Los Ángeles perseguirá agresivamente el fraude migratorio

Lanzan campaña para proteger a inmigrantes en momentos que hay mucha necesidad de consejo legal

Los Ángeles perseguirá agresivamente el fraude migratorio
El gobierno de Los Ángeles trabaja en la prevención de fraudes migratorios. (Aurelia Ventura/La Opinión)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Ante la ansiedad que vive la comunidad inmigrante a causa del incremento en los operativos de migración, el procurador de la ciudad de Los Ángeles, Mike Feuer junto con los concejales Gil Cedillo y Nury Martínez lanzaron una campaña para evitar los fraudes.

El procurador explicó que trabajarán en tres frentes: investigaciones encubiertas  para detectar a los notarios que abusan de los inmigrantes,  la prevención a base de consejos y el apoyo a una moción local. Todo con la intención de evitar que sean víctimas de estafas.

“No solo significa pérdida de miles de dólares y tiempo sino que causan errores irreversibles que pueden llevar a la deportación”, dijo Rigo Reyes del Departamento del Consumidor y Asuntos de Negocios del Condado de Los Ángeles.

Puso como ejemplo el caso de quienes piden asilo político a través de un notario o consultor de inmigración, quienes les prometen conseguirlo a sabiendas que no califican. “El caso termina por ser negado y el inmigrante obtiene como resultado una orden de deportación”, expuso.

La concejal Nury Martinez trabaja en una medida que exigirá a los notarios obtener una licencia de la Ciudad. (Foto Aurelia Ventura/La Opinión).

Licencias para consultores

Los esfuerzos de la procuraduría y los concejales incluyen una propuesta de la concejal Nury Martínez para que la Ciudad regule a los notarios mediante la emisión de licencias.

Al establecer una licencia para los consultores de inmigración, vamos a proporcionar una fuente legítima de ellos a la que la gente tendrá acceso para prevenir que sean víctimas”, dijo Martínez.

La moción presentada desde el año pasado incluye el desarrollo de un proceso de licencias para los consultores de imigración a través de la oficina de Finanzas que monitoreará e identificará a los consultores, al tiempo que financia a los investigadores.

El procurador Feier dejó muy en claro que los consultores de inmigración y los notarios no son abogados por lo que tienen un papel muy limitado y específico para ayudar a alguien a completar el proceso de cambio de su estatus migratorio.

Básicamente su trabajo consiste en llenar formas de inmigración, pero no pueden decirles cuáles son las que necesitan.

El concejal Gil Cedillo dijo que es desafortunado que cuando más gente busca consejo migratorio, terminen como víctimas de fraude de un notario y de estafas de consultores de migración.

“Las vidas de la gente están en juego especialmente bajo la presidencia de Donald Trump, y cualquiera que busque sacar ganancia de estos infortunios debe sentirse avergonzado”, dijo Cedillo.

En desacuerdo

El doctor Nelson Castillo, abogado en inmigración dijo que no hace falta que la Ciudad expida licencias a los notarios porque ya existen una multitud de leyes estatales. “La propuesta de Martínez le va a dar más veracidad y avalará a los notarios y consultores de migración que no tienen la autoridad para dar consejo legal”, explicó

“Me preocupa que cuando ya tenemos todo el marco legal para llevar a juicio a notarios y consultores, la ciudad de Los Ángeles gaste dinero en mandar a hacer reportes para pasar una ley local”, indicó.

Al contrario deberían pasar una ley para cambiar el nombre a los consultores de migración y dejarlos como mecanógrafos. “El nombre de consultor infiere que pueden dar consejo legal cuando son solo llenadores de papeles”, observó.

En la práctica dijo, cuando la gente va con estos notarios o consultores, les cuentan sus penurias migratorias, y la respuesta es una receta migratoria para supuestamente resolver sus casos.

“Me vas a traer esto, aquello y me vas a pagar esto. No le dicen que no son abogados, o si lo hacen , es de una manera muy indirecta”.

Y recalcó que la ley local que quieren pasar, no va a evitar que los notarios y consultores sigan haciendo fraude con la comunidad inmigrante.  “Si me preguntan lo que los concejales deben hacer, es dar más dinero a la  fiscalía para que hagan más investigaciones y enjuicien a más notarios y consultores de migración que tienen múltiples oficinas alrededor de Los Ángeles, y dan consejo ilegalmente a la persona”, urgió.

Hizo hincapié en que basado en la gran necesidad que existe de consejo legal, “las ciudades y el estado deben dar más fondos a las organizaciones no lucrativas para sus abogados y representantes acreditados en lugar de ofrecer más validez a un consultor o a un notario, dándole licencia. No tiene sentido”, se lamentó.

El concejal Gil Cedillo es coautor de una medida local que exigirá que los notarios obtengan una licencia de la Ciudad que se espera ayude a tener un mejor control de ellos. (Photo Aurelia Ventura/La Opinion).

Denuncie a los estafadores

No hay cifra exacta de cuántos notarios o consultores de migratorios que estafan a los angelinos son procesados cada año. Pero el procurador Feuer reveló que actualmente está a punto de comenzar el juicio de Eddie Bonilla, un notario que presuntamente violó la práctica de las leyes de migración.

Bonilla fue descubierto en una operación encubierta por parte de la procuraduría del condado de Los Ángeles.

El procurador invitó a quienes han sido víctimas de fraude migratorio a no tener miedo de reportar sus casos. “Cuando se hace la denuncia no se pregunta el estado migratorio de la víctima”, enfatizó.

Consejos de la Procuraduría de la Ciudad de Los Ángeles para que no lo estafen:

  • Solo un abogado o un representante acreditado por la Junta de Apelaciones de Inmigración  puede dar consejo legal. USCIS ofrece información sobre cómo encontrar servicios legales legítimos aquí.
  • El Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) no cobra por las formas en blanco. Son gratis y pueden obtenerse en www.uscis.gov/forms No confies en nadie que te las quiera cobrar.
  • Pide un contrato por escrito que explique el trabajo a realizar por el abogado y cuánto va a cobrar.
  • No firmes formas, peticiones, o solicitudes con información falsa o faltante.
  • El INS, Servicio de Migración y Naturalización ya no existe. Cualquier referencia al INS viene de una fuente fraudulenta.
  • El USCIS nunca te va a pedir pagos por teléfono. Ni te van a llamar para pedirte información personal como número de seguro social, número de pasaporte o el número de migración. Tampoco te dirán que han identificado problemas en tu récord migratorio y te pedirán dinero para corregirlo.
  • No confíes en nadie que te asegure que te arreglará tu estatus migratorio rápido y garantizará beneficios migratorios porque tiene una relación especial con los oficiales de inmigración.
  • No confíes en quien te promete beneficios migratorios al solicitar a través de ellos en lugar de hacerlo directamente con el USCIS.
  • Siempre conserva una copia de tus documentos y un recibo de cualquier cosa que presentes.

Si sospechas que eres víctima de fraude migratorio, llama al Departamento de Servicios del Consumidor (800-593-8222).