LEGAL: es contra la ley que te prohíban hablar en español en tu trabajo

Una conocida tienda de ropa fue acusada recientemente de exigir a sus empleados hablar solo en inglés
LEGAL: es contra la ley que te prohíban hablar en español en tu trabajo
La cifra se ha triplicado desde 1980

La semana pasada, el Departamento de Empleo y Vivienda Justa acusó en una demanda presentada en la Corte Superior de San Francisco, a la tienda Forever 21 de discriminar a los empleados basados ​​en su origen nacional.

La ley de California prohíbe imponer un reglamento en lugares de trabajo que sólo permitan hablar el inglés, a menos que una compañía pueda demostrar que son necesarias para manejar el negocio correctamente.

Cuando tres empleados de habla hispana se quejaron, la tienda redujo sus horas de trabajo, y dijeron que los gerentes los trataban con hostilidad, según el juicio. Los empleados entonces archivaron una queja de la discriminación con la agencia estatal, que está buscando daños en su nombre y un cambio en la política de la tienda.

La compañía, con sede en Los Ángeles, negó tener una política de sólo inglés en cualquiera de sus tiendas.

Casos como este no son inusuales. Trabajadores latino demandaron a sus supervisores en California hace algún tiempo después que la empresa creó una política donde no se les permitía hablar en español en ningún momento del día, ni siquiera durante e almuerzo, antes o después de horas laborales.

De hacerlo, los amenazaban con despedirlos. Los empleados interpusieron una demanda y ganaron 650,000 dólares en daños.

Algunas excepciones

Sin embargo, expertos legales indican que es aceptable que un empleador tenga una regla de que los empleados que atiendan a personas de habla inglés solo se dirigan en este idioma al realizar su trabajo con ellos.

Esta práctica también puede existir en un lugar de trabajo que involucre un alto riesgo de lesiones física o hasta la muerte. Esto puede incluir sitios de construcción, salas de emergencias, servicios de laboratorios clínicos y lugares similares.

Pero si hablar español no afecta el desempeño de su trabajo, no pueden porhibirlo. Por ejemplo, la regla no aplica a dos personas que hablan en español en la parte trasera de una tienda, ya que no esto no afecta a la empresa.

California y las cortes federales reconocen que políticos de solamente inglés en el trabajo son una forma potencial de discriminación por origen o nacionalidad y pueden crear problemas en el lugar de trabajo.

Además, discriminar contra alguien por su acento también es prohibido por las autoridades.