Caravana de niños llegará a Washington con mensaje a Trump: “no separe a las familias”

Con la idea de "ablandar" el corazón a Trump, una caravana de más de 40 niños y jóvenes realizará un recorrido en autobús desde Miami a Washington
Caravana de niños llegará a Washington con mensaje a Trump: “no separe a las familias”
Decenas de niños y jóvenes viajarán en caravana a Washington desde Miami, Nueva York y otras ciudades para denunciar las deportaciones.

WASHINGTON.- En la primera protesta de su tipo bajo la Administración Trump, decenas de niños y jóvenes con padres y familiares indocumentados viajarán en una caravana desde Miami (Florida), Nueva York, y otras ciudades, hasta las puertas de la Casa Blanca el mes próximo para denunciar la “crisis” creada por las deportaciones, y pedir al presidente Donald Trump “que no separe a las familias”.

No será la típica “vacación primaveral” que miles de niños en EEUU aprovechan porque, según explicaron hoy sus organizadores, la comunidad inmigrante está “bajo acecho”  y “se requieren acciones urgentes para protegerla”.

Estos niños vienen a defenderse y a defender a sus familias,  vienen con un mensaje al presidente Trump, a la clase política y a la opinión pública sobre el impacto de las deportaciones. Vamos con todo”, dijo a este diario Lis-Marie Alvarado, coordinadora de la caravana por parte de “We Belong Together”.

Según Alvarado, Trump está dando continuidad a las prácticas migratorias de la Administración Obama, con una gran diferencia: “Obama batió un récord de deportaciones,  pero ahora el gobierno de Trump también está atacando a las comunidades santuario, y ha fomentado el odio racial contra comunidades que no son blancas”.

Por otra parte, Alvarado expresó escepticismo sobre las afirmaciones de ayer del secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, de que su agencia no está persiguiendo a los “Dreamers” ni separando a madres y niños en la frontera sur.

“Todo eso es mentira, ellos viven en su propia realidad alterna a lo que está pasando. ¿Cómo puede decir eso, cuando los hechos y las noticias han sido todo lo contrario? Es absurdo”, preguntó.

Activismo y no vacación

La Caravana Juvenil “Nos Mantenemos Unidas” partirá de Miami el próximo 10 de abril y hará paradas en Atlanta (Georgia) y Raleigh/Durham (Carolina del Norte).

Al llegar a Washington tres días después, los jóvenes se sumarán a decenas más provenientes de Nueva York, Denver (Colorado) y otras ciudades, para participar en una protesta frente a la Casa Blanca, y compartir su narrativa como futuros profesionales en este país.

Entre el grupo de 40 niños de Miami,  por ejemplo, figura un bebé, y varios jóvenes como Jasmine, de 10 años, hija de una madre mexicana “DACAmentada” y un padre indocumentado.

Jasmine dejará de un lado sus tareas de matemáticas y sus clases de violín para protestar en Washington porque, como muchos otros jóvenes con familiares indocumentados, vive con el temor de que agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) toquen a su puerta.

Jasmin, una niña de Miami, le pedirá a Trump que cese las deportaciones.

“Quiero luchar por mi mamá y mi papá. No quiero que se los lleven. Quiero que políticos como el señor Trump y nuestro alcalde (Carlos) Giménez dejen de separar a las familias”, explicó Jasmine en una declaración que acompaña el anuncio de “We Belong Together”.

A su corta edad de 11 años, Leah ya había hablado durante la marcha de las mujeres en Washington en enero pasado, pero regresa a la capital estadounidense “para nuevamente luchar por mi mamá y frenar su deportación”.

Leah, también de Miami, quiere ser maestra, pero su preocupación inmediata es la orden de deportación de su mamá.

“Esta vez quiero decirle al presidente que por favor mantenga unidas a las familias,  porque las familias son importantes… yo espero que cesen las deportaciones para no seguir preocupada”, dijo Leah, quien aspira a ser maestra para “enseñarle a los niños a leer y a conocer sus derechos”.

Por su parte, Charlene, de 16 años, dijo que su mensaje a Trump será que “los inmigrantes son tratados injustamente”, que muchos “trabajamos en el campo y no nos pagan mucho”,  y que el mandatario tiene que escuchar su reclamo.

Charlene quiere que Trump atienda el reclamo de los inmigrantes y les dé un trato justo.

Thomas, de 15 años, dijo que quiere decirle a Trump “que los inmigrantes son personas también, y tienen derecho a estar en EEUU y no ser maltratados o a que un muro los deje fuera”.

Thomas piensa protestar contra el muro fronterizo.

“Período de crisis”

La caravana se producirá en unos momentos en que diversos estudios y grupos cívicos alertan sobre “un período de mayor acoso y crisis” en la comunidad inmigrante, mientras Trump cumple su promesa de deportar a la población indocumentada.

Muchos niños van a parar a hogares temporales u orfanatos debido a las deportaciones, según un informe de 2011 del grupo “Race Forward”, titulado “Familias destrozadas” , que indicó que ese año había al menos 5.100 niños en agencias de bienestar infantil en EEUU porque sus padres habían sido arrestados o deportados.

La gira en autobús de los niños, entre el 10 y 14 de abril, cuenta con el respaldo de organizaciones como “WeCount”, “PowerU”, la Marcha de la Mujer, “#LoveArmy”, de Van Jones, y “MomsRising”.

Al concluir la caravana, los organizadores alentarán a jóvenes y familias en todo el país a generar acciones en sus propias comunidades para continuar presionando a sus líderes electos a que protejan a la comunidad inmigrante, dijo Alvarado.