“Fuerza deportadora” trae buenas noticias a inversionistas en prisiones privadas

Consejeros financieros invitan a "aprovechar el rendimiento" de las acciones de Geo Group, ahora que el nuevo gobierno está poniendo toda la carne en el asador para detener y deportar a más inmigrantes.
“Fuerza deportadora” trae buenas noticias a inversionistas en prisiones privadas
El mercado de valores de las empresas de prisiones privadas empezó una "etapa dorada" con la elección de Trump. (Drew Angerer/Getty Images)

“Trump aumenta fuerza de deportación: recaba tu 6% de rendimiento ahora”.

El titular de un email enviado a inversores que subscriben a un servicio online de asesoría financiera aconsejaba continuar firmes con las acciones de las empresas como Geo Group, que construyen y manejan prisiones privadas bajo contrato con el gobierno federal.

En un extenso artículo, un periodista financiero de un servicio privado para inversionistas explica que la política del nuevo gobierno en la Casa Blanca será “expansiva y provechosa” para quienes gozan de acciones de estas empresas en su portafolio de valores.

El temor y la deportación de millones de familias indocumentadas es angustia y desolación para algunos y un gran negocio para otros.

Los observadores de este tipo de inversiones ven como buenas las noticias que hablan de la expansión de espacio carcelario para inmigrantes, la contratación de miles de agentes de inmigración y el otorgamiento de un nuevo contrato para Geo Group, anunciado la semana pasada.

El asesor financiero George Schneider, en un artículo publicado en “Seeking Alpha”, una plataforma por subscripción para inversionistas, explica como las acciones de Geo Group perdieron casi el 50% de su valor luego que el ex presidente Obama anunció el año pasado que el gobierno federal dejaría de contratar con estas empresas.

“Cuando los inversores estaban convencidos de que GEO Group iba en camino a la extinción con la directiva de Obama a sus agencias para reducir el uso de las prisiones privadas, los inversionistas comenzaron a largarse. Los que compraron alrededor de $ 32 por acción, vieron el colapso del precio a $ 18 en el comercio de un día”.

Pero no hay nada que temer, indica el asesor, porque GEO Group se recuperó ampliamente con el triunfo de Trump y el anuncio de su gobierno de que revertiría tal orden de Obama, ampliaría la “fuerza de deportación” y además, daría un nuevo contrato a GEO para una nueva cárcel en Texas.

“Cuando la compañía ofreció nuevas acciones a 42 dólares hace dos semanas, se vendieron todas casi a ese nivel. Hoy en día los prospectos son excelentes, con ganancias de casi 15% en muy poco tiempo”, explica, triunfante.

De hecho, las ganancias de las dos compañías de prisiones privadas que tienen la inmensa mayoría de contratos del gobierno federal para detener a decenas de miles de inmigrantes, se han elevado rápidamente en la era de Trump.

Según un reciente artículo de CNN Money, las prisiones privadas estadounidenses y las empresas que las manejan “están entrando a una era dorada”.

El artículo reportó que los dos principales operadores de prisiones privadas, Core Civic (antes llamado Corrections Corporations of America) y Geo Group, han visto duplicarse el valor de sus acciones desde el triunfo de Donald Trump.

El valor de CoreCivic aumentó en 140% y el de Geo en un 98%.

La semana pasada la Agencia de Inmigración y Aduanas ICE concedió su primer contrato carcelario de la era de Trump a GEO Group, para diseñar, construir y manejar un centro de detención de 1000 camas en Conrad, Texas, cerca de Houston.

La novedad se anunció en un comunicado de Geo Group INC, que dijo que el centro costará 110 millones de dólares, será propiedad de la empresa, pero estarán bajo contrato con el gobierno. Esperan ganar más de 40 millones limpios cada año que lo operen y el contrato inicial es por diez años, con “períodos de renovación”.

Según el comunicado, Geo espera terminar la construcción del centro a finales del año 2018.

“Apreciamos mucho la confianza continuada que ICE pone en nuestra compañía”, dijo George C. Zoley, director y CEO de GEO.