Costo de muro fronterizo podría ascender a $70,000 millones, dice informe demócrata

El megaproyecto, que incluye la construcción del muro y la instalación de tecnología e infraestructura, tendría un costo de al menos $64,000 millones. Esa cifra representa un costo de más de $200 por cada habitante en EEUU.

WASHINGTON.- El costo del muro fronterizo que prometió el presidente Donald Trump podría ascender a $70,000 millones, o más de $200 por cada habitante en EEUU, según un informe elaborado por la bancada demócrata en el Senado.

La minoría demócrata del Comité de Seguridad Nacional del Senado divulgó anoche un informe que indica que el costo del muro será el triple de los cerca de $22,000 millones que calculó un documento interno del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Según el informe, el megaproyecto, que incluye la construcción del muro y la instalación de tecnología e infraestructura, tendría un costo de al menos $64,000 millones. Esa cifra representa un costo de más de $200 por cada habitante en EEUU.

El informe fue realizado utilizando datos que el DHS entró al Senado sobre el costo por cada milla de construcción, multiplicado posteriormente por unas 1,827 millas del proyecto total.

El documento también tomó en cuenta el costo de varias propuestas de prototipos del muro, que oscila entre $200,000 y $500,000 por una extensión total de aproximadamente 30 pies.

Según los demócratas, el costo de construcción por cada milla asciende a hasta $36,6 millones, y no incluye los gastos asociados con la adquisición de terrenos, ni del mantenimiento de las barreras, que podría ascender a $150 millones al año.

La bancada demócrata criticó el hecho de que el DHS no ha completado un análisis de costo-beneficio del muro, por lo que el Comité tampoco ha recibido un estimado del costo de la adquisición de terrenos.

Según los legisladores, para la construcción de un muro en varios tramos de la frontera en el pasado, el gobierno tuvo que desembolsar al menos $78 millones por adquirir terrenos.

Por ello, se prevé que con el muro en cuestión, también aumente el costo de la compra de terrenos, tomando en cuenta que hay demandas pendientes contra el gobierno en los tribunales por parte de propietarios privados que no quieren cederlos.

La Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP), que depende del DHS, afirmó que las autoridades esperarán a que todas las propuestas de prototipos hayan sido evaluadas antes de divulgar un estimado del costo total del muro.

La construcción de los prototipos del muro previsiblemente se llevará a cabo en el área de San Diego (California), un área de terrenos federales donde ya existen barreras, entre el 22 de junio y 22 de julio próximos.

La semana pasada, un portavoz del DHS, David Lapan, dijo a los periodistas que la agencia canalizará $20 millones de su presupuesto de otros programas para la construcción de los prototipos.

La CBP criticó la metodología del informe de la bancada demócrata, al afirmar que no se pueden usar los costos de proyectos anteriores para extrapolar el costo de futuras construcciones en otros tramos de la frontera “porque hay demasiados factores que se desconocen” por el momento.

El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, reconoció recientemente ante el Senado que el DHS desconoce los pormenores del muro, su costo o extensión.

Henry Cuéllar, legislador demócrata por Texas y miembro del subcomité que autoriza fondos para la Patrulla Fronteriza, dijo en un comunicado que el informe deja en claro que, pese a su costo, no hay pruebas de que el muro vaya a frenar el contrabando de drogas y de inmigrantes indocumentados, o a mejorar la seguridad en la frontera sur.

“Este costoso proyecto del presidente sería una solución del siglo 14 para un problema del siglo 21, y con un precio inaceptable”, se quejó Cuéllar, quien prometió que la bancada demócrata luchará contra el muro hasta que Trump acepte que no será aprobado.

La Administración Trump solicitó alrededor de $1,500 millones para iniciar la construcción del muro este verano.

Sin embargo, ante la oposición demócrata y para evitar un posible cierre parcial del gobierno el próximo 28 de abril, los legisladores republicanos evitaron incluir en la ley de gastos una partida para el muro.

Además, no hay consenso entre los propios republicanos sobre cómo financiar el costoso proyecto, y han dejado abierta la posibilidad de que posterguen su debate para el próximo año.

Southern Border Wall – HSGAC Minority Report by Anonymous GHciI9 on Scribd

?>