Presentan cargos por malversación contra extesorero de Compton

La investigación indica que la Ciudad sufrió un desfalco de $3.7 millones, el acusado enfrenta cinco años en prisión

El extesorero adjunto de la ciudad de Compton fue arrestado este miércoles por autoridades federales y se le presentaron cargos por el robo de millones de dólares en fondos a la ciudad, según anunció la Fiscalía.

Salvador Galván, de 47 años de edad y residente de La Mirada, está acusado de la malversación de más de $3.7 millones entre mayo de 2010 hasta diciembre de 2016, al emplear dinero federal de pagos de rutina de la Ciudad para sus gastos personales, de acuerdo con información de las autoridades.

Una auditoría de los depósitos en efectivo revelaron discrepancias que variaban entre $200 a $8000 a diario, según indicó la denuncia penal.

Este dinero que se recolectaba de multas de estacionamiento, de la expedición de licencias comerciales y otros servicios del la Ciudad.

El sospechoso, que trabajó en la oficina de Tesoro de Compton durante más de 20 años, era responsable de cobrar y supervisar el dinero que recibía la Ciudad por estas multas y licencias. Luego de contar ese dinero, Galván lo preparaba para depositarlo en una cuenta de banco.

El Buró de Investigación Federal (FBI) interrogó al supervisor de Galván, quien habló sobre su “inexplicable riqueza”, según narra la declaración jurada.

El supervisor le dijo a los investigadores que Galván pasó de manejar “un viejo Toyota” a otros varios vehículos de lujo, incluyendo un Audi negro modelo sedan.

La misma declaración indicó que el propio acusado le comentó a su supervisor que acababa de comprar una residencia en La Mirada y que la había mandado a demoler para volverla a construir. Todo esto con un salario de casi $60,000 al año.

“Galván ha violado la confianza del público al que servía al robar dinero destinado para la mejora de la ciudad de Compton”, dijo ayer en un comunicado Deirdre Fike, asistente de la oficina del FBI en Los Ángeles que está a cargo del caso.

En un inicio, el hoy acusado fue arrestado por el Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles en diciembre de 2016, luego de que Doug Sanders, tesorero de Compton, notara “actividad sospechosa” en los libros de contabilidad.

Tras pagar una fianza, Galván fue dejado en libertad hasta este miércoles que fue aprehendido por autoridades federales. De ser hallado culpable podría pasar cinco años tras las rejas.