California liberará a 9,500 reos en lapso de cuatro años

Gracias a la Prop 57, el estado empezará a reducir sentencias de algunos reos

Funcionarios del Departamento de Correcciones y Rehabilitación de California (CDCR) acordaron adoptar el viernes nuevos reglamentos de sentencia penal que pretenden recortar la población carcelaria del estado en 9,500 presos después de cuatro años.

Es el esfuerzo más reciente del estado en reducir drásticamente la población carcelera del estado en respuesta a las órdenes judiciales federales derivadas de demandas de defensores de prisioneros, y la presión para acabar con el problema de sobrepoblación dentro de las prisiones estatales.

Incluyen pasos como reducir las penas de los presos hasta seis meses por obtener un título universitario y hasta un mes cada año si es que participan en programas de autoayuda, tales como:

  • grupos de apoyo y consejería sobre el abuso de alcohol y sustancias;
  • manejo de la ira;
  • habilidades para la vida;
  • concienciación de víctimas;
  • justicia restaurativa; y
  • clases para padres.

Prácticamente cualquier recluso, excepto aquellos en espera de ser ejecutados a muerte o aquellos que cumplen condenas de vida sin libertad condicional, son elegibles para obtener estos créditos y reducir sus sentencias.

Los cambios están al margen de la aprobación de la Proposición 57. La iniciativa permite a ciertos delincuentes buscar la libertad condicional más rápidamente y dio a los funcionarios de correcciones una amplia facultad para conceder créditos de liberación anticipada.

A decir de Scott Kernan, el secretario de correcciones del estado, el cambio es monumental, uno que no se ha dado en ninguna otra parte del país. El objetivo, dijo Kernan al Associated Press, es alentar a los presos a comenzar a “hacer algo desde su encarcelamiento y no simplemente sentarse en sus literas”.

Los cambios en la elegibilidad para la libertad condicional entrarán en vigor el 12 de abril si obtienen la aprobación inicial de los reguladores estatales, con la aprobación final en octubre después de un período de comentarios públicos. Los créditos de liberación más temprana y la consideración de libertad condicional más temprana serán introducidos gradualmente comenzando el 1 de mayo en lo que la revisión pública está en curso.

Tanto jefes de agencias policiales como fiscales del estado han objetado los cambios que permite la Proposición 57, argumentando que ésta permitiría que criminales violentos salgan años antes de concluir su sentencia.

Pero según Kernan, se han tomado medidas necesarias para prevenir que esto sucede, al no permitir, por ejemplo, a ofensores sexuales o criminales con tres sentencias en su récord obtener una audiencia para libertad condicional.

Se especula que estos cambios reducirán la población carcelaria de California en un 7 por ciento y mantendrá el estado por debajo de la población federal ordenada por la corte de unos 116,000 presos en sus 34 prisiones para adultos. Los cambios también permitirán que el estado elimine gradualmente un programa de larga duración que actualmente mantiene cerca de 4,300 reclusos en prisiones privadas en otros estados.