Volvo impulsa iniciativa global para la seguridad vial

Volvo impulsa iniciativa global para la seguridad vial a través de una red que comparta los datos de tráfico entre gobiernos y fabricantes. El Presidente CEO de Volvo Cars, Håkan Samuelsson, dijo que compartir datos relacionados con la seguridad del…

Volvo impulsa iniciativa global para la seguridad vial

Volvo impulsa iniciativa global para la seguridad vial a través de una red que comparta los datos de tráfico entre gobiernos y fabricantes.

El Presidente CEO de Volvo Cars, Håkan Samuelsson, dijo que compartir datos relacionados con la seguridad del tráfico en tiempo real puede dar un fuerte impulso a la seguridad vial global sin violar la privacidad de los usuarios particulares de las carreteras.

Volvo inició estas prácticas hace dos años en Suecia y Noruega en colaboración con las autoridades locales, como parte de sus iniciativas para el desarrollo de tecnologías que eventualmente ayudarán a consolidar la producción de vehículos de conducción autónoma.

“Creemos que este tipo de intercambio de datos debería hacerse de forma gratuita por el bien común y en beneficio de la sociedad”, dijo Samuelsson en una conferencia en el seno de la Comisión Europea en Bruselas. “Salva vidas y ahorra tiempo y dinero de los contribuyentes. Invito a otros fabricantes de automóviles y Gobiernos a trabajar con nosotros para dar la mayor cobertura posible a este tipo de intercambio de datos”.

Volvo

Datos en la nube para la seguridad

En 2015, Volvo Cars puso en marcha un proyecto de colaboración para compartir datos de seguridad con las autoridades de tráfico de Suecia y Noruega.

A través de una red basada en la nube, todos los vehículos Volvo de una determinada zona comparten información anonimizada sobre fricción con la calzada desde sus sistemas anti deslizamiento.

La información se transfiere en tiempo real a otros conductores de vehículos Volvo para avisarles de la existencia de placas de hielo en la carretera. La misma información se comparte con las autoridades de tráfico para que puedan hacer frente con rapidez a estas condiciones.

Este mismo enfoque se utiliza para alertar a los conductores de que otro vehículo tiene encendidas las luces de emergencia, algo que puede indicar una situación potencialmente peligrosa más adelante en la carretera.

Estas tecnologías —Alerta de firme deslizante y Alerta de luces de emergencia— forman parte del equipamiento de serie de todos los vehículos basados en SPA comercializados en Suecia y Noruega: XC90, S90, V90, V90 Cross Country y la nueva XC60, que debutó el mes pasado en el Auto Show Ginebra.

Samuelsson realizó estos comentarios en la “Primera conferencia europea sobre conducción conectada y automatizada“,  celebrada en Bruselas, donde también subrayó la necesidad de poner por delante la seguridad a la hora de desarrollar un marco normativo para los vehículos autónomos.

Por lo que respecta a la conducción autónoma, es fundamental que la interfaz de usuario sea totalmente clara sobre el papel del conductor, observó.

Samuelsson expresó su preocupación acerca de los denominados “modos de conducción autónoma de nivel 3“.

“En este modo, el vehículo se encarga de la conducción, pero el conductor debe estar siempre preparado para asumir el control en caso de emergencia, algo que podría ser cuestión de segundos”, dijo Samuelsson. “Volvo cree que el nivel 3 de conducción autónoma no es seguro y, por lo tanto, no lo aplicará”.

Cuando Volvo lance sus primeros vehículos autónomos en 2021, serán vehículos de nivel 4; en otras palabras, vehículos sin ninguna supervisión en absoluto en las carreteras adecuadas.

Estos vehículos serán capaces de gestionar situaciones de emergencia y garantizar la seguridad de los ocupantes por sí solos sin la intervención del conductor y Volvo asumirá la responsabilidad mientras el vehículo se encuentre en modo autónomo.

Volvo impulsa iniciativa global para la seguridad vial