Trump aún no cumple ni una de sus promesas tras 13 semanas en el poder

Trump se acerca al hito de 100 días de su presidencia enfrentando dificultades para cumplir sus promesas de campaña
Trump aún no cumple ni una de sus promesas tras 13 semanas en el poder
Trump se acerca a 100 días en el poder.
Foto: SAUL LOEB/AFP/Getty Images

WASHINGTON.- El presidente Donald Trump cumplió 13 semanas en el poder con la firma de sendas órdenes ejecutivas para “poner a EEUU de primero”,  cargadas de nacionalismo económico aunque sin efecto inmediato, y su continua defensa del combate contra los inmigrantes indocumentados.

Trump se acerca al hito de 100 días de su presidencia, el próximo 29 de abril, aquejado de una baja tasa de aprobación y con trabas políticas, legales y legislativas para cumplir sus promesas.

En cambio, su Administración ha montado una férrea defensa de su política migratoria.  Los secretarios de Justicia, Jeff Sessions, y de Seguridad Nacional, John Kelly, realizaron juntos una gira por la frontera del suroeste el jueves y viernes pasados, en la que defendieron el combate a la inmigración ilegal, a las pandillas y el crimen organizado.

El jueves, Sessions criticó a un juez de Hawaii que bloqueó la veda a inmigrantes musulmanes, y al día siguiente envió una carta a varias ciudades en California y otras ocho jurisdicciones, instándolas a cooperar con los agentes federales en las tareas de inmigración, o arriesgan la pérdida de fondos federales.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

A continuación, un resumen de los sucesos más destacados de la décimo tercera semana de Trump en el poder:

Defensa de su política migratoria.-  En una entrevista con la Associated Press, divulgada el viernes, Trump defendió su política migratoria al insistir en que el énfasis está en la deportación de criminales.

Trump dijo que los “Dreamers” pueden “quedarse tranquilos” porque las medidas policiales van en contra de quienes tienen expedientes criminales, pese a que grupos defensores de los inmigrantes han denunciado casos de inmigrantes no criminales.

Aunque no ofreció detalles, Trump afirmó que el sonado caso de la deportación del “DACAmentado” mexicano, Juan Manuel Montes, es distinto al de los “Dreamers”.

Su Administración ha dejado intacto el programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, que protege de la deportación a unos 750,000 “Dreamers”, pero no ha precisado cuál será su futuro.

Revisión de las visas “H-1B”.-  El martes pasado, Trump visitó la fábrica de herramientas Snap-on Tools, en Kenosha (Wisconsin), donde firmó una orden ejecutiva para iniciar una revisión “sistemática” y eventual reforma del sistema de visas “H-1B” que, según su Administración, ha sido objeto de abusos por parte de empresas.

EEUU concede visas “H-1B” a extranjeros no inmigrantes en áreas técnicas o especializadas, incluyendo tecnología, medicina, ingeniería y matemáticas, pero su Administración argumenta que muchas empresas las están utilizando indebidamente para desplazar a trabajadores estadounidenses.

La orden ejecutiva no cambia en absoluto en el límite anual de 85,000 para estas visas pero pide que los departamentos de Estado, Trabajo y Seguridad Nacional inicien una revisión exhaustiva del sistema actual de visas “H-1B” y hagan recomendaciones para su reforma.

La Administración Trump también dará prioridad en la concesión de contratos federales a empresas estadounidenses que utilicen productos “hechos en EEUU”.

Trump ha sido criticado porque, aunque se presenta como el defensor de los trabajadores, sus empresas en el pasado han contratado a extranjeros con visas “H-1B” y “H-2B” para sus proyectos.

Evaluación de posibles sanciones a importaciones de acero.-  Trump ordenó el jueves pasado un estudio sobre posibles sanciones a importaciones de acero que perjudiquen a empresas y trabajadores de la industria acerera en este país.

La orden ejecutiva está pensada para evaluar posibles castigos a países como China, que ha inundado el mercado estadounidense con su acero barato.

Los expertos advierten de que si EEUU adopta sanciones u otras medidas proteccionistas, eso podría desatar una guerra comercial, elevar el precio del acero y perjudicar a otras industrias que dependen de esas importaciones, como los fabricantes de automóviles o productos electrodomésticos.

Una mujer pasa junto a un televisor que muestra imágenes de archivo de un misil de Corea del Norte, en Seúl, Corea del Sur. Getty Images

“La espada está lista” contra Corea del Norte.-  El vicepresidente, Mike Pence, se encargó de dar una nueva advertencia a Corea del Norte si el gobierno de Pyongyang no desiste de sus ambiciones nucleares.

Enfundado en una chaqueta militar, Pence dijo el miércoles pasado, a bordo del portaaviones “Ronald Reagan” en una base militar de EEUU en Japón, que Washington tendrá lista una respuesta “eficaz y abrumadora” si Corea del Norte utiliza armas nucleares.

“EEUU siempre buscará la paz pero, bajo el presidente Trump, el escudo hace guardia, y la espada está lista”, afirmó Pence.

Días antes, la Administración tuvo que hacer una vergonzosa rectificación después de que Trump afirmara que el portaaviones USS Carl Vinson iba camino a Corea del Norte en una demostración de fuerza contra Pyongyang.

Trump dijo a la cadena Fox News el pasado 12 de abril que EEUU estaba enviando una “poderosa armada”, con el portaaviones y cuatro buques de guerra, a la península norcoreana.

Sólo que el portaaviones se dirigía en dirección opuesta, hacia Australia para una serie de ejercicios militares conjuntos, y a 3,500 millas de distancia de esa península.