¡Ataca a las alergias antes de que te ataquen a ti!

Consejos de expertos sobre cómo minimizar los síntomas de esta condición que en esta primavera está más fuerte que nunca
¡Ataca a las alergias antes de que te ataquen a ti!
Ante el invierno tan atípico que se tuvo este año tanto en la costa Este y Oeste de Estados Unidos, las alergias estacionales en esta primavera están más activas y agresivas que nunca.
Foto: Shutterstock

Si a semanas antes de que comenzara la primavera empezaste a sentir los síntomas de las alergias, no debes estar sorprendido ni preocupado con la idea de que tu condición empeoró o entró en una etapa de descontrol.

En esta ocasión, tu sintomatología prematura tiene una clara e identificada explicación.

Este año la temporada de alergias se adelantó y será particularmente intensa, debido a que en la costa este del país se tuvo un invierno más cálido que lo habitual, lo que resultó en una floración adelantada, y en la costa oeste uno lluvioso con fuertes precipitaciones que estimularon el crecimiento y florecimiento de las plantas, y con los fuertes ventarrones que típicamente se dan durante la primavera el polen se ha difundido por todas partes con índices bastante altos”, explica el Dr. Joseph Dizon, jefe del Departamento de Alergia e Inmunología del Centro Médico de Kaiser Permanente en el Oeste de Los Ángeles.

De acuerdo con el Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología (ACAI), las alergias afectan a más de 50 millones de personas en Estados Unidos y, ante las anteriores condiciones climatológicas atípicas, no hay duda de que tendrán los síntomas de las alergias estacionales más alborotados que nunca.

Un ejemplo de ello es el caso de Enrique Muñoz, residente de Los Ángeles, quien desde mediados de marzo tuvo que visitar a su alergólogo porque la picazón en los ojos, los estornudos y la congestión nasal se le manifestó esta vez de una manera muy agresiva y pensó más bien “que se trataba de un resfriado”.

Diferencia entre alergia y resfriado

La confusión inicial que tuvo Muñoz ocurre con frecuencia, ya que muchos de los síntomas de las alergias estacionales coinciden con los del flu o el resfriado común, pero se tienen algunas señales que marcan la diferencia.

Cuando se tiene tos, fiebre y dolor fuerte o leve del cuerpo, lo más probable es que se trate de un flu o resfriado. Y de tener un moqueo constante transparente, lo más probable es que sea alergia, ya que, en el caso de un resfriado, el moqueo es de un color más amarillento”, denota el Dr. Dizon.

Otro indicador es la intensidad y cantidad de estornudos. Si se estornuda varias veces seguido, es probablemente más una alergia que un resfriado.

El modo en que aparecen los síntomas y cuánto tiempo se prolongan también puede ser una señal.

“Si los síntomas aparecen progresivamente y persisten entre siete y diez días, es muy posible que sea un resfriado. Si, por lo contrario, las molestias aparecen súbitamente y al cabo de unas pocas horas desaparecen, es una alergia”, apunta el alergólogo.

Cómo controlar los síntomas

Aunque muchos pacientes encuentran alivio en los medicamentos de venta libre —antihistamínicos, descongestionantes y aerosoles nasales— para la alergia estacional, algunos luchan en cada temporada para encontrar un tratamiento que les funcione.

“Al tratar a un paciente, mi meta es determinar primero qué está causando los síntomas de la alergia”, detalla el médico. “Las alergias de primavera son casi siempre provocadas por un aumento en los niveles de polen. Si bien es imposible permanecer en el interior y evitar completamente la exposición al polen, hay muchas cosas que podemos hacer para ayudar a minimizar los síntomas”.

Estas acciones son las siguientes:

  • Tratar de permanecer adentro cuando los niveles de polen son más altos. Esto generalmente sucede en las mañanas y en los días secos o con mucho viento.
  • Mantener las puertas y ventanas cerradas para evitar que los alérgenos entren a la casa.
  • Usar un purificador de aire.
  • Tratar de mantener el hogar lo más limpio posible, aseando especialmente repisas, libreros, estanterías, ventiladores de techo, marcos de puertas y ventanas y otros lugares donde el polen fácilmente se puede acumular.
  • Bañarse y cambiarse la ropa en cuanto se entre a la casa.
  • Aspirar los tapetes y la alfombra por lo menos dos veces por semana y, de ser posible, considerar tener piso de madera o cerámica.
  • Utilizar el aire acondicionado tanto en la casa como en el auto, en vez de abrir las ventanas para que entre la brisa.
  • Asegurarse de limpiar o reemplazar los filtros del aire acondicionado, tanto del auto como de la casa, con frecuencia.

Un llamado de alerta

La Dra. Sonal R. Patel, especialista en asma y alergias y vinculada al Adventist Health Physcians Network de Los Ángeles, insta a las personas con alergias a mantenerlas controlas y estar siempre al día con las medidas preventivas y tratamientos disponibles.

“Si los síntomas [de las alergias] continúan o duran todo el año, a menudo se recomienda la inmunoterapia durante todo el año”, recuerda la Dr. Patel.

Dentro de las inmunoterapias están la sublingual, que trata una variedad de alérgenos, y la terapia pre-estacional para quienes sufren de alergias estacionales limitadas, que puede ayudar a construir una fuerte barrera de tolerancia antes de que inicien las temporadas de altos índices de polen y floración.