Tras meses de lluvia histórica, California se despide de la sequía

Salvo cuatro condados en el valle central de California, no hay más sequía
Tras meses de lluvia histórica, California se despide de la sequía
La mayoría de las reservas de agua en California registran niveles de agua por encima de su récord promedio.
Foto: Cortesía / DWR

Después de un invierno de lluvia y nevadas históricas, California se retira del estado de emergencia por la sequía que se estableció en 2015 bajo una orden ejecutiva del gobernador Jerry Brown.

La Oficina del Gobernador anunció el viernes la firma de una nueva orden ejecutiva, la cual dicta que el estado de emergencia por la sequía en California ya no aplicará para la mayoría del estado, a excepción de los condados de Fresno, Kings, Tulare y Tuolumne. Esos condados aún enfrentan escasez de suministro de agua subterránea.

Cifras recientes del Monitor de Sequías de EEUU muestra que al menos el 23% de terreno californiano –en la zona sur de California- está registrado bajo la categoría D0-D4, o anormalmente seco.

Más del 70% del estado se encuentra sumamente abastecido con la precipitación desmesurada que durante los últimos cuatro meses cayó en California. Son solo dos reservas de agua –en el sur de California- que registran niveles de agua por debajo de su récord medio.

No obstante, históricamente el Estado Dorado ha sido víctima de sequías constantes. Este lapso de falta de agua –de 2011 a 2016- se registró como el más severo jamás documentado en la historia.

Esta emergencia de sequía ha terminado, pero la próxima sequía podría estar a la vuelta de la esquina“, dijo el Gobernador Brown.

“La conservación debe seguir siendo una forma de vida”.

Si bien, esta sequía fue una severamente prolongada, que dejó a la luz las dificultades de residentes del valle central de California por falta de agua potable, y dejó a miles de jardineros y agricultores sin empleo por la falta de riego a plantas, la falta del líquido vital también ha posicionado a California como uno de los estados más ecoconscientes del país.

Tras anunciar el estado de emergencia en junio de 2015, Brown también estableció restricciones de consumo de agua jamás antes implementadas y la legislatura californiana aprobó medidas que imponen reglamentos estrictos a la extracción del agua subterránea –método que previamente no era siquiera documentado por el estado, y que .los agricultores tomaban sin medida.

La oficina de Brown también dijo el viernes que la nueva legislación creará medidas de conservación a largo plazo ya que el estado con una historia de períodos secos anticipa sequías futuras.