Exalcalde de South El Monte recibe un año de cárcel por aceptar sobornos

El edil presentó su renuncia tras admitir el mes pasado a autoridades federal que recibió $45,000 en sobornos durante más de siete años.
Exalcalde de South El Monte recibe un año de cárcel por aceptar sobornos
Un lugar para ancianos en el Centro Cívico de la Ciudad de South El Monte. (Isaías Alvarado/La Opinión)

Luis Aguinaga, exalcalde de la ciudad de South El Monte fue sentenciado este miércoles a pasar un año en prisión federal por aceptar al menor $45,000 dólares en sobornos de un contratista municipal.

Aguinaga debe cumplir también con tres años de libertad condicional, que incluyen un año bajo arresto domiciliario con monitor electrónico, y debe realizer 3,000 horas de servicio comunitario.

Además, se le ordenó pagar $12,000 dólares en multas y compensación.

Aguinaga se presentará para empezar a cumplir su sentencia a más tardar el 30 de junio.

El escándalo de los sobornos estalló en Julio de 2016, cuando el edil presentó su renuncia tras admitir a las autoridades federal que recibió $45,000 en sobornos durante más de siete años. La corrupción tiene que ver con un contratista de construcción y de ingeniería para la ciudad del South El Monte.

Aguinaga, de 48 años, que fue miembro del consejo muncipal desde 2003 y ganó la elección a la alcaldía en 2009, luego se declaró culpable de cohecho para llegar a un acuerdo judicial y evitar la pena máxima de 10 años de cárcel.

Luis Aguinaga, exalcalde de South El Monte.

Los sobornos

Por siete años, cada dos o tres semanas, el exalcalde de South El Monterecibió sobornos en efectivo por al menos $45,000 dólares de un contratista de esta diminuta ciudad al sureste de Los Ángeles, según su declaración de culpabilidad aceptada el pasado 28 de junio.

Los pagos ilegales eran inicialmente de $500 dólares, pero después aumentaron a $1,000 dólares entre los años 2005 y 2012, de acuerdo a la acusación de los fiscales federales. Bajo el acuerdo de culpabilidad, el funcionario admitió haber tomado al menos $45,000 dólares en sobornos en ese período.

La fiscalía alega que ese dinero se recibía en recompensa por la aprobación de contratos municipales que beneficiaron a un empresario que ante la corte se ha identificado como un testigo confidencial.

“Este esquema de corrupción de larga duración comprometió el efectivo gobierno de South El Monte”, declaró a la prensa en su momento la fiscal federal Eileen Decker. “La corrupción como la del señor Aguinaga es una amenaza para las instituciones de gobierno y socava la confianza del público en todos los funcionarios de gobierno. Los residentes de South El Monte merecen algo mejor”, agregó.

Aguinaga recibía los sobornos dentro de sobres que el contratista dejó en una ocasión en el baño de la Alcaldía de South El Monte o también en el lado del pasajero de un vehículo, según la fiscalía federal.

Los arrestos de otros oficiales electos del condado de Los Ángeles que fueron acusados de corrupción pusieron temeroso a Aguinaga antes de que éste se enterara de que agentes encubiertos de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) también le seguían los pasos.