Este Día de la Tierra, planta un jardín… en casa

Cómo proteger la tierra y la vez decorar tu hogar
Este Día de la Tierra, planta un jardín… en casa
La belleza de los jardines no depende de la cantidad de agua que consumen.
Foto: Shutterstock

Los jardines vienen en todos los colores, tamaños y gustos. Los hay urbanos, autóctonos o comestibles. Pero la belleza de cada uno de ellos no depende siempre de la cantidad de agua que consumen.

En California, se pueden encontrar jardines de cactus y especies autóctonas que, por hallarse en su hábitat natural, no requieren del riego artificial de otras plantas, que son originarias de climas más húmedos.

Según información de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), el estadounidense promedio usa alrededor de 100 galones de agua por día. Esto equivale en promedio a casi 320 galones por familia.

El 30% de dicha cantidad se utiliza afuera del hogar, en su mayoría para jardines. En lugares de clima seco, el gasto de agua para exteriores puede llegar hasta el 60%. EPA estima que cada hogar consume 58,000 galones de agua por día, en su mayoría para riego.

Consejos para diseñar un jardín autóctono

  • Elige plantas nativas de California, que no requieran el riego intensivo de otras especies de diferentes climas.
  • Agrupa las plantas según su “sed”. Estas “hidrozonas” específicas te ayudarán a reducir el riego indiscriminado.
  • Sé selectivo con el uso de césped, que requiere el mayor porcentaje de riego. Sólo planta césped en zonas que tengan un uso práctico.
(Foto: Shuttershotck)

Planea tu jardín con plantas autóctonas que no requieran riego artificial.

Dime dónde vives y te diré qué plantar

Para seleccionar plantas indígenas de California, puedes visitar la página de la Compañía de agua Golden State, que recomienda distintas especies, según la zona

  • Por ejemplo, a los residentes del Valle de San Gabriel se les recomienda plantar Begonias, Cactus Golden Barrel, Garden Dahlias, Lavanda y Bell Flower (campanitas), entre otras.
  • A los residentes de San Dimas, en cambio, se les recomienda el Mexican Feathergrass, y la  Dark Princess Dahlia.
  • Los residentes de Carson, Compton e Inglewood pueden comenzar con una plantita de  Desert Honeysuckle, y una Snapdragon.

Para encontrar otras especies que se adapten al clima de tu domicilio, puedes visitar: http://www.gswater.com/california-friendly-landscapes/

Los jardines comestibles urbanos crecen en canteros y espacios pequeños, como balcones y terrazas. (Foto: Shuttershotck)

Del jardín a tu mesa

Más y más californianos optan por convertir su balcón o pequeña yardita en un jardín de vegetales. Ya que vas a invertir dinero en diseñarlo, tiempo en mantenerlo y agua para regarlo, ¿por qué no aprovechar para plantar una especie que también puedas comer?

Si estás interesado en comenzar un jardín comestible, compartimos algunos consejos que te pueden ayudar:

  • El primer paso es decidir qué vegetales quieres plantar. ¿Quieres hierbas y vegetales anuales o perennes (que solo duran por temporada)? El romero y otras hierbas como la menta, por ejemplo, pueden cosecharse durante todo el año. Considera su aspecto decorativo y cómo se verá tu jardín. Comienza combinando especies anuales con perennes.
  • Elige vegetales que realmente te guste comer. El entusiasmo por cosechar tu propia comida puede hacerte plantar vegetales que nisiquiera sabes cómo preparar. Pregúntante realmente cuántos tomates, ajís o alcachofas  puedes comer por día, antes de plantarlos por todo el jardín.
  • Sé realista. Determina cuánto tiempo por semana le puedes dedicar a tu jardín, antes de diseñarlo. ¿Vas a plantar en el balcón, o en el techo de tu casa? Recuerda que si no tienes el jardín relativamente a la vista, probablemente termines olvidándote de cuidarlo, una vez que se te pase el entusiasmo inicial.
  • Antes de comprar las semillas o pequeñas plantas, investiga qué tipo de clima, luz y riego necesita cada una de ellas.
Los mini huertos también son buena idea para tu hogar. (Foto: Shuttershotck)

Consejos para utilizar el agua de manera eficiente

  • Limita el riego de tu jardín a tres veces por semana, ya sea antes de las 8:00 a.m. o después de las 7:00 p.m. cuando baja el calor. Una manera efectiva de regar es hacerlo durante 2 ó 3 minutos, luego esperar 45 minutos y volver a regar por otros 3 minutos.
  • Apaga el sistema de irrigación durante periodos de lluvia y no riegues dentro de las 48 horas de una precipitación. Evita regar en días ventosos para evitar el desperdicio y la evaporación.
  • Asegúrate de que el sistema de irrigación está en buen estado, que no tiene pérdidas y que las salidas de agua están correctamente direccionadas.
  • Coloca mantilla (mulch) alrededor de árboles y plantas para evitar la evaporación y regular la temperatura del suelo.
  • Planta especies indígenas de California.

Para más información sobre el uso eficiente del agua e información sobre programas de reembolso por conservación, visita: http://www.gswater.com