Novia de Aaron Hernández declaró en el juicio en contra del exatleta de la NFL

Shayanna Jenkins-Hernández frustró a los Fiscales al responder en repetidas ocasiones que no recordaba nada sobre el asesinato de dos hombres en Boston en 2012, ni del tiroteo que sufrió el testigo estrella del caso en contra de su pareja

La prometida de Aaron Hernández declaró hoy en el juicio en contra del exjugador de los Patriots de Nueva Inglaterra, al que se le acusa por dos asesinatos e intimidación de un testigo.

Shayanna Jenkins-Hernández, quien reveló desde 2015 porta el apellido de su prometido, declaró bajo concesión de inmunidad de la Fiscalía y dijo que ella aprendió a callar y no hacer preguntas ante cierta situaciones.

“Aprendí a mantener mi boca cerrada en ciertas situaciones… hice el papel que me tocaba”, dijo Jenkins-Hernández.

Shayanna frustró a los fiscales alegando que no recuerda eventos clave en el caso de doble asesinato e intimidación de testigos, según recoge el Boston Globe.

A Jenkins-Hernández se le preguntó sobre la amistad entre su prometido y Alexander Bradley, el testigo que declaró que vio a Hernández disparar y matar a dos hombres en Boston en julio 16 de 2012, y quien fue atacado a tiros en Florida en 2013.

Aaron Hernández se ha declarado no culpable de los cargos por los asesinatos de Daniel de Abreu y Safiro Furtado, así como de intimidar a un testigo, por disparar presuntamente a Bradley.

Jenkins-Hernández dijo que no pidió detalles de lo que pasó con Bradley y repitió no recordar mucho sobre las conversaciones con su pareja tras los asesinatos de 2012.

“Están hablando con alguien que se quedaba en el cuarto y hacía lo que tenía que hacer“, dijo Jenkins-Hernández, quien señaló que su novio y Bradely se frencuentaban y solían salir a los centros nocturnos de Boston seguido.

La mujer del ex ala cerrada de los Patriots respondió que no sabía nada de los hechos del 16 de julio de 2012 ni del tiroteo del que Bradley fue víctima.

“No conozco a Sharrod personalmente”, dijo la mujer, refiriéndose a Bradley por su segundo nombre y agregó que él “no era mi amigo…sí, es una situación triste, pero por qué habría de presionar (a Aaron sobre los hechos) sobre algo así?”.

Aaron Hernández fue condenado de asesinato en primer grado por la muerte de Odin Lloyd en 2013.