La creación de empleo perdió fuerza en marzo

Se crearon apenas 98,000 empleos netos pero la tasa de desempleo, 4.5%, es la más baja en una década
La creación de empleo perdió fuerza en marzo

Las empresas de EE UU han pisado el freno en lo que se refiere al empleo y la fortaleza de la que ha hecho gala en los últimos meses el mercado laboral se ha rebajado considerablemente. Según las cifras de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS), el mes pasado se crearon apenas 98,000 empleos netos.

Se esperaba una desaceleración con respecto a los meses anteriores porque muchas contrataciones estacionales, como por ejemplo las de la construcción, estaban siendo anticipadas debido a las templadas temperaturas del invierno. Las nevadas del mes pasado en la costa este jugaron doblemente en contra de estas cifras en este sentido.

No obstante, antes de concer los datos se calculaba que la creación de empleo rondaría los 180,000 empleos. La realidad es que no solo se ha quedado lejos de esa cifra sino que además es la más baja creación de empleo en casi un año. Los analistas de Barclays calificaron el viernes el informe de “débil”.

Peor aún, las cifras revisadas de la BLS correspondientes a enero y febrero reflejan correcciones a la baja. En el primer mes del año se añadieron 216,000 nuevos empleos en vez de los 238,000 inicialmente contabilizados y en febrero 219,000, es decir, 16,000 menos. Con todo, en esos dos meses se sobrepasó la barrera de los 200,000 empleos que en marzo ha quedado tan lejos.

La tasa de desempleo se rebajó al 4.5% desde el 4.7%, uno de los porcentajes más bajos de la última década como resultado de más de 78 meses continuados de creación de puestos de trabajo.

En buena medida, la rebaja se debe a que el porcentaje de americanos en edad de trabajar que tienen un empleo o buscan activamente uno sigue estando en el 63%, es decir muy bajo según estándares históricos.

Y en términos porcentuales,  el sol no brilla con la misma intensidad para todos. El desempleo de los blancos es del 3.9%, muy por debajo de la tasa general y cercano a lo que se considera pleno empleo. En el caso de las mujeres es del 4% (su participación en el mercado laboral es menor). En el caso de la comunidad latina, el 5.1% está afectada por el desempleo, menos que la población negra (8%) pero muy por encima de la minoría asiática (3.3%) .

La mayor parte de la creación de empleo llegó de los sectores de servicios a negocios y minería. En sanidad, se siguió creando empleo al igual que en la construcción aunque en esta última industria de una forma menos acelerada. Las ventas al por menor son las que perdieron más nóminas: 30,000

Los ingresos medios por hora subieron un 2.7% con respecto al año pasado, algo menos que el mes anterior.

Aunque el informe está lejos de ser brillante, no todos los economistas son pesimistas. Gad Levanon, economista jefe de The Conference Board explicaba el viernes que la sorprendente debilidad de marzo “puede enfriar el creciente optimismo en la economía de EE UU”. Levanon coincide con otros analistas al calificar los 98,000 nuevos empleos como decepcionantes pero “esto no debería ser contemplado como un repentino deterioro de la tendencia de crecimiento. Más bien es una fluctuación alrededor de una tendencia mensual de 150,000 a 200,000 que es más que suficiente” para tensar el mercado laboral.