Edison acuerda negociar nuevo almacén para los residuos nucleares de San Onofre

El propietario de la planta nuclear de San Onofre acepta negociar el traslado y almacenamiento de los residuos radioactivos fuera de la costa del sur de California
Edison acuerda negociar nuevo almacén para los residuos nucleares de San Onofre
La planta de energía nuclear de San Onofre está al borde del Océano Pacífico entre San Diego y el condado de Orange en el sur de California.
Foto: MARK RALSTON/AFP/Getty Images

Los propietarios de la clausurada planta nuclear de San Onofre acordaron ayer viernes comenzar las negociaciones encaminadas a reubicar toneladas de desechos radiactivos fuera de la costa del sur de California.

El anuncio se produjo en un escrito presentado en el Tribunal Superior de San Diego, donde una decisiva audiencia debía realizarse la semana próxima entre California Edison y los ambientalistas que demandan ante la corte que los residuos tóxicos sean almacenados lejos de la costa.

Southern California Edison ha indicado que está dispuesto a mudar toneladas de desechos radiactivos de la planta nuclear de San Onofre y almacenarlos en otro lugar, informan medios locales.

Abogados de Southern California Edison y sus demandantes pidieron a un juez de San Diego el viernes aplazar una audiencia de la demanda fijada para el 14 de abril, para poder negociar un acuerdo.

En un comunicado, Edison dijo que cree que todos tienen un “objetivo común”: transferir fuera de San Onofre 3,6 millones de libras de desechos nucleares.

Edison argumentó anteriormente que el combustible podría almacenarse de forma segura durante décadas en la planta, que se cerró definitivamente en 2013.

El accidente causado por un tsunami en la planta nuclear de Fukushima en la costa de Japón, el 9 de julio de 2014, causó riesgos de contaminación imprevistos. KIMIMASA MAYAMA/AFP/Getty Images

El grupo Citizens Oversight demandó a Edison y a la Comisión Costera de California hace dos años, por el riesgo que supone el almacenamiento de desechos radioactivos en un área donde viven millones de personas residentes en los condados de San Diego, Orange y Riverside, después de que los reguladores estatales aprobaron la propuesta de Edison de almacenar los residuos nucleares dentro de San Onofre,  a una distancia de 100 pies de la costa.

Basura nuclear

El almacenamiento de desechos radiactivos a largo plazo preocupa al gobierno, los ejecutivos de servicios públicos y los grupos ambientalistas desde 1960, cuando la energía nuclear se convirtió en una fuente ampliamente utilizada de electricidad.

Los residuos nucleares generados por los reactores nucleares son extremadamente peligrosos para la salud y el medio ambiente durante miles de años.

Durante décadas, los operadores de plantas como de San Onofre han almacenado las barras de combustible gastado en piscinas de enfriamiento cerca de los reactores con la expectativa de que el gobierno federal en algún momento aprobaría un repositorio nacional permanente.

La planta de San Onofre en el sur de California cerró en enero de 2012 después de que una pequeña cantidad de radiación se filtró de los generadores de vapor de reemplazo recién instalados, y se clausuró definitivamente en junio de 2013.