Inquilinos de Los Ángeles piden a la ciudad que no permita el aumento de rentas

Se quejan de esfuerzos de desalojo y rentas caras en la ciudad
Inquilinos de Los Ángeles piden a la ciudad que no permita el aumento de rentas
Durante el Día de los Inquilinos de Los Ángeles se ofreció ayuda legal a los que tienen problemas con su alquiler. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Alejandra Santiago, quien vive con su familia cerca del Parque MacArthur, lleva peleando un tentativo desalojo por más de un año.

Santiago, quien ha vivido en un edificio de apartamentos de la cuadra 300 al norte de la Calle New Hampshire por 13 años, dijo que nueve de las 12 unidades que tiene el edificio ya fueron desalojados.

“Hace un año vino un nuevo dueño de una manera muy agresiva ofreciendo llaves por dinero. Sí, ofrecían lo que correspondía, pero nos acosaban mucho y era muy estresante”, contó.

La mujer de 52 años dijo que a ella le ofrecieron hasta 40,000 dólares por desalojar su apartamento de una recámara donde vive con su esposo y sus dos hijas, pero ella no lo aceptó porque asegura que no vale la pena.

“Si yo dejo ese apartamento y me voy a rentar a otro lado con el precio que están ahorita las rentas no me alcanza para nada. Los 1,165 dólares que pago por el apartamento de una recámara pudieran subir hasta 3,000 dólares juntando los recibos de luz, gas y cable”, dijo Santiago explicando que su esposo de 64 años es el único sostén del hogar.

Debido a su experiencia, Santiago se unió al Sindicato de Inquilinos de Los Ángeles, un grupo de activistas que asesoran a inquilinos antes que sean desalojados.

Día del Inquilino

El miércoles por la mañana este grupo se unió a otras organizaciones pro-inquilinos se reunieron durante la “Cuarta celebración anual de inquilinos de Los Ángeles” que se llevó a cabo en el Parque MacArthur.

“Estamos aquí para pedir al alcalde que nos ayude a crear una moratoria del incremento de renta y que ya no haya rentas más altas”, dijo Pánfila Rodríguez, inquilina que vive en un apartamento single con sus dos hijos y su esposo.

Rodríguez dijo que ella y su familia ya han intentado buscar apartamento en otro lugar, pero o están muy caros o solo aceptan a dos personas.

“Vamos a continuar la lucha para que no nos desalojen y nos quedemos en nuestras viviendas”, dijo Rodríguez.

Steve Díaz, organizador con Los Ángeles Community Action Network (L.A. CAN) dijo que este es un día simbólico para elevar la voz de los inquilinos que enfrentan desalojo.

“Con la crisis de la vivienda y la crisis de la economía necesitamos asegurarnos que los residentes de la ciudad tengan un lugar donde vivir”, explicó.

Daniela Ortiz (der.) fue una de las inquilinas que se presentaron en el parquet MacArthur para exponer su problema de alquiler. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Daniela Ortiz (der.) fue una de las inquilinas que se presentaron en el parquet MacArthur para exponer su problema de alquiler. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Las opciones de inquilinos

Durante la celebración, los activistas y representantes de organizaciones ofrecieron una clínica de recursos y orientación legal.

Hay tres cosas muy importantes que los inquilinos deben saber: si la propiedad esta bajo el control de renta, si la razón por la cual están siendo desalojados es legal y si es legal la compensación que se les ofrece para que dejen vacante su apartamento, dijo Joel Marrero, abogado legal con Legal Aid Foundation of Los Angeles.

“Si piensan que no es justo que lo están desalojando o no están de acuerdo con el desalojo, yo les recomiendo que contacten al departamento de vivienda”, dijo Marrero.

El abogado dijo que las personas tienen derecho a recibir una compensación dependiendo de su edad y si tienen discapacidades. Estas podrían oscilar entre los 9,000 y 19,000 dólares, dependiendo de cada caso.

Díaz explicó que por ahora en la ciudad de Los Ángeles esta permitido un incremento de renta garantizado.

“Si la unidad esta cubierta por algo que se llama la renta de estabilización (RSO), cada año el dueño puede subir la renta en un 3%. Si paga luz y gas puede subir un porcentaje más alto, dependiendo de lo que ofrecen en la vivienda”, dijo el organizador. “Y eso es garantizado – sea la economía buena o mala”, añadió.

Explicó que un apartamento de una recamara en Los Ángeles en promedio cuesta 2,300 dólares.

?>