“Una parte de mí se enamoró de ella”, Mark Hamill rindió emotivo tributo a Carrie Fisher

Luke Skywalker recordó a su hermana la Princesa Leia con anécdotas de 40 años de Star Wars
“Una parte de mí se enamoró de ella”, Mark Hamill rindió emotivo tributo a Carrie Fisher

ORLANDO, Florida – Mark Hamill y miles de fans de Star Wars rindieron homenaje a Carrie Fisher en un evento especial durante el Star Wars Celebration 2017 que se celebra este fin de semana en Orlando.

La actriz, que falleció en diciembre del año pasado, interpretó a la Princesa Leia en la trilogía original, un personaje adorado por los fans debido a su fuerza y determinación, algo poco habitual en el cine en 1977, cuando se estrenó “Star Wars: A New Hope”.

Hamill, quien interpreta a Luke Skywalker –hermano mellizo de Leia–, contó anécdotas de su relación con Fisher, quien fue para él “una hermana” en la vida real.

“Ella te hacía sentir como si fueras su mejor amigo”, contó Hamill. “Quería pasarlo bien todos los días”.

Uno de los auditorios del centro de convenciones de Orlando se llenó para el tributo a Carrie Fisher.
Uno de los auditorios del centro de convenciones de Orlando se llenó para el tributo a Carrie Fisher.

Cuando se conocieron, Hamill era un desconocido de 24 años y Fisher, 19, la hija de dos actores famosos. Ella le introdujo en el mundo de las celebridades de Hollywood.

“Una parte de mí se enamoró de ella”, reconoció Hamill, que hoy tiene 65 años. “Creo que todos los hombres caían bajo su hechizo”.

Hamill contó que la producción de la película le dijo que no podían aparecer fotos de ellos dos en ninguna situación romántica, porque el público se enojaría al parecer un incesto. Tendrían que despedirle, le amenazaron.

“Hoy es un día en que es muy fácil ser consumido por la pena, pero no hay día que no me acuerde de ella y la veo desde el cielo… mostrándome el dedo medio”, dijo Hamill ante las risas de la gente.

Una constante en todos los comentarios sobre Fisher fue lo divertida que era, siempre bromeando en los set de rodaje. Hamill comentó que esa actitud era una armadura para proteger a la niña sensible y extremadamente inteligente que había debajo.

El tributo incluyó videos de personas clave en la saga Star Wars hablando de Fisher, incluidos George Lucas, creador de la franquicia, y Kathleen Kennedy, presidenta de Lucasfilm.

“El gran regalo de las últimas películas es que pude retomar mi relación con ella y arreglar algunas cosas”, dijo Hamill.

Por su parte, Warwick Davis contó cómo Fisher hizo que la primera vez que él estaba en un set, a los 11 años en un traje de ewok, todo fuera simplemente “divertido”.

Hamill terminó el tributo en un tono aún más emotivo: “Es muy difícil hablar de ella en pasado. Tenía tal vitalidad. Y es una parte tan importante de esta saga. Su legado vivirá para siempre”.

“Gracias a todos ustedes. Esto es parte del proceso que estoy pasando por la pérdida de Kenny Baker (el actor que interpretaba a R2-D2, fallecido en agosto de 2016) y Carrie”, se despidió Hamill entre lágrimas.