Familia demanda al condado de L.A. por cremar a su hijo por accidente

Dos cádaveres en la morgue llevaban el mismo nombre
Familia demanda al condado de L.A. por cremar a su hijo por accidente

Los padres de un hombre que fue incinerado por accidente por la oficina forense del condado de Los Ángeles en 2016 presentaron este jueves una demanda contra dicha entidad.

Jorge Alberto Hernández y Mirna Amaya, padre y madre del difunto Jorge Geovanny Hernández, presentaron la querella ante la Corte Suprema de Los Ángeles.

El litigio alega negligencia e imposición negligente de estrés emocional. Los padres piden también una indemnización por daños aunque el monto no fue especificado.

Hernández murió el pasado 7 de octubre debido a una sobredosis de fármacos tras ser trasladado al Centro Médico Adventista, en la ciudad de Glendale. La oficina forense recogió su cadáver para determinar la causa de muerte y el cuerpo fue cremado 10 días después.

De acuerdo a la demanda, los Hernández también tenían previsto incinerar el cuerpo; sin embargo, primero tenían la intención de realizar un velatorio para Jorge y así darle una última oportunidad a la familia de tomarle fotografías “descansando en paz en su ataúd”.

El 18 de octubre, un funcionario de la oficina forense le llamó a Amaya para pedirle disculpas, y le explicó que el error se debió a que un técnico no verificó el número de identificación que llevaba el cuerpo.

El día que el joven fue cremado, dos cadáveres en la morgue se encontraban bajo el nombre de Jorge Hernández.