Mexicanos ya no son mayoría en cruces ilegales por la frontera

Se han detenido más personas de otras nacionalidades que de México, indica el Centro de Investigación Pew
Mexicanos ya no son mayoría en cruces ilegales por la frontera
A pesar de las políticas migratorias de Trump, indocumentados se arriesgan a cruzar el río Bravo.
Foto: John Moore/Getty Images

WASHINGTON.- Los mexicanos ya no conforman la mayoría de quienes cruzan ilegalmente la frontera hacia EEUU, donde además la población indocumentada en 2016 se mantuvo sin cambios significativos respecto al final de la “Gran Recesión”, según un informe divulgado este martes por el Centro de Investigación Pew.

El estudio se apoya en datos del censo de marzo de 2016, el último año completo del segundo mandato del presidente Barack Obama, y por lo tanto no refleja el impacto de la nueva política contra la inmigración ilegal del presidente Donald Trump, que prevé más arrestos y deportaciones y más vigilancia fronteriza.

En 2015, la población indocumentada, entonces de 11 millones, por primera vez fue inferior al total que se registró cuando terminó la “Gran Recesión” en 2009, según el documento.

El estudio de Pew además deja constancia de que a partir de 2016, el número de mexicanos indocumentados se mantuvo sin cambios pero su proporción bajó al 50% del total.

Es decir, es la primera vez desde al menos 2005 que los mexicanos no conformaron la mayoría de los inmigrantes indocumentados en EEUU.

Los mexicanos habían constituido el grupo más extenso entre la población indocumentada, y de hecho fueron la mayoría por al menos una década. Sus números alcanzaron una cifra máxima de 6,9 millones, o el 57% del total, en 2007, pero ésta bajó a 5,8 millones en 2014, y a 5,6 millones al año siguiente.

A partir de 2016, según cálculos preliminares, los mexicanos son el 50% del total de inmigrantes indocumentados.

Mientras, ha habido un aumento en el del resto de extranjeros indocumentados de otras partes del mundo, que pasó de cinco millones en 2009 a 5,4 millones en 2015, y a 5,7 millones el año pasado, según el documento.

Ahora, Centroamérica y Asia son las dos regiones de origen que predominan entre los inmigrantes indocumentados en EEUU, después de México.

El número de inmigrantes indocumentados de Sudamérica, entretanto, bajó levemente entre 2009 y 2015.

Según cálculos preliminares del Centro, la población indocumentada en 2016 fue de 11,3 millones, una estadística igual a la de 2009, el último año de la “Gran Recesión”, y un poco menos que la de 11 millones en 2015.

No obstante, la cifra total sigue siendo más del triple de la registrada en 1990, cuando se situaba en 3,5 millones.

La población indocumentada aumentó drásticamente a 12,2 millones en 2007, cuando comenzó la recesión de dos años que contribuyó a un descenso posterior en la cifra.

El informe advirtió de que los datos de 2016 no determinan de forma fehaciente si la población indocumentada continuó en descenso, se mantuvo fija, o incrementó.

Cifras oficiales a partir de enero pasado indican que las autoridades arrestaron a más extranjeros no mexicanos que mexicanos en la frontera en el año fiscal 2016, por segunda vez desde el año fiscal 2014.

El declive de la población indocumentada refleja el número de personas deportadas, de personas que regresan a sus países de origen de forma voluntaria, de quienes se legalizan o, en algunos casos, fallecen.