100 días de Trump: calientan motores con más arrestos pero aún no hay más deportaciones

La retórica y la práctica se han unido para lograr atemorizar a toda una comunidad inmigrante, pero hasta ahora las acciones del gobierno de Trump no han resultado en deportaciones masivas, aunque están preparandose para ello. Muchos indocumentados siguen teniendo bajo riesgo.
Sigue a La Opinión en Facebook
100 días de Trump: calientan motores con más arrestos pero aún no hay más deportaciones
La mayoría de las acciones de agentes de ICE han estado enfocadas en personas con órdenes pendientes de deportación y delitos en su record. (Foto: ICE)
Foto: Michael Johnson / U.S. Immigration and Customs Enforcement

Inmigración fue uno de los temas centrales de la campaña de Donald J. Trump, si no el más importante de ellos. La promesa de mano dura: muro fronterizo, “fuerza deportadora”, expulsión de millones de indocumentados estuvo a diario en su retórica de campaña.

Pero ¿qué tanto ha cumplido Trump sobre el tema en estos primeros 100 días de gobierno?

A continuación, respondemos a la pregunta, destacando los puntos más importantes al respecto de los últimos 100 días tras consultar las cifras y entrevistar a diversos expertos y activistas.

Aumentaron los arrestos de indocumentados, especialmente personas sin delitos y del interior del país

A punto de cumplirse los 100 días del gobierno de Donald J. Trump, los arrestos de inmigrantes indocumentados o potencialmente “deportables” en el interior del país aumentaron en un 32.6% con respecto al mismo período el año pasado.

El mayor aumento se registró entre las personas que no tienen antecedentes criminales o un delito en su haber, de hecho, esta categoría se duplicó con respecto al año pasado.

En comparación, el arresto de personas con delitos en sus antecedentes aumentó solo un 15%.

Esto indica que Trump no ha cumplido la promesa de concentrarse principalmente en los llamados “bad hombres” o inmigrantes delincuentes, que fue tan central durante su campaña.

Esto en parte se debe al cambio en prioridades de este gobierno, explicó Julie Woods, ex sub secretaria de DHS bajo el gobierno de Bush y actual presidente de una empresa se seguridad llamada Guidepost Solutions.

“Está claro que se están enfocando más en las deportaciones del interior del país versus la frontera, que era el enfoque más reciente del gobierno de Obama, los recién llegados”, dijo Woods. “Y también en el hecho de que el tener delitos ya no te hace de baja prioridad, si has tenido anterior contacto con ICE”.

Angélica Salas, activista y directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes CHIRLA explicó que antes era posible evitar deportaciones de personas que no tuvieran delitos, aunque tuvieran deportación previa si tenían lazos en la comunidad.

Esto se está haciendo mucho más difícil, si no imposible.

Citó el caso de Manuel Mosqueda, un pintor al que arrestaron en enero en Los Angeles, sin antecedentes pero con una orden de deportación pendiente y familia que dependía de él.

“Se hizo todo lo que se pudo pero ICE no quiso considerar el daño que le iban a hacer a sus hijos ciudadanos”, dijo Salas.

Aún no ha habido más deportaciones que el año pasado

Sin embargo, mientras aumentaron los arrestos, las deportaciones todavía no han sido masivas. De hecho, las llamadas “remociones” (Removals es el nombre técnico de deportación bajo la ley) desde que Trump llegó a la Casa Blanca, han bajado en 1.2% respecto al mismo período en 2016.  En total 54,741 fueron removidas del país, un poco menos que el año pasado.

Lo que esto quiere decir es que las deportaciones tomarán un tiempo en aumentar, como consecuencia de la mayor actividad de agentes de ICE en el interior y contra grupos que antes estaban protegidos, dijo Muzzafar Chishti, experto en inmigración del Migration Policy Institute.

“Toma tiempo en deportar a personas, particularmente las que tienen un abogado peleando su caso y que además tienen algún recurso legal que ejercer antes de que los deporten”, dijo Chishti.

La activista Salas dijo que dado el cambio en las tácticas y las órdenes ejecutivas emitidas, esperan que el número de deportados aumente en los próximos meses e incluso supere a los años récord de Barack Obama.

“Creo que lo que estamos viendo es solo el comienzo”, dijo Salas. “Aún no hemos visto lo peor de este gobierno”.

Mayor riesgo para quienes tienen órdenes de deportación y delitos en su haber

Aunque los activistas han enfatizado que muchos de los detenidos han sido personas sin delitos en su record muchos de los arrestados en casos que se han publicitado han sido personas con una orden de deportación pendiente desde hace años.

