Senado de California aprueba la SB1 para aumentar el impuesto en la gasolina

Los conductores tienen opiniones encontradas sobre el nuevo impuesto a la gasolina en el estado
Senado de California aprueba la SB1 para aumentar el impuesto en la gasolina
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Después que el jueves por la noche la legislatura de California aprobara la propuesta de ley SB1 que aumentaría el impuesto estatal de la gasolina, los conductores tienen opiniones encontradas.

Wilber Sánchez, quien ponía gas en una gasolinera del sur de Los Ángeles, dijo que no estaba enterado de la noticia pero es preocupante.

“Cada vez todo sube y esta mal porque también depende del trabajo que tiene uno”, dijo Sánchez aseverando que estará más consiente en el futuro para llenar su tanque de gas.

Amy Meza desconocía la noticia y dijo que en parte afectará su bolsillo puesto que maneja del condado de Orange a Los Ángeles todos los días.

“Pero si es para mejorar las carreteras esta bien, pero si no lo van a hacer entonces para que están subiendo la gasolina”, añadió.

Wilber Sánchez dijo que desconocía la propuesta de ley que intenta aumentar el impuesto de la gasolina. (Jacqueline García)

Andrés López se mostró molesto con la ley puesto que dice que es engañosa. “No es una ley para arreglar las carreteras, es una ley para crear empleos…los sindicatos la favorecen”, dijo López. “Yo soy demócrata y apoyo a Jerry Brown pero ¿Qué han hecho todo el tiempo con nuestro dinero?” cuestionó el conductor refiriéndose a los impuestos existentes que se deberían destinar al mantenimiento de las vías de transporte.

La propuesta que tuvo un voto en el senado de 27 a 11 y es respaldada por el gobernador Jerry Brown aumentaría el impuesto a 12 centavos por cada galón. En la actualidad los conductores pagan alrededor de 28 centavos de impuestos por galón. Adicionalmente elevaría las tarifas de registro de vehículos y los vehículos eléctricos pagarían un cobro anual de 100 dólares.

El impuesto sería dividido entre las agencias estatales y locales, explica la propuesta de ley. La parte del estado paga por mantenimiento, operaciones, planificación y actividades de apoyo para el sistema de autopistas del estado. La parte local se divide entre ciudades y condados para el mantenimiento del sistema de carreteras locales. La mayor parte de los impuestos se destinarán a varios programas estatales que servirán tanto a las necesidades estatales como locales.

El proyecto de ley incrementaría a 52 mil millones de dólares en diez años, con 5 mil millones de dólares en su primer año, según la propuesta. Mil millones serían destinados a nuevas construcciones y alrededor de $785 millones se destinarían a la construcción y operaciones de tránsito. Otros 150 millones de dólares se destinarían a mejoras para caminar, caminos de bicicletas y patrullaje de autopistas, de acuerdo a la ley.

“Esta es una tarifa, una tarifa a pagar por la gente por el privilegio de manejar en nuestras carreteras”, dijo Brown al defender la iniciativa.

”Y tenemos que mantener el pago por ello, o de otra manera no nos va a funcionar. Es así de simple”, argumentó.

Pese a que la medida tiene el respaldo del presidente del Senado Kevin de León y el presidente de la Asamblea Anthony Rendón, también ha encontrado oposición de ambos lados.

De ser aprobada la propuesta de ley entraría en efecto en el 2020. (Jacqueline García)

El líder republicano de la Asamblea, Chad Mayes, anunció su oposición a la medida alegando que los fondos de mantenimiento deberían salir del presupuesto general del estado.
”En lugar de tomar dinero del fondo general para poder financiar apropiadamente el transporte, quieren poner un impuesto a los californianos ordinarios, a los californianos trabajadores, a aquellos que están en la clase baja y media y que apenas alcanzan a cubrir sus gastos”, criticó Mayes.

“Esa es su respuesta: sólo impuestos, impuestos, impuestos”, agregó el republicano criticando a los líderes legislativos demócratas.

De ser aprobada por la asamblea, la propuesta de ley entraría en vigor el primero de enero de 2020.

Con información de EFE.

Lo que los conductores deben saber en cuanto a la SB1:

  • California no ha incrementado sus impuestos en 23 años
  • La Sociedad Americana de Ingenieros Civiles (ASCE) dio al estado una “D +” en una evaluación en 2017, con los siguientes descubrimientos:
    • 50% de los caminos del estado están en condiciones pobres
    • 5% de los puentes necesitan reparaciones
    • 32% de las represas reguladas por el estado no tienen un Plan de Acción de Emergencia
  • El estado espera recaudar 52 mil millones de dólares en 10 años.
  • La SB1 afectará a 33 millones de conductores en California

(Caltrans, Dept. de financiación del estado y LA Times)