Chef José Andrés y Donald Trump llegan a acuerdo en demanda por incumplimiento de contrato

¿De enemigos a amigos?
Chef José Andrés y Donald Trump llegan a acuerdo en demanda por incumplimiento de contrato

WASHINGTON.- La Organización Trump alcanzó un acuerdo para resolver una disputa legal que arrastró durante dos años con el chef español, José Andrés, quien abandonó sus negocios con el entonces candidato presidencial por su retórica incendiaria contra los inmigrantes.

Trump presentó una demanda de $10 millones contra el popular chef español en 2015 por incumplimiento de contrato, después de que éste cancelara sus planes de abrir un restaurante, que llamaría “Topo Atrio”, en el Hotel Internacional Trump, en la capital estadounidense.

Ni la Organización Trump ni la empresa de Andrés, Think Food Group (TFG), divulgaron detalles del acuerdo legal, más allá de un comunicado conjunto emitido ayer por ambas partes.

“Me agrada que hayamos podido dejar este asunto atrás y seguir adelante como amigos”, dijo Trump en el comunicado, en el que destacó que, desde la apertura oficial el hotel en septiembre de 2016, su negocio ha tenido “un increíble éxito”.

“Nuestro equipo entero tiene un gran respeto por los logros tanto de José como de TFG. Sin duda, esto es algo en el que ambas compañías ganan”, afirmó Trump.

Por su parte, Andrés también expresó un “gran respeto” hacia la Organización Trump por su “compromiso con la excelencia” al desarrollar el histórico edificio del “Old Post Office” en Washington.

“En adelante, nos entusiasma la posibilidad de trabajar juntos con la Organización Trump en una variedad de programas para beneficiar a la comunidad”, manifestó Andrés.

En el comunicado, el empresario español no precisa cuál sería esa posibilidad ni el tipo y alcance de esos programas. Andrés fue muy crítico de los comentarios incendiarios que hizo

Trump al lanzar su candidatura presidencial en junio de 2015, cuando llamó a los inmigranes mexicanos “criminales” y “violadores”, entre otros insultos.

A raíz de la demanda de Trump en julio de 2015 en un tribunal federal en Washington, el chef español respondió con su propia demanda por $8 millones al mes siguiente, argumentando que los comentarios “anti-hispanos” de Trump habían perjudicado su negocio.

“Como un inmigrante orgullosamente español y recientemente naturalizado como ciudadano americano yo mismo, creo que cada ser humano merece respeto, sin importar su estatus migratorio”, dijo entonces Andrés al anunciar su ruptura con Trump.

Durante la contienda, Andrés, naturalizado estadounidense, dio su apoyo a la rival de Trump, la demócrata Hillary Clinton.

Trump grabó en video su testimonio en el caso ante los tribunales, días antes de su toma de posesión en enero pasado.

En febrero pasado, Andrés había reiterado su propuesta de diciembre de 2016 a Trump de poner fin a la batalla legal y destinar fondos a programas para veteranos de guerra, pero el mandatario no había ofrecido respuesta.

Una demanda similar contra el socio de Andrés, el chef Geoffrey Zakarian, sigue su curso.