Ya no hay sequía en California, pero ¿dejaremos de cuidar el agua?

Cómo la conservación de agua puede convertirse en un estilo de vida
Ya no hay sequía en California, pero ¿dejaremos de cuidar el agua?
Solo se permite usar la manguera cuando ésta tenga un dispositivo que permita controlar el flujo de agua.
Foto: Getty Images

Luego de meses de intensas e inesperadas lluvias y nevadas en California, el gobernador Jerry Brown anunció el último 7 de abril el fin de la sequía en el Estado Dorado.

Según información del Monitor de sequía de EEUU, en la actualidad, sólo el 8% de California sigue bajo condiciones de sequía, comparado con más del 90%, de un año atrás.

“La emergencia por la sequía ha terminado, pero la próxima sequía podría estar a la vuelta de la esquina”, advirtió Brown en una declaración. “La conservación [de agua] debe continuar como una manera de vida”, agregó.

A pesar de las fuertes precipitaciones, el Servicio Nacional de Meteorología (NWS) advirtió que aún existen zonas en las cuales la sequía podría persistir. Los condados de Fresno, Kings, Tulare y Tuolumne, aún continúan con las regulaciones del estado de emergencia.

Al mismo tiempo, un nuevo estudio de Nasa’s Jet Propulsion Lab encontró que en áreas del Valle de San Joaquín, el suelo se está hundiendo a un promedio de dos pies por año, como resultado del intenso bombeo para obtener agua subterránea.

Es por todas estas razones que, como precaución, la orden ejecutiva del gobernador incluye continuar con los esfuerzos de conservación de agua de los últimos años.

“La sequía redujo la producción agrícola en algunas regiones, mató a unos 100 millones de árboles, dañó la vida silvestre y perjudicó el abastecimiento de agua potable para muchas comunidades rurales. Las consecuencias de millones de árboles muertos y la disminución de las cuencas de agua subterráneas continuarán desafiando al estado por años”, recordó el anuncio estatal.

Conservación como estilo de vida

A continuación compartimos algunos de los usos de agua prohibidos, de la Comisión de Servicios Públicos de California, y de la Junta de Control de Recursos Hídricos del Estado.

Sigue siendo prohibido:

  • Usar una manguera para lavar el carro. Sólo está permitido en el caso de que la manguera esté equipada con un dispositivo que permite cerrar de inmediato el flujo de agua, cuando no se utiliza.
  • Regar las aceras.
  • Usar agua en fuentes decorativas, excepto cuando la fuente tiene un sistema de recirculación de agua.
  • Regar durante y dentro de las 48 horas posteriores a una precipitación.
  • Llenar lagos o estanques ornamentales, a menos que estos contengan vida acuática.

Otras restricciones

  • Los restaurantes sólo deben servir agua cuando el cliente así lo requiera.
  • Los hoteles y moteles deben informar a sus clientes, de manera comprensible, la opción de no cambiar diariamente las toallas y sábanas usadas durante una misma estadía, para ahorrar el agua que supone su lavado.

Si sabes de alguien que está desperdiciando agua, puedes informarlo a:

http://www.gswater.com/report-water-waste/

https://www.calwater.com/conservation/water-waste-report/