5 alimentos que incrementan tu productividad laboral

Dietistas registradas explican por qué ciertos componentes nutricionales estimulan la energía y el enfoque mental durante las horas de trabajo

Los alimentos ricos en Omega 3, así como los carbohidratos no refinados, ayudan —entre otros— a mantenerse la  energía y la mente enfocada todo el día.
Los alimentos ricos en Omega 3, así como los carbohidratos no refinados, ayudan —entre otros— a mantenerse la energía y la mente enfocada todo el día.
Foto: Shutterstock

Una buena alimentación es clave no solo para la salud física y mental sino también para mejorar el rendimiento laboral.

“Cuando ingerimos a diario los alimentos que poseen las vitaminas, minerales y aminoácidos que ayudan a reducir la sensación de cansancio o fatiga y que incrementan la capacidad de concentración, nuestro rendimiento laboral incrementa, así como nuestro bienestar general”, asegura la dietista registrada Sylvia Klinger, basada en Chicago, Illinois.

Además de la sana alimentación se requiere del buen sueño y mantenerse alejados de ciertos alimentos que por su alto contenido de azúcar y malas grasas embotan mentalmente y roban la energía.

La dietista registrada Carolina Herrera, vinculada a Kaiser Permanente en Panorama City, describe a continuación algunos de esos alimentos más poderosos que  ayudan a incrementar la energía y concentración, para lograr un alto rendimiento laboral.

Nueces y semillas

Están repletas de proteínas y grasas saludables tanto para el corazón como para la satisfacción del hambre, que ayudan a mantener la energía durante todo el día.

“Las nueces y semillas son una gran fuente de vitamina E, que muchos estudios han relacionado con mejorar la concentración y prevenir la pérdida de la memoria. También son ricas en antioxidantes y aminoácidos,  excelentes para el mantenimiento de la buena salud del cerebro”, detalla Herrera.

La nueces y semillas están cargadas de vitamina E, que es buena para la salud del cerebro. /Shutterstock

Carbohidratos no refinados

“A menudo oímos que los carbohidratos son opciones pobres para aumentar la energía. Sin embargo, tenemos que aprender a distinguir con claridad entre los carbohidratos complejos no refinados y los carbohidratos refinados”, detalla la dietista Herrera.

Los carbohidratos complejos no refinados, como lo son la quinoa, la batata (papa dulce), el arroz, el pan y las pastas integrales (o elaboradas con granos enteros) ayudan a incrementan la energía, ya que actúan como una fuente del combustible principal del cuerpo.

Los carbohidratos no refinados, o elaborados con granos enteros, incrementan y mantienen la energía durante todo el día. /Shutterstock

Bananas

Las bananas o plátanos son una gran fuente de energía y perfectas como parte de un desayuno saludable y equilibrado. Son ideales también para ingerirlas como merienda al mediodía o media tarde para mantenerse satisfecho y energetizado.

“[Las bananas] son una fuente excelente de potasio, un mineral que se sabe apoya la función cerebral y la memoria”, profundiza Herrera.

Las bananas contienen potasio que es excelente para energetizar tanto la mente como el cuerpo./Shutterstock

Espinacas

Las espinacas contienen una alta concentración del aminoácido L-tirosina que se utiliza en la producción de una serie de hormonas y neurotransmisores, incluyendo la dopamine (o dopamina), que juega un papel importante en el mantenimiento de la concentración y reducción del estrés.

Las espinacas contienen un alto contenido de L-tirosina, un aminoácido que ayuda a mantener la concentración y reduce el estrés. /Shutterstock

Alimentos ricos en omega 3

Entre los alimentos que contienen una gran cantidad de los ácidos grasos omega 3 se encuentran la trucha, el salmón, las nueces, la linaza, las semillas de chía y las algas.

“Incluir cantidades suficientes de estas poderosas grasas es esencial para las funciones cerebrales, incluyendo la del rendimiento y la buena memoria”, detalla Herrera. “De hecho, los estudios han demostrado que la carencia de estas grasas puede estar vinculada a la declinación cognoscitiva y, por lo tanto, muchos científicos las han catalogado como protectoras [de la función cerebral]”.

Los alimentos que poseen omega 3 ayudan a fortalecer y conservar las funciones cognoscitivas del cerebro. /Shutterstock

Chocolate negro

En las investigaciones médicas, el chocolate negro se ha asociado con muchos beneficios para la salud, incluyendo el mejoramiento del funcionamiento y salud del cerebro. Y esto se debe a que está cargado de flavanoles, un grupo de fitoquímicos poderosos que en los estudios ha demostrado ser un protector contra la pérdida de la memoria, especialmente a medida que se envejece.

Para ingerir el chocolate negro beneficioso para la salud cerebral, Herrera señala que a la hora de seleccionarlo se debe escoger el más oscuro (es decir, que tenga un porcentaje alto de cacao puro).

Y como el chocolate contiene altas calorías, la dietista registrada recuerda que debe comerse con moderación “para conferir sus beneficios”.

El chocolate negro está cargado de flavanoles, un grupo de fitoquímicos que protege contra la pérdida de la memoria./Shutterstock

 

Consumo balanceado

Y para lograr los beneficios de los alimentos anteriormente enumerados, Herrera enfatiza que es importante ingerir siempre los tres alimentos importantes del día y mantener bien hidratado.

“Cada una de las comidas importantes del día debe estar balanceada [o equilibrada] con los diferentes grupos alimenticios y debe ingerirse oportunamente. Es decir, comerse a la hora correspondiente del día”, explica. “Si solo se tienen una o dos comidas por día y solo se incluyen en cada una uno o dos grupos de los alimentos mencionados no se logran sus beneficios”.

“El comer oportunamente es clave para el buen rendimiento porque ayuda a que el cuerpo se mantenga sin sentir hambriento, algo que ayuda a que la mente se mantenga centrada en lo que está haciendo”, concluye Herrera.