Fotos: Los angelinos bendicen a sus animales en Placita Olvera

Se ha convertido en una tradición para muchas familias llevar a bendecir a sus familias a la Plaza Olvera

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Fotos: Los angelinos bendicen a sus animales en Placita Olvera
Como cada año, la bendición de animales en la Plaza Olvera inicia con una gran vaca que abre la procesión de animales que serán bendecidos. (Araceli Martínez/La Opinión).

Como cada Sábado Santo, la comunidad de Los Ángeles se volcó a la Plaza Olvera con sus mascotas para recibir la bendición anual de parte del arzobispo José Horacio Gómez.

Al son del mariachi, una amplia variedad de animales desfilaron conducidos por sus amos en una larga procesión hasta llegar al templete donde el arzobispo los rociaba con agua bendita. 

Cada año, la familia Corthia trae a sus chivos a ser bendecidos. (Araceli Martínez/La Opinión).
Cada año, la familia Corthia trae a sus chivos a ser bendecidos. (Araceli Martínez/La Opinión).

Una gran vaca abrió la ceremonia de bendición, seguido por una manada de chivos y una llama.

No faltaron los caballos algunos montados por jinetes vestidos de charros.

Perros de todas las razas y tamaños arribaron por su bendición. Algunos de ellos iban muy guapos, con atuendos típicos mexicanos; otros llevaban grandes moños.

El agua bendita tomó por sorpresa a esta llama en la ceremonia de bendición de la Plaza Olvera. (Araceli Martínez/La Opinión).
El agua bendita tomó por sorpresa a esta llama en la ceremonia de bendición de la Plaza Olvera. (Araceli Martínez/La Opinión).

Los curiosos se arremolinaban no queriendo perder detalle del inusual desfile anual de animales.

Los angelinos llevaban todo tipo de mascotas a consagrar: conejos, pájaros, gatos, tortugas, largatijas, iguanas, ratas y no faltaron quienes cargaran con enormes víboras colgadas sobre sus hombros.

Unos llevaron a bendecir fotos y  urnas con las cenizas de sus  difuntas mascotas.

Emily trajo a su gatita Chapita a recibir la bendición del arzobispo José Gómez. (Araceli Martínez/La Opinión).
Emily trajo a su gatita Chapita a recibir la bendición del arzobispo José Gómez. (Araceli Martínez/La Opinión).

Otros como las hermanas Gamón, hicieron viaje especial desde Las Vegas para que sus perritas fueran bendecidas. “Le dieron su bendición a mi perro Patrick para que esté saludable todo el año”, dijo Carolina Gamón quien vino con su madre Vita y su hermana Gabriela Gamón. Las tres trajeron a sus perros.

Casi desde que nació, Allen Corthia de Altadena ha traído a más de una veintena de animales a bendecir. “Mi papá comenzó a venir en 1953. Yo tengo 58 años y recuerdo que nunca hemos faltado. La bendición de animales es una tradición familiar. Mi padre ya murió pero nosotros seguimos viniendo cada año”, dijo.

Desde Las Vegas, vino la familia Gambón a bendecir a sus perritos a la Plaza Olvera de Los Ángeles. (Araceli Martinez/La Opinión).
Desde Las Vegas, vino la familia Gambón a bendecir a sus perritos a la Plaza Olvera de Los Ángeles. (Araceli Martinez/La Opinión).

Este año llegó con dos caballos, cinco chivos, una llama y cuatro gallinas.

Sachin vino de Pico Rivera con su perrito chihuahua “Tinger”. ”Es una tradición que nos enseñó mi padre. Y es una ceremonia muy bella para los animales”, comentó.

La familia de Javier, Vanesa y Miguel llegaron con su perro boxer y sus pequeñas lagartijas a bendecir, “Es la primera vez y nos ha gustado mucho”, dice Vanessa.

Esta familia trajo a sus lagartijas y su perro boxer a bendecir a la Plaza Olvera. (Araceli Martínez/La Opinión).
Esta familia trajo a sus lagartijas y su perro boxer a bendecir a la Plaza Olvera. (Araceli Martínez/La Opinión).

Emily trajo a su gatita “Chapita” a bendecir. Nancy trajó a su pequeña hija Arleen para que sus pajaritos del amor fueran bendecidos.

Los hermanos Alma y Ricardo Orozco vinieron con sus sus conejos de siete años. “Nos gusta que los bendigan cada año porque se renueva el amor de Dios hacia nuestros conejitos”, dijo Alma.

La bendición de animales es organizado cada año por la Fundación de Comerciantes de la Plaza Olvera. “Tenemos 87 años haciéndolo. Y a la comunidad le gusta. Esta bendición es algo diferente. Y cada año crece más la gente trae a sus mascotas a bendecir”, afirmó Valery García Hanley, una de las coordinadoras del evento. 

Toda clase de perros fueron bendecidos por el arzobispo de Los Ángeles, José Gómez en la Plaza Olvera. (Araceli Martínez/La Opinión).
Toda clase de perros fueron bendecidos por el arzobispo de Los Ángeles, José Gómez en la Plaza Olvera. (Araceli Martínez/La Opinión).

Desde tiempos de la fundación de Los Ángeles, cuando el sacerdote de la iglesia de la Plaza Olvera bendecía el ganado de los rancheros para que se mantuvieran saludables y productivos, existe esta costumbre. La práctica continuó cuando se abrió la calle Olvera en 1930 y además de los animales de granja, se incluyeron las mascotas.

Te recomendamos