Como ejemplo del tipo de deportaciones crueles, pero que entran dentro de esa categoría de alto riesgo están los casos de Maribel Trujillo, una mamá de 4 hijos en Ohio y Roberto Beristaín, el esposo de una partidaria de Trump en Indiana.

En ambos casos hubo muchas protestas y una cruel separación familiar, pero ambos tenían órdenes de deportación pendientes o casos de deportación en proceso desde hacía años, dijo Mark Silverman, abogado del Immigration Legal Resource Center.

Lo mismo puede decirse del caso de Guadalupe Rayos, la madre deportada en Phoenix al principio del gobierno de Trump. Ella también tenía una orden de deportación pendiente.

“Sin duda es cruel separar a padres de sus hijos, y es mala fe deportarlos si son personas que se reportaban con ICE cada año y les habían permitido quedarse bajo el gobierno anterior”, dijo Silverman. “Pero en estos casos todos tenían procesos viejos de deportación”.

Aunque hay más personas vulnerables a ser arrestadas, muchos siguen siendo de bajo riesgo

Es cierto que el gobierno de Trump emitió órdenes ejecutivas y memos que amplían las llamadas “prioridades” de deportación, haciendo que más personas sean vulnerables a ser expulsado, pero el enfoque en estos casos llamativos exagera el riesgo que la inmensa mayoría de indocumentados tiene, explicó Silverman.

“Las personas que no tienen órdenes previas de deportación, deportaciones previas o delitos en su haber corren muy poco riesgo”, dijo Silverman.

Si bien es cierto que las órdenes de arriba parecen ser “arrestar a todo indocumentado que se atraviese en el camino de los agentes de ICE”, hasta ahora NO HA HABIDO REDADAS NI A SITIOS DE TRABAJO NI POR LAS CALLES.

“Aún si alguien que no esté entre los grupos de alto riesgo pero esté indocumentado cae en manos de ICE, o ICE llega a sus casas, es mucho lo que pueden hacer para ejercer sus derechos y evadir el arresto o evitar la deportación”, dijo Silverman.

Hay mucha gente en estado de pánico por la retórica de Trump y la cobertura de los medios, agregó el abogado.

“Pero la realidad es que la mayoría no está en riesgo inminente”, apuntó.

Gobierno de Trump actuó de inmediato pero la implementación toma tiempo

A pesar de que las órdenes ejecutivas sobre inmigración se publicaron en rápida sucesión pocos días después de la toma de posesión de Trump, mucho de lo que contienen son cambios que tomará tiempo y muchísimo dinero de implementar.

Según Chishti, la contratación de 10,000 nuevos agentes de ICE y CBP y la expansión de programas de cooperación policial estilo 287g tomarán tiempo. La contratación de agentes requiere dinero de parte del congreso y tiempo para reclutar y entrenar.

“Este va a ser un gran reto, no existe el dinero para contratar a estos agentes aún y aún que existiera, para que fueran efectivos se debería contratar también a más jueces de inmigración, más personal de apoyo etc, lo cual no es tan llamativo como contratar agentes, pero igual de necesario para aumentar deportaciones”, dijo Woods.  “Va a ser un reto grande llevar esto a cabo”.

Los cruces fronterizos han bajado, precio de coyotes han aumentado

Un aparente logro del gobierno actual es la reducción en el cruce fronterizo entre los meses de enero y marco, un período en el que este normalmente aumentaba.

Los arrestos fronterizos bajaron en 40% entre enero y febrero y 35% entre febrero y marzo. En los últimos 17 años, las detenciones siempre aumentaban en estos mismos meses.

“Hay que reconocer este cambio”, dijo Chishti.

Wood dijo que la retórica de Trump y el mensaje en general puede ser parte de esta disminución en los cruces.

Los precios de los coyotes también han aumentado en el mismo período, revelando que el “mercado” está en funcionamiento, ya que se percibe que el cruce es más difícil y por tanto, es más caro.

Doris Meissner, ex comisionada del INS bajo el gobierno de Bill Clinton dijo que no está claro si esa tendencia seguirá igual o es algo temporal.

El próximo gráfico revela la disminución de arrestos en la frontera, que refleja que hay menos personas cruzando ilegalmente, incluyendo a menores de edad, familias y otros migrantes.

Los casos contra deportaciones que se ganaron durante el gobierno de Obama, están ahora en peligro

Angelica Salas, de CHIRLA, explica que el cambio en prioridades afecta a miles y miles de personas que ganaron una deportación diferida en los últimos dos años del gobierno de Obama y que deben reportarse mensualmente a ICE para renovar sus permisos.

Como se ha visto en varios casos recientes, muchas personas están siendo arrestadas cuando se presentan a sus citas con ICE.

“Es algo que habíamos ganado con mucho trabajo y ahora se está perdiendo”, dijo Salas.