Gracias a organización caritativa, estas jóvenes ya tienen su atuendo para ‘prom’

Cientos de jovencitas del LAUSD de bajos recursos y con buenas calificaciones reciben vestidos y accesorios para su fiesta de graduación
Gracias a organización caritativa, estas jóvenes ya tienen su atuendo para ‘prom’
Unas 200 jóvenes recibieron atuendo, accesorios y tips de maquillaje para su "prom".
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Mientras se veía en el espejo, Daniela Altamirano admiraba su vestido rojo —la elección perfecta para su fiesta de su graduación el próximo 29 de abril en el Museo de Historia Natural.

“Me gusta de aquí”, dijo sonriente la joven de 17 años mostrando la apertura que tenía el vestido en la pierna.

Si no hubiera sido por este evento no se cómo le iba a hacer. A lo mejor iba a tener que pedirle prestado a mis tías”, dijo Altamirano mientras apreciaba la tela y el diseño de su vestido largo.

El vestido de Daniela, así como otros accesorios fueron donados a jovencitas de bajos recursos o sin hogar en un evento organizado por The Assistance League of Los Angeles. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

En el cuarto de alteraciones, Joanna Huerta, de 17 años, esperaba atenta mientras una voluntaria tomaba las medidas a su vestido color azul rey para arreglarlo.

“Me gustó el color y el diseño”, dijo la joven cuya fiesta de graduación será la próxima semana. Añadió que de no ser por este evento no habría podido ir a su fiesta de graduación.

Altamirano y Huerta fueron parte de un grupo de 200 jovencitas del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) que participaron esta semana en el evento Operation School Bell Prom Day, que las premió por sus éxitos académicos, sin importar las adversidades en su vida familiar.

Altamirano dijo que hace un año su familia estuvo pasando por problemas económicos y se mudó a otro lugar. Ella se quedó a vivir con su tía.

“Hace un mes regresó mi mamá y ya vivo con ella y con mis hermanitos otra vez”, dijo emocionada Altamirano.

Un total de 200 jovencitas del LAUSD participaron esta semana en el evento Operation School Bell Prom Day. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Huerta vive en una familia cuyos ingresos son muy bajos. “En mi casa vivo con mi mamá, mis tres hermanos y mi primo”, dijo la estudiante de la secundaria Esteban Torres del centro de Los Ángeles.

Todas las alumnas del último grado fueron elegidas debido a su estatus de bajos ingresos, por vivir en hogares de crianza o estar sin un hogar estable.

El evento realizado por la Assistance League of Los Angeles en asociación con LAUSD y Emerson College tuvo como objetivo “celebrar a las chicas y motivarlas a continuar sus sueños”, dijo Melanie Merians, directora de Assistance League.

“La pobreza es el factor número uno que mantiene a los estudiantes fuera de las escuelas”, añadió Merians, al explicar que mediante el programa de Operation School Bell han conocido a estudiantes que nunca han tenido un cepillo de dientes o que tienen que compartir el mismo par de zapatos con sus hermanos.

La bolsa, el accesorio perfecto. Aparte de vestidos, las jovencitas también escogieron accesorios para su fiesta de graduación. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

“Con eventos como este queremos mandar un mensaje de apoyo a la juventud”, explicó.

Aparte de escoger un vestido, las jóvenes estudiantes también recibieron zapatos, una bolsa y accesorios para combinar su atuendo, dijo Linda Levin, líder del proyecto en Emerson College y voluntaria con Operation School Bell. “Este año conseguimos más de 500 vestidos para las estudiantes que representan a 40 escuelas”, aseveró.

Docenas de voluntarios les ayudaron a escoger sus artículos y otros les hicieron peinados y maquillaje para darles una idea de cómo pueden arreglarse el día de su fiesta de graduación.

Ivonne Flores, de la secundaria ELAPAM, recibe sugerencias de maquillaje durante el evento. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Este año, el LAUSD identificó a 15,000 estudiantes que no tienen un hogar estable. Operation School Bell provee ropa, zapatos, mochilas y productos de higiene a más de 6,000 niños de LAUSD de los grados kínder al 12.