CSU aprueba aumentar 5% de colegiatura en sus 23 universidades

Con esta aprobación, la matrícula anual en el estado aumentará $270, de $ 5,472 a $5,742

CSU aprueba aumentar 5% de colegiatura en sus 23 universidades
Estudiantes protestaron el alza de la matricula del sistema CSU el miércoles frente a la oficina del canciller.
Foto: Jacqueline García / La Opinión

Después de una reunión de más de cuatro horas y un sinnúmero de testimonios de estudiantes universitarios, la junta directiva del sistema de universidades del estado de California (CSU) votó el miércoles para aumentar la matrícula en un 5% a partir del año escolar 2017-2018.

“No avanzo esto con ninguna alegría. Lo avanzo por necesidad”, dijo Timothy White, canciller de la CSU, mientras los estudiantes de la audiencia lo abucheaban.

Afuera cientos de estudiantes —que llegaron de los 23 campuses del sistema CSU- esperaban ansiosos la votación mientras protestaban sin cesar con tambores, cartelones, cantos de protesta y algunos vistiendo togas y birretes.

El aumento de matrícula propuesto–con 11 votos a favor y 8 en contra-enfrentará un déficit de financiación del estado y un aumento de la demanda de programas. Comenzando el próximo año escolar la CSU podrá reclutar más profesores, contratar más asesores y agregar más clases, dijeron algunos miembros de la junta.

Estudiantes pidieron que se detenga el alza de matrículas en CSU. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Con esta aprobación, la matrícula anual en el estado aumentará $270, de $ 5,472 a $5,742. Un aumento similar ocurrirá en la matrícula de estudiantes que no son residentes del estado, junto con aumentos en programas de postgrado, doctorado y credenciales para maestros.

Adicionalmente, se incluyeron dos enmiendas que piden rescindir el alza si llega suficiente financiación del estado y la publicación de informes durante los próximos dos años detallando cómo será invertido el dinero.

Se proyecta que el incremento generará $ 77.5 millones en el año escolar 2017-2018.

Llegan estudiantes de los 23 campuses

Desde tempranas horas de la mañana cientos de estudiantes de los 23 campuses del sistema CSU se reunieron para intentar convencer a los miembros de la junta a votar en contra del incremento.

“Estamos aquí porque no es justo que estén aumentando nuestra matricula cuando no tenemos dinero que nos ayude y nos apoye en nuestra educación”, dijo Elibeth Sofía Alcantar, estudiante de CSU Chico. “Muchos de nosotros sufrimos porque somos pobres. No tenemos ni para la casa ni para la comida pero nos aumentan la matricula y nos están cortando las clases y nos esta tomando más tiempo para graduarnos”, aseveró frustrada la estudiante de 19 años.

Jairo Barba (izq), Estuardo Ruano y Elsbeth Sofía Alcantar participaron en la protesta que se llevó a cabo en Long Beach. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Estuardo Ruano, 21, estudiante del tercer año en CSU Dominguez Hills dijo que pese a que él ya está a punto de graduarse se preocupa por las nuevas generaciones. “Tenemos cientos de miles de estudiantes que tienen más de $50 mil dólares en deudas que [les impide] comprar casa, están viviendo en la calle y cuando tenemos todos estos problemas debemos pensar en una solución”.

Ruano dijo que una de las soluciones que él propone es incrementar el impuesto de algunos dueños de casa en el estado por $48 y esto haría la educación gratuita en el estado. “Yo quiero presentar esa solución porque no solo se trata de subir los gastos año con año”, agregó.

“La mejor inversión que uno puede hacer es en su educación y no puedo creer que la gente que vea estas protestas no quiera ayudar a la educación”, aseveró Ruano, estudiante de administración de empresas.

Jairo Barba, de 23 años, y quien llegó un día antes junto a un grupo de estudiantes del norte de California, dijo que como estudiante indocumentado el alza le preocupa.

“Yo todavía voy a continuar con mi maestría y el 10% del aumento en la matricula hace muy difícil el avance de la educación”, dijo Barba, estudiante de español y psicología en CSU East Bay. “Pero vamos a seguir la lucha, tenemos planeada otra protesta en el capitolio del estado el 3 y 4 de abril”, aseveró.

No todos serán afectados

La CSU se comprometió a mantener sus becas para evitar que los estudiantes que reciben las subvenciones sean afectados negativamente, explica la página de la CSU.

“Más del 60% de todos los estudiantes de licenciatura de la CSU que cumplan con la elegibilidad de ayuda financiera seguirán teniendo su matrícula—y cualquier aumento—cubierto por exenciones estatales, Cal Grants y subvenciones de la universidad estatal de la CSU.

Los estudiantes pusieron una imitación de un cementerio con los nombres de cada escuela que esta siendo afectada. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Entre ellos están quienes actualmente reciben ayuda financiera y tienen un ingreso anual familiar de menos de $70,000.

La CSU explica que solamente “menos de dos de cada cinco estudiantes” se verán afectados.

Los estudiantes dijeron que la CSU tomó ventaja inmediatamente después que el congelamiento del alza de matriculas caducó en el 2016.

“En el 2012 nosotros logramos ganar que no se aumentaran las matriculas por cuatro años… pero ahora que ya lo pueden hacer por eso estamos aquí protestando otra vez”, dijo Eric Medrano, estudiante de CSU San Jose. “Yo como latino de una familia que no gana mucho dinero, la matricula siempre va a ser un obstáculo para mi y mis hermanos. Quienes tienen dinero no van a sufrir. Mayoritariamente sufrimos las personas de color, los inmigrantes, los indocumentados”, aseveró.