Los constituyentes le piden cuentas a la senadora Feinstein

La parlamentaria de 84 años muestra su apoyo a DACA y al cambio en el Partido Demócrata
Los constituyentes le piden cuentas a la senadora Feinstein
Dianne Feinstein ha estado en el cargo de senadora de California desde 1992. / Fotos: Aurelia Ventura.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

La senadora de California Dianne Feinstein llegó a Los Ángeles ayer para participar en un foro frente a cientos de personas que le pedían cuentas del trabajo que hace en el congreso de Estados Unidos.

El foro se llevó a cabo después de meses de intentos por parte de la organización progresista Indivisible para que la senadora hablara con sus constituyentes.

Sin embargo, la reunión que duró cerca de una hora se llevó a cabo a puertas cerradas en la iglesia First AME de Los Ángeles y solo se permitió la entrada a personas que obtuvieron boleto con anticipación.

Dicho evento atrajo a una gran mayoría de participantes anglosajones y las preguntas fueron escogidas por medio de una rifa.

Entre los muy pocos latinos que llegaron se encontraba Apolonio Morales, activista y representante de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA), quien dijo este fue considerado un evento histórico.

“Nosotros también llevábamos meses intentando reunirnos con ella [Feinstein] pero no se lograba”, dijo el activista.

Apolonio Morales (arriba), activista de CHIRLA, acudió a la reunión celebrada ayer en la iglesia First AME. / Foto: Aurelia Ventura

“Nosotros como CHIRLA queremos saber cómo va a resolver los temas de las deportaciones y cómo le está poniendo presión al presidente [Trump] para proteger a nuestras comunidades”, añadió Morales.

No todos llegaron a favor de la migración

Otro grupo de participantes estaba listos para presionar a la senadora en cuanto a tema migratorio pero no precisamente para defenderlo.

El republicano Arthur Schaper dijo no gustarle el trabajo que Feinstein ha hecho representando al Estado Dorado.

“Mi mayor preocupación es la inmigración ilegal y ella no está trabajando con este presidente. Ella está trabajando en contra del presidente”, dijo Schaper y señaló que Feinstein debe tomar en cuenta primero los problemas de los ciudadanos americanos.

“California está herida, tenemos veteranos sin ayuda, tenemos niños sin hogar, tenemos a los desamparados… Ella no toma pasos firmes, no ha hecho nada remarcable desde que tomó el lugar en el Senado en 1992”, aseveró.

El foro fue interrumpido en varias ocasiones por participantes molestos y quienes esperaban más respuestas de Feinstein; sin embargo, en ocasiones no la dejaban ni hablar.

También asistieron quienes están en contra de la senadora. / Foto: Aurelia Ventura

La parlamentaria dijo que hace poco se reunió con John F. Kelly, jefe de seguridad nacional de EEUU, y que éste le demostró abiertamente su oposición a la separación de familias y niños.

“Creo que él entiende. No creo que ningún partido va a permitir que los padres y sus niños sean separados”, respondió Feinstein cuando uno de sus constituyentes le preguntó sobre el tema.

En respecto a los 750,000 Dreamers, quienes poseen un permiso de trabajo y un alivio migratorio temporal, la senadora dijo que está muy complacida de conocerlos porque son “extraordinarios” y recordó que un tercio de ellos vive en California.

“Mi personal y yo monitoreamos muy cerca que ellos continúen protegidos… Voy a hacer todo lo que este en mi poder para garantizar que el programa DACA continúe. Somos muy afortunados de tenerlos en este país”, dijo Feinstein a los presentes, lo que provocó una ovación de aprobación por su postura.

Añadió también que las fuerzas de la ley se oponen rotundamente al término de la ley de “estado santuario”.

“Mi entendimiento es que se está trabajando en esto y que se harán algunos cambios. Hasta que ocurran esos cambios me gustaría revisarla para decidir si la apoyo o no”, añadió.

La senadora recalcó en repetidas ocasiones que el partido demócrata necesita apoyo puesto que tanto el Senado, la Cámara Baja y el presidente, todos republicanos, tienen el mando ahora.

También se comprometió a apoyar una legislación que frene el dinero corporativo de las elecciones e investigar las violaciones éticas de la administración de Donald Trump.

La activista Kate Mines de la organización progresista Indivisible y quien realizó preguntas de inmigración, dijo que le gustó la respuesta de la senadora pero que le gustaría ver un seguimiento de sus acciones a futuro.

“Nuestra gente que no comete delitos está siendo detenida y deportada… Debemos proteger a estas personas, los inmigrantes son una parte importante de este país no importa si eres refugiado o llevas 30 años aquí”, aseveró
Mines.