¿Cuál será la suerte de los ‘DREAMers’ en la era de Trump?

Expertos en el programa DACA recomiendan llevar una vida normal y si se presenta la necesidad pelear para asegurar su estadía en EEUU
¿Cuál será la suerte de los ‘DREAMers’ en la era de Trump?
DACA ha beneficiado a miles de jóvenes, que lograron este beneficio tras tomar las calles y los pasillos del poder durante años.
Foto: Pilar Marrero / La Opinión

Cinco años después de la implementación de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), un programa que ofrece un permiso de trabajo y un alivio a la deportación temporal a ciertos jóvenes indocumentados, este programa se encuentra en la cuerda floja con el presidente Donald Trump.

DACA, firmada por el expresidente Barack Obama en 2012, ha beneficiado a cerca de 800,000 jóvenes indocumentados. Sin embargo, muchos de ellos dudan en renovar o solicitar su DACA por primera vez por temor a ser prioridad para la deportación si no son aprobados.

En una teleconferencia ofrecida este jueves un grupo de expertos en el tema dijo que los jóvenes deben continuar su vida normal y si se enfrentaran a algún caso de detención ellos tienen derecho a pelear su estadía en el país.

“Nos damos cuenta de que muchas veces el estatus de la persona puede cambiar cuando enfrentan la orden de deportación”, dijo Mariam Kelly, abogada de inmigración y supervisora de un programa de DACA con Servicios Legales Comunitarios de East Palo Alto, al norte de California.

La abogada dijo que alrededor del 10% de los jóvenes que solicitan DACA pueden calificar para otro tipo de regulación migratoria más estable.

José Magaña-Salgado, abogado de política de gestión con el Centro de Recursos Legales para Inmigrantes (ILRC) en Washington D.C., explicó que las órdenes ejecutivas son disposiciones que el presidente firma para pedir al gobierno “que se haga algo” y son sujetas a cambios.

Muchas de las órdenes pueden estar expuestas a un litigio. Y el cambio podría tomar años, explicó Magaña-Salgado en la teleconferencia ofrecida ayer por New America Media.

Un ejemplo es el caso del programa de Acción Diferida para Padres de Ciudadanos y Residentes Permanentes Legales (DAPA) que desde 2015 se encuentra congelado esperando por una decisión de la corte suprema.

Kelly dijo que una de las preguntas que recibe constantemente de sus clientes es que si cancelan DACA los beneficiados de este programa serán deportados.

Antes se les decía a los jóvenes que calificaban que pidieran DACA, pero ahora les piden cautela. (Archivo/La Opinión)

“Eso no lo sabemos todavía. Pero una cosa que les podemos decir es que cualquier persona que se encuentre en una situación de deportación tiene el derecho a ver a un juez para pelear su caso, para contratar a un abogado y para que les ayuden”, explicó.

Kelly recalcó que el presidente Trump hace poco dijo que aprecia a los ‘Dreamers’ y quiere hacer algo por ellos. “Pero solo fue algo que dijo casualmente en una de sus presentaciones porque no ha resuelto ningún caso [a favor]”, aseveró.

“Lo que si sabemos es que el programa de DACA sigue en pie. No se ha hecho ningún cambio hasta ahora”, dijo la abogada.

Kelly dijo que si el programa de DACA es cancelado, es muy probable que los Dreamers que tienen permisos de trabajo podrían utilizarlos hasta que se venzan pero ya no habría opción para renovación.

Aunque dijo estar esperanzada. “Otra cosa que no sabemos es si DACA va a ser reemplazado con algo más permanente, como una ley” y no un programa temporal”.

Kelly dijo que antes de que llegara la administración Trump los abogados de inmigración motivaban a los jóvenes a pedir DACA.

“Ahora les decimos que sean cautelosos. Si un cliente busca renovar su permiso, revisamos su caso y les ofrecemos las opciones y los riesgos”, añadió