Trump sigue estudiando posibles cambios a política hacia Cuba, según Casa Blanca

“La política de Estados Unidos hacia Cuba está bajo una revisión interagencial”
Sigue a La Opinión en Facebook
Trump sigue estudiando posibles cambios a política hacia Cuba, según Casa Blanca
Si Trump anula la política de apertura le costará a la economía estadounidense pérdidas millonarias. EFE
Foto: EFE

WASHINGTON.- El presidente Donald Trump prometió cambios en la política de apertura hacia Cuba pero, por ahora, no hay un anuncio inminente, según indicó este lunes la Casa Blanca.

Aunque Trump está estudiando varias opciones sobre la mesa, en las últimas semanas habían crecido los rumores y especulaciones en la comunidad cubana en el exilio de que la Casa Blanca haría un anuncio hoy, en el marco del aniversario de la fracasada invasión estadounidense en la Bahía de Cochinos el 17 de abril de 1961.

Obama pone fin a política migratoria que favorecía a cubanos

Consultada hoy por este diario, Helen Aguirre Ferré, directora de asuntos para medios, afirmó que “la política de Estados Unidos hacia Cuba está bajo una revisión interagencial”.

“No hay más comentarios en estos momentos”, enfatizó.

A la cabeza de la revisión gubernamental está el Consejo de Seguridad Nacional (NSC), aunque también participan agencias implicadas en política de inmigración y política exterior.

También dos legisladores de Florida de origen cubano, el representante Mario Díaz-Balart, y el senador y exprecandidato presidencial, Marco Rubio, han estado trabajando entre bambalinas para revertir la política de apertura hacia la isla.

Ambos desde siempre se han opuesto al levantamiento del embargo -una exigencia del gobierno cubano- y criticaron las medidas de Obama como un “premio” a un regimen que viola los derechos humanos en la isla.

Rubio perdió las primarias del año pasado en Florida pero fue, de hecho, uno de los más férreos críticos de la política adoptada por el entonces presidente Barack Obama para buscar un acercamiento con el régimen de La Habana.

El mes pasado, Rubio tuiteó que confía en que Trump “tratará a Cuba como una dictadura”.

Según fuentes legislativas, hay varios borradores de propuestas que circulan en el Capitolio, algunas más duras que otras, y todas con impacto directo en las empresas de EEUU que han iniciado un incipiente comercio con Cuba.

En sentido contrario, grupos como el Centro para la Democracia en las Américas (CDA, en inglés), que apoyan el cambio de política hacia la isla como una forma de promover un cambio democrático en la isla, también han presentado una férrea defensa de la política actual al equipo del NSC.

Se desconoce si Trump revertirá algunas o todas las medidas de flexibilización de viajes, remesas y de comercio limitado que puso en marcha paulatinamente la Administración Obama desde 2009.

Obama logró el deshielo de las relaciones entre ambos países, tras 54 años de distanciamiento, que además resultó en la histórica reapertura de las respectivas embajadas en Washington y La Habana en julio de 2015.