Alertan sobre posible estafa a compradores de auto que negocian en español

Se trata de un problema que va en aumento y afecta a los compradores que no hablan inglés
Alertan sobre posible estafa a compradores de auto que negocian en español
Foto: Ciro Cesar / La Opinion

A la hora de comprar un automóvil, ponte muy listo, sobre todo si no hablas bien inglés.

En los últimos dos años, algunos hispanos en el condado de Los Ángeles han reportado sentirse estafados porque mientras que negocian la compra en español, a la hora de decidirse, el contrato lo firman electrónicamente en inglés sin saber exactamente qué firmaron.

“Esta práctica se ha vuelto algo común, sobre todo entre quienes no dominan el inglés”, denunció el abogado David Valdez Jr.

“Al cliente no le ofrecen el contrato por escrito traducido en su idioma para revisarlo. En cambio cuando trataban de convencerlo para que se animara a comprar el vehículo, en español le hablaban de un precio, abonos y condiciones financieras que no son las mismas que al final aparecen en el contrato electrónico en inglés”,  aseveró.

Algunas veces los compradores ni siquiera pueden ver los contratos en la pantalla de la computadora antes de agregar su firma electrónica.

Lo peor es que el cliente se da cuenta que está metido en un problema cuando se lleva el auto a su casa”, dijo.

Demandas

Valdez ha entablado al menos tres demandas contra dos distribuidores de autos de Toyota y Lexus y Toyota Motor Credit Corporation.

“El problema no es solo con Toyota o Lexus. Alrededor de ocho clientes me han expuesto el problema de no traducción en su idioma o contrato electrónico, o los dos juntos; y entre cinco y 10 han venido a verme para contarme que han pasado por lo mismo, pero no se han decidido a tomar acción legal”, comentó.

Hizo ver que lo que se busca con las querellas es rescindir el contrato de compra del auto, devolver el vehículo y que les restituyan a sus clientes los pagos que hicieron, ya que no fue lo que pactaron en la negociación en español y por no proveerles un contrato escrito traducido en su idioma.

Mi recomendación a los compradores de auto que negocian en cualquiera idioma que no es inglés, es que no compren nada sin antes leer y revisar bien el contrato escrito en su idioma”, aconsejó el litigante.

El problema no es exclusivo de algunas distribuidoras locales, la revista Forbes en su artículo “Alerta de abusos en contratos electrónicos: cómo los distribuidores de autos falsifican sus préstamos de auto”, reportó que los contratos electrónicos pueden resultar fáciles y muy convenientes, pero han generado quejas y demandas de los consumidores por todo el país.

“Algunos distribuidores de autos poco éticos han usado contratos electrónicos para cambiar más de lo que han acordado en el precios de venta, añadido cientos de miles de dólares en accesorios que los consumidores no quieren ni acordaron compra”, publicó Forbes.

Es una violación de la ley de California que un distribuidor no proporcione un contrato completo en español; o que usen contratos electrónicos aunque cada día se hace más común.

Proyecto de ley preocupante

Varios grupos de apoyo a los consumidores – como la Federación de Consumidores de Californiaestán preocupados por el proyecto de ley AB 380 que se presentó en Sacramento y que haría más difícil para las víctimas de prácticas ilegales al momento de comprar un auto, probar que fueron estafadas.

“Si se hace ley esta medida va a exacerbar el problema, ya que va a permitir el uso de contratos electrónicos al comprar y rentar autos. De manera que el comprador no va a poder ver la traducción del contrato antes de firmarlo”, dijo el abogado Valdez Jr.

El autor de la medida es el asambleísta demócrata de Van Nuys, Matt Dababneh.

“Yo no apoyo las prácticas rapaces a los consumidores al ofrecer contratos electrónicos, pero entiendo que el futuro avanza hacia transacciones y documentos electrónicos. Por eso presenté la AB380”, explicó Dababneh.

“Mi medida asegura que no se aprovechen de nuestros consumidores con esta nueva tecnología, ya que promueve protecciones importantes”, mencionó.

Aclaró que las provisiones de la medida explícitamente precisan que los consumidores pueden optar por no aceptar la alternativa electrónica.

Yo tomo muy en serio las protecciones al consumidor y siempre son mi consideración principal cuando presento una legislación“, expone.

Derrick Justin Brown, portavoz de Toyota Motor Credit Corporation, dijo que no tenían comentarios por el momento debido a que las demandas están en proceso.

La Opinión tampoco ha recibido respuesta de los abogados de las distribuidoras de autos Toyota Glendora u Keyes Lexus incluidas en las demandas.