Sí se pudo, comunidad rescata a DACAmentado

ICE sigue su acoso contra Dreamers
Sí se pudo, comunidad rescata a DACAmentado
Comunidad rescata a DACAmentado de ICE
Foto: Archivo

Una vez más quedó comprobado que el poder de la comunidad indocumentada es mucho mayor al miedo en el que vive.

En la tarde del lunes el DACAmentado Francisco J. Rodríguez fue puesto en libertad bajo fianza luego que sus familiares, amigos y activistas en la ciudad de Portland emprendieran una cadena de llamadas y cartas para exigir al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) su inmediata liberación.

Francisco J Rodríguez, DACAmentado arrestado en Portland el pasado domingo.

El joven de 25 años había sido arrestado por agentes de ICE el pasado domingo en su casa siguiendo una orden de deportación que según su abogado se debía a un pasado caso por manejar bajo la influencia del alcohol (DUI, por sus siglas en inglés). Rodríguez llegó a los Estados Unidos con cinco años de edad procedente de Morelia, Michoacán, y desde entonces reside en la ciudad de Portland.

Lo que desconcierta a lideres y activistas pro inmigrantes es que este es otro caso más de acoso a DACAmentados y Dreamers en todo el país.  Francisco es un joven ejemplar y líder de su comunidad.  Su trabajo en una despensa de alimentos de la organización comunitaria Latino Network,  así como su trabajo como entrenador de fútbol para una escuela secundaria lo han convertido en un referente dentro de la comunidad latina en esta ciudad, razón por la cual se prendieron todas las alamas luego de su arresto el pasado domingo.

Aunque activistas pro inmigrantes celebran esta victoria parcial hacen un llamado a toda la comunidad latina a seguir de paso cualquier caso como este para actuar de forma inmediata llamando a la linea nacional de atención migratoria  1-844-363-1423  del Gremio Nacional de Abogados (NLG por sus siglas en inglés).

Por su parte otro panorama muy distinto es el que vive Daniel Ramírez Medina, otro DACAmentado arrestado por ICE en Seattle el pasado mes de febrero.  Al día de hoy el joven sigue recluido en un centro carcelario en Tacoma.

A pesar de que Rodríguez pasó en dos ocasiones los chequeos de seguridad necesarios para recibir su permiso de Acción Diferida (DACA), agentes de ICE sostienen al día de hoy, que Ramírez Medina se auto incriminó como miembro de una pandilla a la hora del arresto. Acusación que sus familiares, abogados y amigos niegan rotundamente. Por su parte el juez que lleva su caso dictaminó el pasado viernes que Ramírez Medina debe impugnar su arresto en un tribunal de inmigración, un sistema jurídico separado dependiente del Departamento de Justicia de Estados Unidos.