados en esta historia; sin embargo, no piensa quedarse cruzada de brazos.

Hoy tiene en mente juntar un millón de dólares, que es lo que necesitan para poder ya no alquilar sino comprar una casa que sea propiedad de Freedom to Live.

Por ello, pide a la comunidad que si alguien tiene una casa de alquiler se contacten con ella en la organización. Las personas también pueden donar por mensaje de texto al 41444 con la palabra KONA para hacer una donación de $5 para el proyecto de Freedom to Live

Para más información puede llamar al (760) 445-9509 o visite http://www.freedomtolive.org

¿Quién es Sian Welch?

Además de ser directora de Freedom to Live, es una extriatleta Ironman, que se dio a conocer por lograr llegar a meta deslizándote en el suelo en Kona, Hawaii, hace 20 años.

Hoy, a sus 50 años de edad, planea volver a cometir en Hawaii en octubre de este año. Aunque no gane, dice, lo hace para crear conciencia acerca de las personas que han sufrido accidentes que dañaron su espina dorsal.
Para saber más de esta manera de recaudar fondos visita: bit.ly/2mxAKSM