En California se busca prohibir la educación gratuita a niños inmigrantes o hijos de inmigrantes

Un activista antiinmigrante quiere quitar este beneficio a los niños indocumentados en San Bernardino y Riverside
En California se busca prohibir la educación gratuita a niños inmigrantes o hijos de inmigrantes

Por años la educación pública de California se ha considerado un derecho para todos los niños sin importar su estatus migratorio y se ofrece gratuitamente desde el jardín de niños hasta el grado 12. Sin embargo, un activista antiinmigrante quiere quitar este beneficio a los niños indocumentados.

La iniciativa local “American Children First” prohíbe a niños indocumentados asistir a las escuelas públicas en el Distrito Escolar Unificado Yucaipa-Calimesa (YCJUSD) localizado entre los condados de Riverside y San Bernardino. También pide que los padres indocumentados con hijos ciudadanos estadounidenses paguen una tarifa de matrícula de “no residente” como condición de inscripción.

Defensores de la iniciativa archivaron papeleo el lunes con el Registrador de Votantes del Condado de San Bernardino.

Joseph Turner, director y fundador de American Children First, una organización que se encarga de “construir un mejor futuro” para los niños dijo que California gasta miles de millones educando a los niños de indocumentados mientras que el gasto por alumno y el desempeño retrasa el resto de la nación.

“Los estadounidenses falsos en Sacramento preferirían ayudar a los extranjeros y los estadounidenses de verdad están cansados de ver a sus hijos ser tratados como ciudadanos de segunda clase”, dijo en un comunicado Turner.

La comunidad de Yucaipa se encuentra a 87 millas al este de la oficina de Turner en Torrance. Pese a no tener conexión directa con el distrito, Turner cree que su iniciativa atraerá a los votantes que apoyan a Trump y su mensaje resonará.

La comunidad es conservadora, tenemos un 10% de estudiantes en el distrito escolar que son estudiantes de inglés“, dijo Turner. “Ese distrito no es terriblemente grande según los estándares de California, así que el umbral de firma no es poco realista para una organización de base como la nuestra”, explicó.

“Además, es un distrito republicano donde a Trump le fue muy bien en noviembre”, añadió.

El YCJUSD es un distrito con aproximadamente 32,300 votantes registrados y 9,889 estudiantes, incluyendo cerca de 1,000 estudiantes de inglés. La ley de California requiere que los proponentes colecten firmas de diez por ciento de los votantes registrados en el YCJUSD para que la iniciativa califique, o aproximadamente 3,230 firmas válidas.

Los residentes del distrito han tenido reacciones mixtas ante la prohibición propuesta.

“No creo que sea justo para los niños”, dijo Catherine Pols, residente de Yucaipa.

Lisa Postmus, de Beaumont, concuerda. “Creo que cualquier niño debe ser capaz de ser educado, no es su culpa que estén aquí ilegalmente o lo que sea”, dijo Postmus.

“Creo que sería difícil decir no a los niños, sabes que los niños son el futuro con seguridad, así que es difícil castigar a los niños por el crimen de los padres”, dijo la maestra Sarah Bruinsma.

Según el Pew Research Center, alrededor de 12% de los estudiantes del kínder al grado 12 de California tienen un padre indocumentado, pero los números exactos son difíciles de conseguir.

Turner espera que su iniciativa ayude a anular la decisión conocida como Plyer vs. Doe que fue aprobada por la corte suprema en 1982. Esta ley prohíbe a las escuelas indagar sobre el estatus migratorio de los estudiantes y exige e todos los distritos escolares que eduquen a los estudiantes que viven en EE.UU.

“Su futuro no debería estar en este país, no debemos planear que ellos estén aquí”, dijo Turner sobre los niños indocumentados.