Niños se hacen ciudadanos gracias a sus padres

Menores no tienen que hacer un examen para obtener la naturalización
Sigue a La Opinión en Facebook
Niños se hacen ciudadanos gracias a sus padres
Iris Mabel Flores es una joven hondureña que juramentó este lunes como ciudadana de Estados Unidos. (Francisco Castro)

Iris Mabel Flores, de 17 años, vivió este lunes un momento especial.

Aunque viaja con pasaporte estadounidense desde hace varios años, gracias a que su padre – el salvadoreño Juan Flores se naturalizó, convirtiéndose ella en ciudadana automáticamente – no fue hasta ayer que levantó su mano y juró oficialmente lealtad al país en que el que ha vivido desde 2003.

“Es emocionante. Aunque ya era ciudadana, esto ya es oficial. Me siento libre. Sé que puedo lograr más, ir más allá”, dijo la joven.

Iris fue una de 30 menores de edad de 11 diferentes países que juramentaron durante una ceremonia especial en la biblioteca públilca Mid Valley del Valle de San Fernando.

Iris optó por obtener su certificado de ciudadanía luego que la Universidad de California, Riverside se lo pidió como prueba de nacionalidad.

“Me pidieron prueba que yo era legal en este país”, contó la jovencita que quiere estudiar medicina. “Me hizo sentir mal, me hizo ponerme en los zapatos de otras gentes, y me hizo sentir agradecida que tengo (la ciudadanía)”.

Fue un día muy emotivo también para su padre.

“Es un paso muy importante. Las leyes están cambiando. Ella esta viendo los cambios con los hispanos y al tener ella sus 18 años ya puede votar”, dijo el orgulloso padre.

Rosa Rodríguez, de 17 años, junto a su padre Reyes Rodríguez. La jovencita tomó el juramento de naturalización en una biblioteca pública del Valle de San Fernando este lunes. (Francisco Castro)
Rosa Rodríguez, de 17 años, junto a su padre Reyes Rodríguez. La jovencita tomó el juramento de naturalización en una biblioteca pública del Valle de San Fernando este lunes. (Francisco Castro)

 

Ciudadanía a través de los padres

La mayoría de los niños nacidos en México, Israel, Cora del Sur y Rusia – entre otros – obtuvieron la ciudadanía cuando sus padres se hicieron ciudadanos.

Es por eso que Susan Curda, directora de Distrito para la Oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) en Los Ángeles, alabó los sacrificios hecho por los progenitores.

“Ustedes tienen suerte porque sus padres hicieron todo el trabajo por ustedes”, les dijo. “Ellos dejaron sus países y todo lo que les era familiar para que ustedes pudieran tener mejores oportunidades”.

Curda explicó a La Opinión que una vez un padre logra la ciudadanía, sus hijos menores de edad automáticamente reciben este beneficio, pero es opción de ellos obtener un certificado.

Para recibirlo, deben someter una solicitud y pagar por el trámite. Pero no tienen que tomar el examen de ciudadanía como los adultos.

La ceremonia de juramentación también es opcional. El certificado se lo pueden enviar a las casas por correo.

Pero es algo que no se quizo perder Rosa Rodríguez, de 17 años.

Ella viajó desde Paso Robles junto a sus padres para estar presente en la ceremonia.

“Estoy emocionada. Ya soy ciudadana americana. Estoy feliz y alegre. Ya no me pueden decir nada”, dijo la jovencita.

Fue hace dos años que Reyes Rodríguez, su padre, se hizo ciudadana y quizó que su hija también tuviera esa oportunidad.

“Esto es bueno porque así tenemos voz y voto en este país”, dijo el padre.