¿Para qué el muro? La gran migración latinoamericana hacia el norte ya pasó, concluyen investigadores

Tres economistas de UC San Diego estudiaron las tendencias demográficas y económicas que causan la migración de América Latina y concluyeron que las medidas migratorias de Estados Unidos están enfocadas en el problema equivocado.
¿Para qué el muro? La gran migración latinoamericana hacia el norte ya pasó, concluyen investigadores
Lmm lll ttt
Foto: archivo / EFE

El famoso muro fronterizo que Donald Trump quiere construir costará más de 20,000 millones de dólares y creará problemas para residente fronterizos y para las relaciones México-Estados Unidos, y lo peor de todo: probablemente ni quiera es necesario.

El muro será un gasto probablemente inútil, señala un nuevo estudio realizado por tres economistas de la Universidad de San Diego, California, para el instituto de investigación Brookings, porque la migración futura desde América Latina hacia Estados Unidos es dictada principalmente por los cambios demográficos y económicos en aquellos países. Y estos cambios ya indican que el tipo de inmigración que ha molestado a algunos en este país-jóvenes trabajadores de bajo nivel educativo- está en franca desaparición.

Los economistas tienen nombres muy técnicos para esto: “labor market supply” u oferta de la mano de obra. En otras palabras, la migración de trabajadores depende de lo que esté pasando en aquellos países, de su economía y de si estos tienen excedente de jóvenes en edad laboral que no encuentran trabajo o que están “sub-empleados”.

El nuevo estudio de Brookings titulado: “Alza y descenso de inmigración poco cualificada hacia Estados Unidos”, analiza los números y saca una conclusión: muro o no muro, este flujo migratorio ya se ha reducido a niveles históricos y seguirá haciéndolo hasta eventualmente desaparecer.

La migración neta proveniente de México, antes la más numerosa, ya alcanzó niveles menores a cero. Es decir, más gente se regresa o es deportada que viene al país. Actualmente, los que están llegando por la frontera son principalmente centroamericanos, casi todos mujeres y niños, huyendo de la violencia en los países del Triángulo Norte (El Salvador, Honduras, Guatemala).

Esto en parte tiene que ver con el envejecimiento de la población en América Latina, que se da cuando disminuye la tasa de natalidad, una tendencia que ya tiene tiempo ocurriendo. Hay menos jóvenes, por tanto, menos emigran.

La reciente “Gran Recesión” en Estados Unidos, mejoras económicas en México y las tremendas inversiones en protección fronteriza que este país ha hecho desde hace 25 años, todos son factores que contribuyen.

Para los economistas de UC San Diego: Gordon Hanson, Chen Liu y Craig McIntosh el problema de la migración de grandes cantidades de obreros poco calificados “es una discusión del pasado”.

De hecho, dicen, Estados Unidos haría bien en enfocarse en ayudar a la integración de la enorme población indocumentada que ya existe aquí y que también está envejeciendo a pasos agigantados.

“La pregunta no es como detener la entrada de trabajadores. Eso realmente ya casi se ha logrado del todo por diferentes razones. El enfoque debería ser como manejar una población bastante grande de indocumentados, que ya está establecida”, afirma el estudio. “Inversiones masivas en muros fronterizos o en agentes no van a resolver este asunto”.

A continuación, delineamos algunas de las conclusiones de la investigación:

Gran migración de trabajadores sin educación ya pasó:

Entre 1980 y mediados de la década del 2000, la cantidad de migrantes de México en Estados Unidos con estudios inferiores a secundaria subió de 11.6% a 34%.  Pero desde la reciente recesión económica, la población indocumentada disminuyó consistentemente. En 2015, sólo un 27% de los trabajadores extranjeros eran jóvenes de nivel obrero.

Entretanto, el 75% de os indocumentados ha vivido más de 11 años en el país.

Al parecer, la recesión aceleró una tendencia que ya venía dándose de todas maneras

Entrada de migrantes jóvenes mexicanos será cero en 2050

Muro o no muro, esa migración seguirá bajando cada año hasta llegar a cero, debido a las tendencias económicas y demográficas en América Latina. Esos migrantes ya no tienen un beneficio tan grande al venir a Estados Unidos como tenían en 1990. Para 2010, la mayoría de los residentes mexicanos en Estados Unidos ya eran mucho más de clase media en sus países de origen.

La razón está en los países de origen

El boom de natalidad en Estados Unidos se acabó mucho antes que en América Latina y por tanto, el grueso de la población aquí comenzó a envejecer antes, por eso había más trabajadores de edad laboral en América Latina que en Estados Unidos. Esto está cambiando, ya que el boom también se acabó en aquellos países y hay menos nacimientos desde hace años.

Los indocumentados están envejeciendo como grupo

En 1980, los mexicanos en Estados Unidos tenían la edad promedio de 22 años. Hoy en día, tienen la edad promedio de 40 años y para 2040 será casi 700. La población de latinos mayores de 40 años en Estados Unidos aumentará en 82% en los próximos 15 años y la población menor de 40 años disminuirá en 6%.

Por esa razón los economistas creen que este país debería ocuparse más de la integración de estos grupos porque eventualmente pondrán presión en los costos de salud y seguro social.

En vista de las tendencias, se preguntan los investigadores: “Para qué construir un muro para detener un aumento en migración que ya está en el pasado?