Su tío Rómulo fue detenido por ICE, y por él su sobrina correrá 26 millas

Con la ayuda de Students Run LA, la sobrina del hombre cuya detención por ICE fue filmada por su hija participará en el Maratón de Los Ángeles
Su tío Rómulo fue detenido por ICE, y por él su sobrina correrá 26 millas
Este año participarán más de 3,000 estudiantes de Students Run LA en el Maratón de Los Ángeles.
Foto: Jacqueline García / La Opinión

Diana Vargas Avelica, de 18 años, ha corrido el maratón de Los Ángeles por tres años consecutivos. Sin embargo, este año llegar a la meta tendrá un significado especial: Vargas-Avelica corre en honor a su tío Rómulo Avelica-González quien se encuentra en un centro de detención en Adelanto, California.

Vargas dijo que se encargará que las dos hijas menores de Avelica-González —quien fue detenido por oficiales de inmigración mientras llevaba a su hija a la escuela– terminen las 26.2 millas el domingo durante el maratón de Los Ángeles.

“Cuando a mi tío lo detuvieron nosotros teníamos una practica el fin de semana de 22 millas y mis primas [Fatima y Yurely Avelica] no querían correr por la situación que estábamos pasando, pero mi tío les habló y les dijo, ‘tienen que seguir corriendo y tienen que echarle ganas para que la gente vea que nada les va a impedir hacer lo que quieran’”, recordó Vargas.

Diana y Josue correrán el maratón de Los Ángeles este domingo. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

La joven dijo que esta emocionada porque su familia estará en primera fila lista para echarles porras en su objetivo de llegar hasta el final. Y sabe que desde el centro de detención, su tío estará apoyándolas también.

“Cualquier cosa es posible”

Vargas llegó el viernes por la mañana junto a un grupo de estudiantes de la Academia Avance de Highland Park para conocer a los corredores élite que ganaron el maratón de Los Ángeles el año pasado.

Su compañero, Josué Rangel, de 18 años, dijo que éste es su segundo año consecutivo corriendo el maratón. Con el empuje de su entrenador, Rangel encontró su pasión.

El grupo de estudiantes y voluntarios participó en una corta carrera con el grupo elite en el parque Griffith. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

“Siempre traté de hacer deportes y no me quedaba en los equipos y me salía pero Mr. Zamudio me ayudó a esforzarme”, dijo el joven. “Me enfoqué mucho en correr y me gusta mucho”.

Rangel dijo que ahora se siente más seguro, es más responsable y está aprendiendo a comer más saludable.

David Zamudio, el entrenador del grupo de carreras Students Run LA en la Academia Avance dijo que este año llevará a 43 estudiantes al maratón.

“Entrenamos por siete meses…practicando tres veces a la semana y un fin de semana sí y un fin de semana no”, explicó Zamudio añadiendo que este deporte requiere mucha dedicación.

El entrenador dijo que los jóvenes obtienen motivación de distintas formas, y al mismo tiempo se mantienen ocupados y alejados de pandillas y drogas.

“Les da un apoyo en la escuela para que estén más saludables y les da una meta; si pueden correr el maratón cualquier cosa es posible”, aseveró.

Él explicó que ha conocido jóvenes y adultos que años después de graduarse continúan corriendo. Algunos de ellos regresan como voluntarios para motivar a las nuevas generaciones.

Uno de ellos es Hugo García, de 39 años, quien recuerda que cuando llegó de El Salvador en los años 90, Students Run LA fue su refugio por cinco años.

“En aquel tiempo aquí había muchas pandillas y yo solo tengo mamá y ella trabajaba todo el día y como no tenía familia me involucré con el grupo”, dijo García. Él ahora motiva a su hijo quien está en el décimo grado para que termine su tercer maratón.

Hugo García junto a su hijo, Hugo, después de correr un maratón de 18 millas en San Fernando. (Foto: Suministrada)

Students Run LA

El grupo de Students Run LA comenzó hace 28 años con una idea ambigua, dijo Eric Spears, cofundador del grupo y quien en aquel momento era maestro de una escuela para estudiantes que dejan el sistema escolar regular.

Trabajábamos con estudiantes que habían dejado la escuela tradicional y no tenían iniciativa ni motivación para su futuro”, recordó Spears. “Entonces uno de nuestros colegas dijo que un maratón sería una buena idea y quisimos proveerles una idea de que si se enfocan en una meta grande y la cumplen, pueden lograr cualquier cosa”.

Con ayuda apropiada, puesto que ninguno de los maestros era experto en maratones lograron reunir a su primer grupo de seis estudiantes. Todos terminaron el maratón.

“La reacción de los estudiantes fue tan motivadora e inspiradora que sus frases las usamos desde entonces ‘Si puedo correr un maratón puedo hacer cualquier cosa’ y la otra era ‘Si puedo correr el maratón entonces me puedo graduar de la escuela’”.

Estudiantes de Students Run LA conocen a los corredores élite que ganaron el maratón de Los Ángeles 2016. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Spears dijo que los estudiantes comenzaron a enfocarse en la escuela y se convirtieron en miembros productivos de la sociedad.

Veintiocho años después el grupo se conforma de casi 3,500 personas. Tres mil de ellos estudiantes y los demás maestros y voluntarios de 175 escuelas de Los Ángeles y áreas circunvecinas. Este programa ha ayudado a más de 63,000 estudiantes de los cuales el 98% que participan se gradúan de la preparatoria.

Para saber más acerca de Students Run LA, visite srla.org.