Durante la primavera y el verano, habrá peligro de inundaciones en California

El alto porcentaje de nieve en las montañas Sierra Nevada preocupa a funcionarios

Durante la primavera y el verano, habrá peligro de inundaciones en California
Este año se registró uno de los niveles más profundos en la historia de California.
Foto: Cortesía / DWR

¿Cuánta nieve arrojó esta temporada de lluvia a las montañas de California?

94 pulgadas: esa fue la profundidad registrada por la medidora de nieve en las montañas Sierra Nevada este jueves.

Es la cifra más profunda registrada en años, y por muy satisfactorio que sea el acontecimiento —¡cuál sequía!-, el impacto que este monto de nieve pueda tener al derretirse durante el verano ha generado preocupación.

El invierno de 2016-17 creó una de las capas de nieve más sorprendentes en la historia de California y está cargada con suficiente agua para mantener los embalses y los ríos repletos en los meses venideros. Sin embargo, la adición de nieve derretida probablemente causará inundaciones.

El Departamento de Recursos Hídricos de California registra que la mayoría de los embalses están por encima de 70 por ciento de capacidad, y solamente dos —Millerton en Fresno, y Perris- no han alcanzado rellenarse a su nivel histórico.

Pero en el norte de California, todos están por encima del 80 por ciento. Al momento de rellenarse con las aguas provinientes de las Sierra Nevada, las comunidades a lo largo del Río San Joaquín están en peligro de inundarse.

El registro de nieve de este jueves marca lo exitoso que fue un año fluvial en California —de octubre a febrero-, y vaya que éste ha dado de qué hablar.

Mira el video de la encuesta tomada:

La capa de nieve a través de toda las Sierra Nevada está en un 164% del promedio de esta época del año, según datos estatales.

Esta cantidad de nieve se tornaría en 46 pulgadas de lluvia al derretirse, y tanto ciudades como agencias de suministro de agua se están preparando para lo que podría ser una primavera y un verano desastrosos.

En Los Ángeles, el alcalde Eric Garcetti declaró una emergencia citando preocupaciones de que el derretimiento de la capa de nieve podría inundar hogares y carreteras en el Valle de Owens y dañar el Acueducto de Los Ángeles.

La proclamación está diseñada para ayudar al Departamento de Agua y Energía de Los Ángeles a proteger su infraestructura.